Archivo mensual: noviembre 2011

NUESTRO MAS SENTIDO PESAME A JOSE JUIS RAMOS Y SU FAMILIA

por el fallecimiento de su padre, luego de prolongada y dolorasa enfermedad.

Miriam-Oscar

Deja un comentario

Archivado bajo Economia

ARTICULO PUBLICADO EN:

ATLANTICO

Publié le 4 novembre 2011

Cuba : les réformes en trompe l’œil de Raul Castro

Miriam Leiva

Deja un comentario

Archivado bajo Economia

NUEVO REDIMENSIONAMIENTO DE LA AGROINCUSTRIA CUBANA

Nuevo redimensionamiento de la agroindustria azucarera cubana

Viernes, Noviembre 25, 2011 | Por Oscar Espinosa Chepe cubanet

LA HABANA, Cuba, noviembre (www.cubanet.org) – El gobierno cubano anunció la disolución del Ministerio del Azúcar y en sustitución creó “una organización superior de dirección empresarial (OSDE)”, denominada simplemente Grupo Azucarero. La eliminación del MINAZ se esperaba hacía tiempo. No tenía sentido mantener una inmensa estructura burocrática para atender una actividad económica que hace tiempo perdió la importancia disfrutada durante siglos en la sociedad cubana.

Aunque no se conocen los resultados de las zafras 2009-2010 ni 2010-2011, los estimados realizados por varias fuentes con experiencia en la materia reflejan que sólo fueron superiores al millón de toneladas de azúcar, o sea, magnitudes no muy alejadas de los niveles productivos logrados a finales del siglo XIX, antes de que comenzara la Guerra de Independencia en 1895. Cuba, que fue la gran exportadora del mundo en muchos momentos, con una industria azucarera que constituía la columna vertebral de su economía, ha tenido que importar azúcar en los últimos años de Brasil y Colombia, fundamentalmente, para poder abastecer su racionado mercado interno.

La industria está prácticamente destruida, con una capacidad de molida de algo más de un tercio de la existente en 1990, cuando existían 156 ingenios y la superficie cosechada se redujo de 1,4 millón de hectáreas en la Zafra 1989-1990 a 431,4 miles de hectáreas en las correspondiente a 2009-2010. En cuanto a los rendimientos por área, la caída ha sido sustancial, llegándose a 26,7 toneladas por hectáreas en la campaña 2009-2010, con cierta recuperación en la última realizada que la sitúan en 32,5 ton/ha según datos preliminares. Ambas cifras son muy distantes de los niveles mundiales de 71 ton/ha obtenidos en 2007-2009, según la FAO. Una situación igualmente desastrosa tiene el rendimiento industrial, que desde hace muchos años no supera las 11 toneladas de azúcar obtenida por 100 toneladas de caña procesada; muy distante de los niveles logrados antes de 1959, cuando en algunos de los diez años anteriores superó las 13 toneladas.

Según las informaciones, el Grupo Azucarero estará constituido por 22 empresas. De ellas 13 azucareras, distribuidas en todas las provincias del país, con excepción de Pinar del Río y La Habana, las cuales administrarán los 56 centrales que se mantendrán activos. Las restantes 9 empresas tendrán como objetivo labores de apoyo y servicios. Adicionalmente existirán 3 unidades presupuestadas, de las cuales dos dedicadas a la investigación: el Instituto Nacional de la Caña de Azúcar (INICA) y el Instituto Cubano de los Derivados de la Caña de Azúcar (ICIDCA), a lo que se agrega el Centro Nacional de Capacitación Azucarera (CENECA). De acuerdo con el Decreto-Ley No 287, que dispone la extinción del MINAZ, se traspasa esencialmente al Ministerio de la Agricultura (MINAG) lo concerniente al control, protección y desarrollo del fondo de tierra destinado fundamentalmente a la producción cañera, así como la aplicación de lo normado en cuanto a sanidad vegetal en el cultivo de la caña de azúcar.

Asimismo, el Ministerio de Economía y Planificación (MEP) quedó responsabilizado con las asignaciones de los recursos para las producciones de caña, azúcares y derivados. El Ministerio de Comercio Exterior e Inversión Extranjera mantiene la política y estrategia de comercialización de los productos de la industria azucarera en mercados externos, así como el control de las inversiones de capital extranjero. El ferrocarril cañero se integra al sistema empresarial del Ministerio de Transporte (MITRANS), y la producción de materiales y brigadas constructoras que antes laboraban en el MINAZ se transfirieron a los gobiernos locales y al Ministerio de la Construcción. Otras funciones que ejecutaba el MINAZ, no relacionadas directamente con la producción agro-azucarera, se trasladaron a los organismos correspondientes.

Con esas decisiones, el Grupo Azucarero nace con muchas restricciones y sin poder asegurar directamente los recursos necesarios para realizar su gestión. Incluso, como es el caso del ferrocarril cañero, al trasladarse al MITRANS pierde un medio tradicionalmente manejado por la industria, sin requerir coordinaciones con otros organismos o entidades. Así continuará la falta de control directo sobre los insumos y la intervención de organizaciones intermediarias en las negociaciones para las inversiones urgentemente requeridas para reconstruir la actividad azucarera.

Aunque la decisión de disolver el Ministerio del Azúcar y acercar los niveles de decisión a la base es correcta, obteniéndose ahorros por la reducción en un 45,0% de trabajadores innecesarios -fundamentalmente administrativos-, resulta preocupante la cantidad de organismos de los cuales el Grupo Azucarera dependerá.

Para rehabilitarse, la industria necesita autonomía y la toma de decisiones ágiles. No se puede perder más tiempo en reconstruir la industria azucarera cubana, en momentos cuando el precio del azúcar se mantiene a niveles altos. Cada día perdido en restaurar la absurdamente destruida industria azucarera representa inmensas pérdidas de ingresos para el país. El asunto no sólo es reestructurar, sino reconstruir con celeridad la agroindustria, permitir la toma de decisiones efectivas con agilidad y motivar nuevamente a los agricultores y trabajadores azucareros a producir en condiciones rentables.

Deja un comentario

Archivado bajo Economia

SURGE LA COMUNIDAD DE ESTADOS LATINOAMERICANOS Y CARIBENOS (CELAC)

El ambiente político latinoamericano ha evolucionado dentro de los marcos democráticos, aun cuando los resultados de las elecciones sean utilizados para imponer prácticas populistas y prolongar la permanencia en el poder, como sucede en Nicaragua y Venezuela

Miriam Leiva, La Habana | 29/11/2011 CUBAENCUENTRO

La Cumbre de Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno que tendrá lugar en Caracas, los días 2 y 3 de diciembre, tiene el propósito de establecer la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), en la que ha resaltado la ausencia de Canadá y, sobre todo, de Estados Unidos. Sin embargo, la heterogeneidad de sus 33 integrantes augura que no se tratará de una organización para la confrontación con los poderosos de la región, sino de concertación para la búsqueda de entendimiento y la cooperación entre sí, a fin de afrontar los grandes retos de la época actual.

Es una etapa avanzada en el proceso iniciado en la región hace décadas, al estilo del curso seguido con limitado éxito en África, con auge en Asia y fundamentalmente Europa. Diversas agrupaciones se crearon con interés comercial y aduanero, como la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI) y el Mercado Común Centroamericano (MCCA), procurando complementación económica en la Comunidad Andina de Naciones (Colombia, Perú, Bolivia y Ecuador), el Sistema de Integración de América Central (sus 7 países y Republica Dominicana), el CARICOM y el MERCOSUR (Argentina, Paraguay, Uruguay, Brasil y Venezuela). Proyectos más abarcadores comenzaron a cuajar en la Comunidad Sudamericana de Naciones (CSN), creada en Cuzco en 2004, devenida Unión de Naciones Sudamericanas (UNASUR) en 2008, durante el tercer encuentro de jefes de Estado de Sudamérica en Brasilia.

Su más notable agrupación política fue el Grupo de Río, al cual después de un largo camino de desencuentros finalmente Cuba ingresó en noviembre de 2008. Esto abrió a La Habana la incorporación a la entonces llamada Primera Cumbre de América Latina y el Caribe sobre Integración y Desarrollo (CALC), efectuada en Salvador de Bahía, Brasil, en diciembre del mismo año. El proceso continuaría con la eliminación de la exclusión del Gobierno cubano de la Organización de Estados Americanos (OEA), en Honduras, en 2009, aunque este no ha solicitado su reintegración. Luego la II CALC, conocida como la Cumbre de la Unidad, fusionó el Grupo de Rio con CALC, en la Riviera Maya de México, en febrero de 2010. La actual reunión del CELAC se pospuso debido a la enfermedad del presidente Chávez, su anfitrión, que había logrado que coincidiera con las grandes festividades preparadas para conmemorar el 200 aniversario de la declaración de la independencia de Venezuela, la primera de todas las colonias española, el 5 de julio de 1811.

Ha sido un curso inteligente de los mandatarios del área que han sorteado los escollos y serias confrontaciones como las ocurridas entre Ecuador y Venezuela con Colombia. Se ha superado la etapa de agresiva retórica antiimperialista de Fidel Castro, y sus intentos de dominar o dividir mediante la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA), bajo el influjo de Hugo Chávez. Lo interesante del caso es que Brasil ha sido el artífice de este difícil acomodo, un país temido en la región por las aspiraciones hegemónicas de sus militares en la década de 1960, y el país del dirigente sindical Lula, que promovió el Foro Social, pero que devenido presidente se adecuó a la realidad de ser el mandatario de una de las principales economías emergentes, ambicioso de ejecutar un relevante papel en el concierto internacional.

Por otra parte, el ambiente político en la región ha evolucionado dentro de los marcos democráticos, aun cuando los resultados de las elecciones en algunos países sean utilizados para imponer prácticas populistas y prolongar la permanencia en el poder, como sucede en Nicaragua y Venezuela. Los principales países latinoamericanos han logrado progreso económico, tanto por una mejor conducción como gracias al alza de los precios de las materias primas y la demanda de China, de manera que no han sido golpeados por la crisis internacional. Pero la aproximación de una recesión en Europa, y eventualmente en Estados Unidos, podría revertir esas ventajas, por lo que aúnan esfuerzos para afrontar esa situación.

Paralelamente, hay que recordar algunos países todavía mantinen acuerdos bilaterales o de libre comercio con Estados Unidos y Canadá, como México y Colombia —este último ha firmado un pacto militar y un acuerdo de libre comercio, que ha sido confirmado recientemente por el Congreso norteamericano—. Sin embargo, no es menos cierto que Washington está muy complicado con sus problemas político-económicos internos, la involucración militar todavía en Afganistán e Iraq, los conflictos en el Medio Oriente, y prioriza su actuación en otras áreas, básicamente Asia en todos los aspectos, con la vista puesta a largo plazo en el avance de China.

Además, los países latinoamericanos con costas en el Pacífico también están incorporados al vasto plan norteamericano, que comprende importantes economías como las de Japón, Corea del Sur, Taiwán, Malasia, Tailandia y Australia. De proseguir la integración en nuestra región, incluyendo el Caribe, la participación en aquella zona irradiaría beneficios a todos. Los acuerdos de libre comercio con la Unión Europea no han podido alcanzarse globalmente, y por las actuales condiciones afrontadas allí no debería esperarse progresos. Sin embargo, empresas de varias naciones, particularmente España, tienen notable presencia, que les ha ayudado a compensar las pérdidas o bajadas en casa.

La CELAC se propone abordar los grandes temas del desarrollo político, económico, tecnológico, energético, científico y social, así como el entendimiento y solución de conflictos, según se ha anunciado. Esos encomiables propósitos demandarán arduos esfuerzos.

© cubaencuentro.com

Dirección URL:
http://www.cubaencuentro.com/internacional/articulos/surge-la-comunidad-de-estados-latinoamericanos-y-caribenos-271046,

Deja un comentario

Archivado bajo Economia

EL RETO DE LA VIVIENDA EN CUBA

Publicado el lunes 21 de noviembre del 2011 EL NUEVO HERALD

Oscar Espinosa Chepe

La legislación que autoriza la compraventa y otras operaciones con la vivienda en Cuba, mediante el Decreto-Ley No. 288 y varias resoluciones ministeriales complementarias, entró en vigor el 10 de noviembre.

Las nuevas normas jurídicas reconocen la compraventa, permuta, donación y adjudicación –por divorcio, fallecimiento o salida definitiva del país del propietario– de viviendas entre personas naturales cubanas con domicilio en el país y extranjeros residentes permanentes. Con esa decisión se eliminan las autorizaciones de las Direcciones Municipales de la Vivienda, acordándose las transacciones entre las personas a través de un notario público. Por más de 50 años la compraventa de viviendas estuvo prohibida en Cuba, mientras las permutas fueron rígidamente controladas. Sólo eran permitidas mediante el intercambio de inmuebles equivalentes, sin posibilidad de compensaciones monetarias, aunque en la práctica las prohibiciones se violaban con entregas de dinero por debajo de la mesa.

El Decreto-Ley No. 288 y las resoluciones ministeriales complementarias pueden calificarse de paso positivo, al reconocer y legalizar la propiedad privada en Cuba, al mismo tiempo que reducirá la corrupción y el exceso de trámites. Asimismo permitirá cierto reacomodo en la posesión de las viviendas. No obstante, requerirá de otras medidas, como el término del inconstitucional Decreto 217 y otras regulaciones impuestas para impedir la libertad de migración interna, con lo cual persiste un serio obstáculo legal para realizar compraventas, permutas y otras operaciones relacionadas con la vivienda de personas del interior del país que quieran establecerse en La Habana, con limitaciones incluso dentro de la capital para mudarse para algunos municipios dentro de ella. Sin olvidar que existen normativas similares para áreas declaradas como zonas de alta significación para el turismo.

Al mismo tiempo representa un elemento positivo, pero incompleto, que las personas que quieran residir en el exterior puedan disponer de sus propiedades antes de la salida o ser transmitidas a sus familias, con lo cual termina la injusta y cruel práctica de confiscar los bienes a quienes tomaban la decisión de marcharse del país. Sin embargo, lo realmente correcto sería respetar la titularidad a esos ciudadanos, como se hace en el mundo entero, con la consiguiente modificación de las absurdas y caprichosas leyes migratorias vigentes que convierten en extranjeros –o en peor categoría– a los compatriotas que deciden residir permanentemente en el exterior. Un proceder discriminatorio que está en completa contradicción con el trato que se brinda a los cubanos que tienen un Permiso de Residencia en el Exterior (PRE), a quienes se les respeta sus propiedades en la Isla.

Resulta previsible que a partir de ahora crecerán las actividades constructivas para la reparación de viviendas, al pasar a manos de personas con mayores ingresos económicos. No obstante, esta medida presentará nuevos retos a la sociedad. En primer lugar, no resuelve la difícil situación habitacional existente, que requiere el incremento de la edificación de nuevas viviendas, teniendo en consideración que el déficit actual puede ser superior al millón de unidades. Esto unido al estado crítico del fondo habitacional por tantos años sin un adecuado mantenimiento y atención. Por otra parte, la mayoría de las personas no podrán adquirir una vivienda, dados sus exiguos ingresos, con un salario medio mensual de 448 pesos, equivalentes a 18 dólares al cambio oficial. Los ciudadanos con posibilidades de adquirir viviendas serán quienes reciban remesas de la comunidad cubana en el exterior o hayan podido acumular recursos financieros como resultado de su trabajo, fundamentalmente campesinos, algunos artistas y escritores, y aquellos que capitalizaran al margen de la inflexible legalidad establecida.

Esta legislación podría provocar una estratificación adicional de la sociedad cubana y aumentar los sentimientos de desprotección ya existentes en los sectores más humildes, que aprecian que la brecha social se amplía progresivamente, sin que existan vías para mejorar los niveles de vida a través del trabajo. Esto podría aliviarse con el aumento de la construcción de viviendas mediante la creación de pequeñas y medianas empresas o cooperativas reales, que junto a las empresas estatales, eleven los bajísimos niveles constructivos actuales. Sería conveniente crear esquemas de financiamiento que permitan a personas de menores ingresos contar con una vivienda, y que esto no sea solamente una oportunidad para un sector reducido de la población. La falta de vivienda que provoca el hacinamiento de varias generaciones en pequeños espacios es fuente de muchísimos conflictos, y uno de los factores que está provocando el retroceso demográfico, así como el éxodo particularmente de jóvenes en busca de mejores condiciones de vida en el exterior.

La solución del crítico problema de la vivienda, como la de otros muchos que lastran la sociedad cubana, será imposible de resolver sin eliminar de raíz las fracasadas concepciones y el disfuncional modelo económico, político y social que han llevado al país al desastre y son liberadas las fuerzas creativas de los cubanos.

El Decreto-Ley No. 288 podría constituir un primer paso racional para la solución del problema de la vivienda, pero serán necesarios muchos más para resolver las dificultades surgidas debido a más de 50 años de implantación de medidas absurdas y desatención a este importante aspecto de la vida ciudadana.

Economista y periodista independiente cubano.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

INTERESANTES CONSIDERACIONES SOBRE CUBA:

Reaching Out: Cuba’s New Economy and the International Response
Richard Feinberg
November 2011
Despite U.S. sanctions and an outdated economic model based on central planning, Cuba has dramatically diversified its international economic relations. Richard Feinberg offers key findings and policy recommendations for the international development community, the IMF and World Bank, the United States and the Cuban government, as the country seeks to bring about economic renewal.

To view the full page, go to:
http://www.brookings.edu/papers/2011/1118_cuba_feinberg.aspx

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

INTERESANTE INFORME SOBRE CUBA:

Cuba’s New Resolve: Economic Reform and its Implications for U.S. Policy,
publicado por el Center for Democracy in the Americas.

http://www.democracyinamericas.org/cuba/,

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized