Archivo mensual: septiembre 2011

EL REALISMO PATETICO DE CARAVAGGIO Y LA HABANA

Ese sábado 24 de septiembre, un poco más allá, miles de cubanos iban y venían desde el amanecer hasta la noche. Era el día de la Virgen de la Merced, patrona de los prisioneros y los necesitados

Miriam Leiva, La Habana | 28/09/2011 CUBAENCUENTRO

Narciso en la fuente, sobrecogedora pintura y legado de Caravaggio a tantas generaciones. Esta obra del gran Michelangelo Merisi (1571-1610), el pintor italiano creador del realismo patético característico del barroco italiano, llegó a La Habana de grandes contrastes gracias a la solidaridad de Italia, persistente a través de sus jornadas de cultura anuales y otras oportunidades, a pesar de las tensas relaciones diplomáticas desde 2003.

El viceministro italiano de Bienes y Actividades Culturales Ricardo Villari y el embajador Marco Baccin inauguraron la exposición “Caravaggio en Cuba” en el edificio de arte universal del Museo Nacional de Bellas Artes, una muestra que se extenderá del 23 de septiembre al 27 de noviembre. La integran además, l2 obras de pintores próximos al artista lombardo, provenientes de la Galería Nacional de Arte Antiguo del Palacio Barberini y el Convento de San Silvestre de Roma. Es la primera ocasión que el “Narciso’’ viaja a América Latina y se estima que el lote tiene un valor de 95 millones de dólares. Fue transportado por cortesía de Blue Panorama Airlines, que opera en Cuba.

El sábado 24 de septiembre muchas personas cercanas al arte, en especial jóvenes estudiantes, en silencio inconscientemente reverencial apreciaban a Narciso contemplándose en la fuente y con él escudriñaban su enigmático reflejo en el agua. Al desplazarse de una pintura a otra, era imposible abstenerse de pensar en que esta oportunidad única debería propiciarse más a los niños para nutrir su apreciación estética y el hábito de visitar los museos, usualmente desiertos también de sus mayores. Las pocas excursiones escolares se organizan fundamentalmente para eventos de entretenimiento o diversión.

Solo con caminar una cuadras al salir del precioso edificio, construido a principios del siglo XX para el Centro Asturiano y que, luego de restaurado con ayuda del Principado, ocupa la colección de arte universal, se perciben ruinosas construcciones, atestadas de moradores escasos de agua potable, con carencias de lo más elemental para una vida humana y cuya existencia transcurre en las calles por falta de espacio hogareño y la costumbre de “luchar” para procurarse el sustento. Para ellos los conceptos de cultura son otros, lejanos de lo sublime, próximo a la vulgaridad inconsciente, los fetiches, el alcohol, las broncas callejeras y la violencia doméstica.

No es la calle Obispo restaurada, con su ir y venir de turistas y cubanos, sino las adyacentes a ambos lados, que no se usan para “andar” La Habana Vieja. Allí donde no interesa ir los “Sábados del Libro” a las charlas de presentación de nuevos títulos o a las galerías de arte. Las que están próximas a los caros hostales y restaurantes de los edificios reconstruidos. Esas donde se procura guiar a un extranjero para lograr alguna divisa.

Ese sábado 24 de septiembre, un poco más allá, miles de cubanos iban y venían desde el amanecer hasta la noche. Era el día de la Virgen de la Merced, patrona de los prisioneros y los necesitados. Mucho antes de llegar a la iglesia la calle estaba cerrada por autos de la policía y agentes de la Seguridad del Estado pululaban inquietos. Los fieles, llegados de todas partes del país, habituados a esa anomalía, silenciosamente hacían la cola para entrar y subir la escalera hacia la cima del altar donde rezar y pedir a la virgen. La mayoría descendía hacia el sacerdote para la bendición y terminaba la peregrinación dedicando una vela a otra imagen de la Virgen de la Merced. Finalmente se quedaba a la misa.

De regreso se atraviesan calles llenas de huecos; farmacias casi sin medicamentos, bodegas con cola para comprar la única libra de pollo distribuida mensualmente por el racionamiento, calles engalanadas con grandes pósteres colgantes en conmemoración del 51 aniversario de los Comités de Defensa de la Revolución que se celebra este 28 de septiembre. Subiendo Neptuno, auxiliares de la policía política uniformados desviaban el tránsito a dos cuadras de una multitud vociferante, arriada por los oficiales de la Seguridad del Estado para impedir que mujeres vestidas de blanco pudieran salir a caminar rumbo a la Iglesia de la Merced.

Esta es la Cuba de los contrastes y la crisis general causada por el egocentrismo de una élite en el poder durante más de 52 años, que si se mirara en la fuente, no querría ver la realidad.

FOTO: EXPO CARABAGGIO, MUSEO BELLAS ARTES

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

GALEANO HACIA ZANJA

Caminemos un poquito mas.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

RECUERDAN LA ESQUINA COMERCIAL GALEANO Y SAN RAFAEL?

Es la esquina mejor preservada de la arteria comercial
de Centro Habana…

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

PEREGRINACION DE LA VIRGEN DE LA CARIDAD DEL COBRE

La imagen de la Patrona de Cuba en su recorrido por
el pais ya llego a las dos provincias habaneras: Artemisa y
Mayabeque. Se dirigira a Pinar del Rio y regresara a la
Ciudad de La Habana para retornar en diciembre a El Cobre,
en Santiago de Cuba. Es acompanada por miles de cubanos
en el marco de la conmemoracion de su 400 aniversario el proximo
2012.
FOTO: Llegada 12 de noviembre a la Iglesia de Santa Rita de
Casia.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

UNA FARMACIA EN LA HABANA VIEJA…

Andar La Habana por la calle Obispo es pasear junto a turistas o
cubanos que procuran algo inusual en las tiendas de la capital.
Esta restaurada y en algunas calles aledanas tambien se restaura.
Se abren hostales y restaurantes para turistas…extranjeros,
porque los nacionales no lo pueden pagar. Hay museos, galerias
de arte, se promocionan libros.
Pero hay que andar tambien las calles a derecha e izquierda.
No hay que ir a los barrios marginales, pues
en los edificios derruidos de la Habana Vieja los cubanos
viven hacinados, la mayoria sin agua potable, sin condiciones
higienicas adecuadas y la pobreza se respira.
La gente pasa la mayor parte de su tiempo en las destruidas calles,
pues no tienen espacios intramuros.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

¿MOMENTO INADECUADO O EMBOSCADA A BILL RICHARDSON?

Tuesday, September 20, 2011 | Por Miriam Leiva

LA HABANA, Cuba, septiembre, www.cubanet.org -Posiblemente las gestiones de Bill Richardson tuvieron demasiados heraldos para anunciar su llegada a La Habana. Los vaticinios de que saldría con Alan Gross auguraban el fracaso de la empresa. Él había viajado anteriormente y, aunque parecía tener una perenne luna de miel con las autoridades cubanas, no logró domar a la fierecilla. Incluso había sido un mal presagio el regreso del anciano George McGovern sin entrevistarse con los Castro poco más de un mes antes.

El encarcelamiento de Alan Gross en diciembre de 2009 y su condena a 15 años de cárcel ha continuado la tradicional política cubana de impedir pasos para el relajamiento de la confrontación, que el gobierno ha utilizado durante decenios para justificar su pésimo sistema y represión. Con ello procuró lesionar las medidas de la Administración Obama para facilitar los viajes y el envío de remesas a Cuba, y dañó los debates en la Cámara de Representantes y el Senado para eliminar las restricciones a los norteamericanos para visitar la isla, con el objetivo de no perder su útil coartada y por horror a los contactos pueblo a pueblo. En esta ocasión, la presencia de Bill Richardson en La Habana el 7 de septiembre para abordar, a título personal, la liberación del contratista por motivos humanitarios no tuvo un timing o momento adecuado.

No obstante, según el político norteamericano hubo estrecha coordinación con la Sección de Intereses de Cuba en Washington DC, mientras la cancillería cubana lo desmintió. El negociador parece haber caído en una trampa o cometió un gravísimo error que le ha cerrado las puertas. Llegado un miércoles, únicamente logró entrevistarse con el canciller Bruno Rodríguez el viernes, por lo que anunció a la prensa que esperaría su retorno de un viaje el lunes. Mientras se entrevistó con el Cardenal Jaime Ortega y otras personalidades ajenas al alto círculo oficial. Finalmente tuvo que regresar el miércoles sintiéndose humillado, según evidencian sus declaraciones a la prensa extranjera acreditada en La Habana.

Durante la semana que permaneció “plantado” en la capital, el gobierno cubano efectuaba una campaña nacional e internacional para que a René González Sehwrert, uno de los 5 espías convictos, que en octubre recibirá la libertad condicional, se le permita cumplir los tres años restantes en Cuba; así como en la propaganda televisiva y la represión contra la oposición pacífica interna, y sobre todo en torno al llamado bloqueo norteamericano, que supuestamente ha ocasionado pérdidas cercanas al millón de millones de dólares; aunque Estados Unidos es el quinto socio comercial de bienes y exportador fundamental de alimentos a Cuba. Esto simultáneamente con los ataques en los medios a los Estados Unidos y la Unión Europea por la actuación de la OTAN en Libia, y el apoyo a Siria.

Lamentablemente, Richardson no aprovechó su estancia para conversar con miembros de la oposición pacífica y otros integrantes de la sociedad civil cubana, como tampoco lo ha hecho en sus estancias anteriores. Posiblemente en su interés de no disgustar a las autoridades ha declinado esos encuentros, al igual que han procedido otros distinguidos norteamericanos, quienes incluso en el pasado mostraban su solidaridad. Sin embargo, los dignatarios cubanos continúan actuando según su conveniencia y sin consideración alguna.

En momentos de gran crisis e incertidumbre en Cuba, ojalá que el incidente con Richardson no sea utilizado a ambos lados del Estrecho de la Florida para obstaculizar el encuentro de los cubanos y los norteamericanos. Sobre todo no puede ser pretexto para mantener a Alan Gross en la cárcel.

FOTO: Bill Richarson, La Habana 9/2011

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

LA DIFICIL SITUACION INTERNA CUBANA Y LA POLITICA INTERNACIONAL

Las probables fuentes de financiamiento extranjero afrontan serias dificultades o no están dispuestas a dar sin garantías de retorno

Miriam Leiva, La Habana | 21/09/2011 CUBAENCUENTRO

La proyección internacional del gobierno de Cuba ha tenido durante 2011 un inusual bajo perfil —a nivel de viceministros de Relaciones Exteriores o inferior— en eventos que habían recido prioridad, pero se ha destacado este septiembre en el Consejo de Derechos Humanos y la conferencia de prensa en La Habana para presentar el informe anual a la ONU sobre el llamado bloqueo norteamericano. También fue representado por Venezuela al exponer las posiciones adversas del ALBA en la reunión de La Asamblea General de la ONU, que reconoció por amplia mayoría al Consejo Nacional de Transición de Libia.

Los cocidos se están efectuando en la capital personalmente por Raúl Castro, acompañado del canciller, como sucedió al recibir al vicepresidente primero de Irán, Dr. Mohammad Reza Rahimi, el pasado 9 de septiembre; y anteriormente, al enviado especial del presidente de Siria y a dignatarios de China, Rusia, Brasil y otros amigos. Bruno Rodríguez se ausentó únicamente para asistir a la reunión de ministros de relaciones exteriores del ALBA-TCP en Caracas, el 9 de septiembre, pero no estuvo en el recibimiento de Hugo Chávez y Evo Morales por el presidente en el aeropuerto el 17 de septiembre.

La difícil situación interna cubana podría ser la causa fundamental, más que el estilo de Raúl Castro, ciertamente muy distinto en general al del Comandante en Jefe. Cuando la economía no despega, debido a las insustanciales y timoratas medidas emprendidas, el gobierno tiene ante sí el creciente descontento de la población, que no cree en los gobernantes, pues está agotada de promesas incumplidas y prohibiciones que no permiten labrar el futuro desde este presente. Pero las probables fuentes de financiamiento extranjero afrontan serias dificultades o no están dispuestas a dar sin garantías de retorno. Simultáneamente, la crisis económica internacional no se remonta, sino que una recesión podría repetirse, y aunque la propaganda oficial se mofa y augura el fin del capitalismo, su repercusión sobre Cuba, llena de vacas flacas, sería tremebunda.

“Cuando veas la barba de tu vecino arder, pon las tuyas en remojo”, probablemente sea el consejo que golpea las mentes de altos dirigentes en Cuba. Regímenes totalitarios muy bien armados, con escalofriantes servicios represivos, no han podido aplastar la marea de sus pueblos, tan carentes que rompieron sus límites de resistencia. En Túnez y Egipto, en los muy amigos Libia y Siria, las inmensas movilizaciones populares se iniciaron y mantienen por los mismos motivos que crecen en el archipiélago caribeño, no por intereses confesionales extremistas.

La defensa a ultranza a estos dos últimos países, vociferada por Chávez, con la satisfacción de Fidel Castro, que lo considera su ejecutor actual, lleva a la dirigencia cubana a remolque. Cada día se aíslan más como incondicionales de tiranos asesinos de indefensos ciudadanos. Desde que empezaron las protestas en Siria han fallecido más de 2.600 activistas, según anunció Nani Pillay, alta comisionada de la ONU para Derechos Humanos, como sucediera a uno de los organizadores, Ghiath Matar, secuestrado el 6 de septiembre y entregado muerto a sus familiares el 17. Sin embargo, el ALBA justifica a Gadafi y Al Assad.

En el otro gran aliado, Irán, la situación se complica por el refortalecimiento de los elementos más fundamentalistas. La posición de Ahmadieyad parece deteriorarse más, según aprecian analistas en su imposibilidad de liberar a los dos norteamericanos prisioneros como prometiera, porque supuestamente la autoridad judicial lo impidió a escasos días de su asistencia al período de sesiones de la ONU en Nueva York. Además, llama la atención una declaración del director de la Agencia Internacional de Energía Atómica sobre la creciente preocupación sobre la posible utilización militar del programa nuclear iraní.

En cuanto a las relaciones con Estados Unidos, el apresamiento y condena a 15 años de cárcel a Alan Gross en diciembre de 2009 siguió la tradicional política cubana de impedir pasos hacia el relajamiento de la confrontación, que le ha sido tan útil para justificar su errático sistema y la represión. Las autoridades cubanas prefirieron obstruir las medidas de la Administración Obama para facilitar las visitas y el envío de remesas a Cuba, y dañar los debates en la Cámara de Representantes y el Senado para eliminar las restricciones de viaje a los norteamericanos, por temor a los contactos pueblo a pueblo.

En ese marco, la presencia de Bill Richardson en La Habana el 7 de septiembre, para abordar, a título personal, la liberación del contratista por motivos humanitarios no tuvo un timing o momento adecuado, y contrasta con la buena sintonía que pareció tener en sus estancias anteriores.

Según el estadista norteamericano, hubo estrecha coordinación con la Sección de Intereses de Cuba en Washington DC, mientras la cancillería cubana lo desmintió. El negociador parece haber caído en una trampa para tensar más las “no” relaciones con su país o cometió un gravísimo error. En el curso de la semana que permaneció “plantado” en La Habana porque no le permitían entrevistarse con Gross, el gobierno cubano estaba inmerso en la campaña para que René González Sehwrert, uno de los cinco convictos acusados de espías, que en octubre recibirá libertad condicional, cumpla los tres años restantes en Cuba; así como en la propaganda televisiva y la represión contra la oposición pacífica interna, y sobre todo, en torno al llamado bloqueo norteamericano, que supuestamente ha ocasionado pérdidas cercanas al millón de millones de dólares, aunque es el quinto socio comercial de bienes y exportador fundamental de alimentos a Cuba. Esto, al unísono con los ataques en los medios a Estados Unidos y la Unión Europea por la actuación de la OTAN en Libia, y el apoyo a Siria.

Las llegadas simultáneas de Evo Morales, en visita oficial, y Chávez, para recibir otra sesión de quimioterapia, auguran la concertación antes de los segmentos de alto nivel de la sesión de la Asamblea General de la ONU. Las autoridades cubanas parecen andar a remolque de la mediocridad y el poder a ultranza. ¡Quien paga, manda! Venecuba o Cubazuela significa mayor pérdida de soberanía. Pero no puede olvidarse que en las esferas del poder puede haber quienes se nieguen a destruir definitivamente Cuba, de igual forma que la ciudadanía está cobrando conciencia de sus derechos como sociedad civil.

FOTO: Raúl Castro con vicepresidente chino Xi Jinping

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized