Archivo mensual: enero 2015

¡CUAN DIFICIL ES DESFACER 55 Años DE ENTUERTOS!

Muy escabrosa se presenta la etapa iniciada el 17 de diciembre por las decisiones de los presidentes de Estados Unidos y Cuba para proceder al restablecimiento de las relaciones diplomáticas, avanzar en temas de interés común, e implementar la ampliación de la política pueblo a pueblo de Barack Obama. Ambas partes están decididas a mantener sus objetivos respecto a la otra. Pero la Administración en Washington está convencida de que los métodos empleados durante 55 años no dieron los resultados apetecidos, mientras el gobierno de La Habana necesita levantar las barreras debido a su incapacidad de sobreponerse a la crisis general en que tiene sumida a Cuba y la pérdida de apoyo entre la población. Al mismo tiempo, los programas e intereses políticos añosos se resisten a la metamorfosis en ambas riberas del Estrecho de la Florida. En Estados Unidos, quienes se oponen a la nueva política utilizan la democracia para obstruccionar en las instituciones y emitir declaraciones a los medios de prensa; en Cuba son taimados a fuerza de costumbre y por el pánico a perder el cómodo e incontestable poder absoluto, de manera que tratan de entorpecer las negociaciones y procuran crear confusión entre el pueblo. Ambos sectores han confluido en los propósitos de mantener la confrontación y estimular incomprensiones dentro de los posibles agentes de cambio, la oposición que nutre la sociedad civil.

Entonces surge la pregunta de cómo lograr los cambios en Cuba, si una exigua minoría, pero con capacidad de influencia, entorpece la única oportunidad en 55 años de contribuir al cambio, en este período en que puede estarse forjando la transición. Para alcanzar la democracia, no basta con demandar los derechos, es necesario ejercerlos adecuadamente. Resulta imprescindible exponer las ideas, dialogar, escuchar y elaborar proyectos con soluciones para los problemas de la población. Retraerse, no asistir y emitir declaraciones solo beneficia a quienes coartan las libertades; en este caso, el gobierno en Cuba, que siempre ha procurado la división y las trifulcas dentro de la disidencia. Lamentablemente, las protestas públicas en La Habana hacia la reunión con opositores y la recepción ofrecida por la Sra. Roberta Jacobson, subsecretaria del Departamento de Estado, dañaron la imagen de la oposición y es utilizada por las autoridades cubanas en sus medios de difusión.

Indispensable resulta conocer que las relaciones diplomáticas no constituyen ni concesión ni claudicación, sino que facilitan la representación y las actividades de un país en otro. Las negociaciones efectuadas el 21 y 22 de enero en La Habana deben haber sido muy difíciles, pues la Sra. Jacobson y su delegación reiteraron el compromiso con el respeto a los derechos humanos, el avance hacia la democracia y el apoyo a la oposición pacífica. Un objetivo esencial fue obtener que las autoridades de La Habana garanticen honrar lo establecido en la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas y otros documentos internacionales relevantes. Las limitaciones a la Oficina de Intereses de Estados Unidos y su personal son extraordinarias. Solamente pueden moverse por un corto espacio en la capital; el acceso de los cubanos es estrechamente supervisado, lo que dificulta la amplia actividad consular, y sirve para acusar como mercenarios a los integrantes de la sociedad civil y al gobierno norteamericano de interferencia en los asuntos internos, subversión y cualquier otra cosa. Como en Cuba todo es controlado por el Estado, los funcionarios necesitan permisos de altos niveles para atender al personal diplomático o las solicitudes de servicios. Igualmente ocurre con la asistencia a las actividades organizadas por la SINA, pero en el último año han contado con mayor participación de integrantes de las esferas cultural, académica y científica, impelidos por sus nuevos vínculos con instituciones y personalidades homólogas de Estados Unidos a partir de las medidas de la Administración Obama en 2009.

La confirmación del mantenimiento de la Ley de Ajuste Cubano y la política de “pies secos, pies mojados” por parte de Sr. Edward Alex Lee, subsecretario Asistente del Departamento de Estado, que encabezó la ronda sobre cuestiones migratorias, constituyó un mensaje oportuno dentro de Cuba. La propaganda del gobierno cubano sobre su exigencia de que sean eliminados y las noticias de que legisladores cubanoamericanos promueven su revisión puede haber influido en el aumento de las salidas ilegales en los dos últimos meses. De continuar la incertidumbre, podría estimular un éxodo masivo, que al considerarse una amenaza para la seguridad de Estados Unidos, ocasione una peligrosa tensión entre los gobiernos, en lugar de causar como desean algunos una explosión social que tendría trágicas consecuencias para el pueblo y Cuba.

Por primera vez en Cuba, los periodistas independientes pudieron asistir el 23 de enero a una conferencia de prensa, donde participaron corresponsales de los medios nacionales, como Mesa Redonda, Cubadebate, Granma, Telesur y otros, y la prensa extranjera. Su invitación por la Sección de Intereses de Estados Unidos (SINA) constituyó otra demostración del compromiso de la Administración Obama con la sociedad civil cubana. La Sra. Jacobson emitió una declaración y respondió preguntas, en sintonía con lo expresado por el Presidente en el Discurso de la Unión, tres días antes, de que el propósito del cambio de política es defender los valores democráticos y extender una mano de amistad al pueblo cubano.

Aunque las autoridades de Cuba publican exigencias, su credibilidad quedaría en entredicho si obstruyeran el proceso, fundamentalmente ante la opinión pública nacional. La situación demanda un gran sentido de responsabilidad y amplitud de miras por parte de todos los cubanos, dentro y fuera de la isla-nación, ya que las diferentes opiniones y proyectos pueden adecuarse a las oportunidades que se abren, teniendo en mente los beneficios para el pueblo y la nación en primer lugar.

La Habana, 26 de enero de 2015

Miriam Leiva

Periodista Independiente

Deja un comentario

Archivado bajo Economia

MIRIAM CELAYA TAMBIEN PARTICIPO EN ENCUENTRO DE LA OPOSICION CON SENADORES EE UU

No fue incluida en el listado emitido por nosotros, por un lamentable error.

Pedimos disculpas, especialmente a Miriam.

Deja un comentario

Archivado bajo Economia

INTERCAMBIO DE OPINIONES DE OPOSITORES Y DISIDENTES EN LA HABANA CON LA DELEGACION PRESIDIDA POR EL SENADOR LEAHY

En la tarde del domingo 18 de enero, en la residencia del Jefe de la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana, se realizó una reunión de los senadores y congresistas, encabezados por el Senador Patrick Leahy, con alrededor de 12 conocidos opositores y disidentes.

Participaron: Marta Beatriz Roque Cabello, Elizardo Sanchez, Yoani Sanchez, Eliecer Avila, Miriam Leiva, Cuesta Morua, Jose Daniel Ferrer, Hector Maseda, Laritza Diversen, Berta Soler y Gonzalez Rodiles.

Miriam Leiva:

Expresé a los Senadores que considero positiva la ampliación de las medidas del presidente Obama iniciadas en 2009. Ahora el Gobierno cubano debe propiciar la aplicación de las medidas, anunciada por el Presidente Obama el 17 de diciembre y que entraron en vigor el 16 de enero. Si las autoridades de Cuba no lo hace, demostrarían que necesita mejorar las relaciones con EEUU, pero solo según sus intereses y no con la intención de que contribuyan a sacar a Cuba y su pueblo de la prolongada e incontenible crisis económica, política y social. En ese caso, seguirá perdiendo credibilidad entre la población, pues no podrán culpar por todos sus descalabros, ineficienciencias y represión a los Estados Unidos.

Los congresistas venían con mucho interés por conocer las opiniones de la disidencia. Desean que avancen las negociaciones para beneficio de los cubanos, porque no tiene sentido seguir en una política que no ha dado resultados.

Esta reunión es una forma de apoyo, un reconocimiento a la oposición cubana. Ellos mostraron interés por los derechos humanos de los cubanos, por la posibilidad de que se escuchen nuestras voces.

La Habana 19 de enero de 2015

Deja un comentario

Archivado bajo Economia

OPEN LETTER TO PRESIDENT OBAMA: SUPPORT FOR A NEW COURSE ON CUBA

January 19, 2015

The Honorable Barack Obama
The White House
Washington, DC 20500

Dear Mr. President,

We write to commend you on the historic actions you are taking to update America’s policy toward Cuba and Cuban citizens. Our new posture of engagement will advance our national interests and our values by empowering the Cuban people’s capacity to work toward a more democratic and prosperous country—conditions that are very much in the U.S. interests. Many of the signers of this letter wrote to you last year calling for exactly these types of changes. We appreciate that you not only recognized that the moment had come to act but did so boldly.

Deja un comentario

Archivado bajo Economia

CARTA ABIERTA A PRESIDENTE OBAMA: NUEVA POLITICA HACIA CUBA

19 de enero, 2015

Excelentísimo Señor Presidente
Barack Obama
Casa Blanca
Washington, DC 20500

Carta Abierta al Presidente Obama:
Apoyo a la nueva política
hacia cuba

Excelentísimo Señor Presidente:
Le escribimos para felicitarlo por las acciones históricas que está tomando para actualizar
la política de Estados Unidos hacia Cuba y los ciudadanos cubanos. Nuestra nueva
postura de diálogo diplomático avanzará nuestros intereses nacionales y nuestros
valores mediante la potenciación de la capacidad de los cubanos para que puedan trabajar
hacia un país más democrático y próspero—condiciones que son del mayor interés de los
Estados Unidos. Muchos de los firmantes de esta carta le escribimos el año pasado, pidiendo
exactamente estos tipos de cambios. Apreciamos que usted no sólo reconoció que había llegado
el momento de actuar, sino que lo hizo con tanta audacia. Ambas cartas, la original y ésta, son
ejemplo del amplio apoyo que estos cambios tienen en todo el espectro político. Podemos estar
en desacuerdo sobre una serie de cuestiones, pero hemos encontrado un terreno común por
una simple razón; que nuestro enfoque de cincuenta y cuatro años diseñado para promover los
derechos humanos y la democracia en Cuba ha fracasado.

También ha quedado claro que las reformas que usted anunció en el año 2009 han ayudado a
sentar las bases para un cambio positivo al ayudar a los cubano-americanos a mejor apoyar a sus
familias en la isla y reunirse con ellos. El libre flujo de información, mejores comunicaciones,
la expansión de remesas y comercio, y apoyo a la sociedad civil cubana también han ayudado
al pueblo cubano a tomar mayor control de sus propias vidas. El acceso a Internet y las
herramientas modernas de comunicación en el mundo de hoy se han convertido en derechos
fundamentales, ya que son de suma importancia para la libertad y la movilidad socioeconómica.
En consecuencia, nos sentimos alentados por su declaración de que el gobierno de Estados
Unidos seguirá pidiendo a La Habana respetar los derechos humanos del pueblo cubano.

Aplaudimos sus garantías para que el Relator Especial de la ONU sobre la Tortura y la Cruz Roja
Internacional, puedan viajar a la isla. Su claro apoyo a facilitar la interacción de pueblo a pueblo
afirma la creencia perdurable que el pueblo estadounidense es el mejor embajador de nuestros
valores. Esperamos que los futuros esfuerzos de la Administración sean acompañados por la
rápida adopción de los reglamentos simplificados que colman su intención y vamos a seguir
monitoreando esos desarrollos.

Traer a casa a Alan Gross para estar con sus seres queridos fue un testimonio irrefutable del
poder de la negociación diplomática basada en nuestros principios. Esa misma creatividad
de cara a los desafíos aparentemente insuperables, debe ser llevada a la arena de los derechos
humanos donde la experiencia reciente muestra la importancia de seguir un enfoque basado en
la transparencia y principios fundamentales.

La Cumbre de las Américas presenta una de esas oportunidades. Estados Unidos nunca
debe rehuir la defensa y promoción de nuestros valores, y por lo tanto su decisión de asistir a
la reunión en Panamá es la correcta. Después de varias décadas en las que la democracia y el
Estado de Derecho se han reforzado en todo el hemisferio, Estados Unidos debe seguir liderando
el desafío a nuestros socios para asegurar que esta región siga siendo un faro para los derechos
humanos en el mundo.

Señor Presidente, también le pedimos trabajar con el Congreso para actualizar el marco
legislativo en relación con Cuba para que también refleje las realidades del siglo 21. Mientras
tanto, esperamos con interés que se siga avanzando en la mejora de la cooperación entre Estados
Unidos y Cuba sobre asuntos de interés nacional y estamos dispuestos a apoyar esta nueva
política de diálogo constructivo y de acercamiento entre Estados Unidos y el pueblo cubano.

Respetuosamente,

John Adams, Brigadier General, U.S. Army (Retired); former Deputy U.S. Military Representative to NATO; former Assistant Deputy Chief of Staff for Intelligence, U.S. Army

Gustavo Arnavat, former U.S. Executive Director at the Inter-American Development Bank

Joe Arriola, former Manager, City of Miami, Florida

Ricky Arriola, CEO, Inktel

Bruce Babbitt, former Governor of Arizona; former U.S. Secretary of the Interior

Harriet Babbitt, former U.S. Ambassador to the Organization of American States

Samuel R. Berger, Chair, Albright Stonebridge

Group, National Security Advisor (1997-2000)

Tomas Bilbao, Executive Director, Cuba Study Group

Carol Browner, former EPA Administrator; former Director of White House Office of Climate Change and Energy Policy

Paul L. Cejas, former U.S. Ambassador and Chairman, PLC Investments, Inc.

Gustavo Cisneros, Chairman, Cisneros Group of Companies

Jon Cowan, President, Third Way

Chet Culver, former Governor of Iowa

Jeffrey Davidow, former U.S. Assistant Secretary of State for the Western Hemisphere

Howard Dean, former Governor of Vermont

Larry Diamond, Director, Center on Democracy, Development and the Rule of Law, Stanford University

Tom Downey, former U.S. Congressman

Anita Dunn, Managing Director, SKDKnickerbocker Communications

Andres Fanjul, Fanjul Group

Alfonso Fanjul, Fanjul Group

Christopher Findlater

Richard Feinberg, former Latin American Advisor to the White House; Professor, University of California, San Diego

Mike Fernandez, Chairman, MBF Healthcare Partners

The Right Reverend Leo Frade, Episcopal Bishop of Southeast Florida

Pedro A. Freyre, Partner, Akerman LLP

Francis Fukuyama, Olivier Nomellini Senior Fellow, Freeman Spogli Institute for International Studies, Stanford University

Joe Garcia, former U.S. Congressman; former Executive Director, Cuban-American National Foundation

Maria Garcia Berry, CEO, CRL Associates, Inc.

Tim Gill, Founder and Chairman, Gill Foundation

Dan Glickman, former U.S. Secretary of Agriculture; former U.S. Congressman

Felice Gorordo, CEO, Clear Path

Lee Hamilton, former U.S. House Chairman of the Committee on Foreign Affairs and the Permanent Select Committee on Intelligence

David Hernandez, Co-Founder and CEO, Liberty Power

Ricardo Herrero, Executive Director, #CubaNow

Vicki Huddleston, former U.S. Ambassador and Chief of the U.S. Interests Section, Havana

Peter J. Johnson, Associate to David Rockefeller

James R. Jones, Chairman, ManattJones Global Strategies

Wendy W. Luers, President, The Foundation for a Civil Society

Thomas F. “Mack” McLarty III, Chairman, McLarty Associates

Sascha Meinrath, Founder, Open Technology Institute at New America

Eduardo Mestre, Senior Advisor at Evercore; Board member of Avis Budget and Comcast Corporation

Scott Miller, Board Member, Gill Foundation

Luis Miranda, former White House Director of Hispanic Media; Managing Director, MDC Strategies

Marcelino Miyares, President, MM Communications Inc.

Frank Mora, Director of the Latin American and Caribbean Center, Florida International University

Moisés Naím, Distinguished Fellow, Carnegie Endowment for International Peace

Michael Parmly, former Chief of the U.S. Interests Section, Havana

Ralph Patino, Civil Trial Attorney; Futuro Fund Board Member

Ted Piccone, Senior Fellow, Brookings Institution

Thomas Pickering, former U.S. Under Secretary of State for Political Affairs

Bill Reinsch, President, National Foreign Trade Council

Cecile Richards

Bill Richardson, former U.S. Ambassador to the United Nations; former Governor of New Mexico

Bill Ritter, former Governor of Colorado

David Rockefeller, Honorary Chairman, Americas Society/Council of the Americas

Hillary Rosen, Managing Director, SKDKnickerbocker Communications

Christopher Sabatini, former Editor-in-Chief, Americas Quarterly; Adjunct Professor, Columbia University’s School of International and Public Affairs

Carlos Saladrigas, Chairman of Regis HR Group and Concordia Behavioral Health; Chairman of the Cuba Study Group; member of the board of Duke Energy Corporation and Advance Auto Parts, Inc.

Ken Salazar, former U.S. Secretary of the Interior; former U.S. Senator; former Colorado Attorney General

Frank Sanchez, former U.S. Under Secretary of Commerce

George P. Shultz, Fellow, Hoover Institution; former U.S. Secretary of State, Treasury and Labor; former Director, Office of Budget & Management; former CEO, Bechtel

Susan Segal, President and CEO, Americas Society/Council of the Americas

Hilda L. Solis, former U.S. Secretary of Labor; former Congresswoman, member of the Los Angeles County Board of Supervisors

Enrique Sosa, former President, Dow Chemical North America

Admiral James Stavridis, USN (Ret); Dean, The Fletcher School, Tufts University; Supreme Allied Commander, NATO (2009-2013); Commander, U.S. Southern Command (2006-2009)

Sarah Stephens, Executive Director, Center for Democracy in the Americas

Alan Stoga, President, Zemi Communications, LLC; Vice Chairman, Americas Society/Council of the Americas

Ted Strickland, former Governor of Ohio

Neera Tanden, President, Center for American Progress

Strobe Talbott, former U.S. Deputy Secretary of State

Ted Trimpa, Principal and CEO, Trimpa Group

Raul Valdes-Fauli, Partner, Fox Rothchild; former Mayor, City of Coral Gables, Florida

Arturo Valenzuela, former U.S. Assistant Secretary of State for Western Hemisphere Affairs; Professor of Government and International Affairs, Georgetown University

Melanne Verveer, former U.S. Ambassador for Global Women’s Issues

Bill Vidal, former Mayor of Denver, Colorado

Alexander Watson, former U.S. Assistant Secretary of State for Western Hemisphere Affairs

James Williams, Director of Public Policy, Trimpa Group; Board Member, Project on Middle East Democracy

Timothy Wirth, former U.S. Senator; Vice-Chair, The UN Foundation

Deja un comentario

Archivado bajo Economia

VENEZUELA-CUBA, EL DILEMA DEL PETROLEO

l petróleo llegó a 90 dólares el barril hace 4 meses, Maduro aseguró que Venezuela podría afrontarlo, pues sus planes estaban basados en un precio de 60 dólares. Al continuar cayendo, garantizó que las limitaciones no reducirían los programas sociales, y rebajó el sueldo a los funcionarios. No obstante, el barril venezolano ha llegado a menos de 45 dólares, y los pronósticos son que no habrá recuperación sustancial en el curso del año. El Banco Central de Venezuela informó que la economía está en recesión, por la caída del PIB en los tres primeros trimestres de 2014. La inflación llegó al 64%, el primer lugar mundial, se espera una nueva devaluación del bolívar, continúa el desabastecimiento, las largas colas, la corrupción y la elevada criminalidad. Para tratar de remedir la crisis el presidente creó el Estado Mayor de Recuperación Económica.

El descenso del precio del petróleo conviene a los importadores, pero lesiona a los exportadores. Para Cuba el abaratamiento del combustible podría ser propicio, porque tendría que hacer erogaciones menores, pero es lesionada al vender parte del crudo recibido de Venezuela en el mercado internacional. Si bien el gobierno cubano ha procurado diversificar por el mundo su exportación de servicios, médicos principalmente, las inversiones realizadas con China, bajo garantía financiera de Caracas, incluso proyectos con Venezuela o en el marco del ALBA, han sido diferidas en los años recientes.

El gobierno cubano no ha podido comenzar a remontar la prolongada crisis con su actualización del modelo económico, y ha tenido que procurar el regreso de los capitalistas, mediante la nueva Ley de Inversión Extranjera, con el propósito de lograr 2.5 miles de millones de dólares anuales. El acondicionamiento del puerto de Mariel, frente a las costas de Estados Unidos, tenía el propósito inicial de ofrecer servicios a los grandes barcos que operarán en la nueva fase del Canal de Panamá. Sin embargo, deberá competir con otros de la zona, entre ellos el de Miami, y afrontar las limitaciones impuestas por legislaciones norteamericanas. Alli, Brasil aseguró posicionarse a largo plazo mediante la ejecución de las obras por la empresa Odebrecht y los créditos del Banco Central. La Zona Especial de Desarrollo de Mariel debería acoger grandes inversiones foráneas, pero los empresarios requieren garantías y beneficios, cuando la precaria situación económica internacional brinda oportunidades en muchos países, y aconseja seguridad y facilidades hoy inexistentes en Cuba, como agilidad en los trámites, surtido para la adquisición de materiales, amplia fuerza de trabajo, e Internet.

Nicolás Maduro, heredero del poder en Venezuela, trató de suplir la ausencia de carisma e inteligencia con el populismo y la represión, apoyándose en la asesoría del gobierno cubano en todas las esferas. El fracasado sistema cubano posiblemente contribuyó a la descapitalización de la industria petrolera, entre otros problemas de dirección económica. Los precios del petróleo comenzaron a caer y se desplomaron a finales de 2014. El mandatario venezolano emprendió una desaforada búsqueda de apoyo en la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) para reducir la producción y acusó a los especuladores y al fracking de Estados Unidos.

El canciller Rafael Ramírez, antiguo presidente de PDVSA, realizó una gira por los países miembros, sin lograr convencer a Arabia Saudita, principal productor mundial. A principios de enero, Maduro realizó un periplo, iniciado en Beijing, coincidiendo con la realización de la Reunión Ministerial CELAC-China, para convencer a su homólogo Xi Jinping de que le facilitara unos 16 mil millones de dólares para afrontar el gran desequilibrio de la balanza de pagos. Posiblemente, los chinos no estuvieron dispuestos a financiar a un socio tan voluble, que emprende medidas económicas nefastas y cuya aceptación popular cae en picada. El mandatario había hecho una escala de tres horas en Moscú, donde solo lo recibió un viceministro en el aeropuerto. Luego visitó Arabia Saudita con el proyecto de “lanzar una estrategia consensuada en el mercado petrolero”, que tuvo buena acogida, según informó a Telesur. Pasó a Qatar y Argelia. En realidad, la estrategia saudita parece destinada a lesionar a los principales competidores, entre ellos las empresas fracking norteamericanas, cuya rentabilidad demanda un precio del crudo por encima de 60 dólares.

Las cumbres de Cuba-CARICOM y ALBA-TCP en La Habana en diciembre pasado deben haberse centrado en las posibilidades de Venezuela de continuar el suministro ventajoso de los hidrocarburos y respaldando sus proyectos de desarrollo, pero la situación ha continuado complicándose. Para Cuba, la crisis económica -Período Especial de 25 años- se ahondaría en dependencia de la crisis venezolana, y si el gobierno mantuviera atadas las fuerzas productivas y el control absoluto bajo un sistema absolutamente inoperante.

La Habana, 12 de enero de 2015

Miriam Leiva

Periodista Independiente

Publicado en www.cubanet.org,

Deja un comentario

Archivado bajo Economia

VENEZUELA-CUBA, EL DILEMA DEL PETROLEO

VENEZUELA.doc

Deja un comentario

Archivado bajo Economia