¡FELICIDADES PAPA! HAPPY FATHER’S DAY

Deja un comentario

Archivado bajo Economia

CUBA, REFORMA CONSTITUCIONAL ?PARA QUÉ?

Perplejos los cubanos comentan la sesión extraordinaria de la Asamblea Nacional del Poder Popular, realizada el 3 de junio. Todo va para peor, dicen.

La comisión para redacción de la reforma de la Constitución resultó el principal acuerdo. El general de ejército Raúl Castro, exultante en su 87 cumpleaños, reapareció para dirigirla y reiterar que el socialismo es irrevocable y el Partido Comunista es la fuerza dirigente superior dela sociedad y el Estado.

El principal ausente fue un plan de emergencia para socorrer a los cientos de miles de damnificados por la tormenta tropical Alberto y afrontar la crisis alimentaria y económica, cuando comenzó la temporada de huracanes, extendida hasta fines de noviembre, presagio de mayores desastres. Tampoco se ofreció condolencias a los familiares de los fallecidos ni se mencionó los desaparecidos.Todavía se espera al presidente Díaz-Canel y el general de ejército Raúl Castro en las zonas, muchas aun bajo la lluvia.

Nada se habló sobre la devastación de gran parte del país, inmerso en las inundaciones, con comunidades aisladas, los servicios básicos colapsados, viviendas y enseres destruidos, pérdidas de las siembras de alimentos esenciales, como arroz, el tabaco exportable, ganado y los grandes daños en la industria.

Todo esto cuando aún se procuraba la recuperación de los estragos ocasionados en todo el país por el huracán Irma, en septiembre pasado, la zafra azucarera apenas sobrepasa el millón de toneladas y habrá que importar azúcar, el turismo hasta abril quedó alrededor del 7% por debajo de lo esperado, y “en el segundo semestre de 2018 hay que situar los recursos donde resulten imprescindibles y buscar soluciones con los inventarios disponibles y las producciones locales” según informó Alejandro Gil, viceministro primero del Economía y Planificación en la reunión del Consejo de Ministro, el 29 de mayo, según Granma del 31 de mayo. No hay liquidez (dinero) para pagar los créditos ya obtenidos y existen dificultades para lograr nuevos prestamistas. Además hay que honrar los compromisos asumidos al lograr la cancelación de deudas con el Club de París y otros acreedores. Las inversiones extranjeras lejos de aumentar se alejan, y la Zona Especial de Desarrollo de Mariel no crece.

La reapertura del trabajo por cuenta propia y las legislaciones prometidas no se han mencionado en la Asamblea Nacional, cuando podrían ser la principal ayuda a las personas y el país para afrontar el caos económico y productivo. Incluso podría convenir al gobierno para mantener el status quo de represión solapada a la inconformidad existente, pero temerosa de expresarse para poder “sobrevivir” en esta sociedad donde todo está prohibido, por tanto todo es ilegal.

La dependencia de las remesas y los viajes al extranjero para traer mercancías que vender son los salvavidas de los cubanos, imposibilitados de vivir de su trabajo y evadir la corrupción, pues los salarios y pensiones son miserables y cada día se alejan más las posibilidades de incrementos. Para el gobierno esto resulta imprescindible también.

Tampoco se abordaron los cambios económicos esenciales en la sesión extraordinaria. La agricultura clama por la relajación de las restricciones y el abandono definitivo de prácticas probadamente ineficientes, que en los últimos dos años han sido restauradas. La unificación monetaria y cambiaria continúa diferida, y de realizarse en las actuales condiciones lesionaría grandemente a la población. Mientras tanto, la doble moneda y las tasas de cambio agreden a las empresas estatales, así como las posibilidades de inversiones extranjeras y el turismo.

Las comisiones asambleístas sesionaron el 4 de junio para escuchar informaciones de los ministros y otros directivos nacionales sobre la situación existente en sus ramos. ¿Los bueyes detrás de la carreta o acaso se reunirá nuevamente la Asamblea para tomar las medidas emergentes imprescindibles para afrontar el caos actual?

La población ya comenzó a ser inundada con la propaganda y las asambleas de los preparativos para el gran “proceso democrático” con vista a la reforma de la constitución. Desde hacía meses estaba sometida a las reuniones para los congresos de las organizaciones llamadas de masas. Sin embargo, no podrán sobreponerse al incremento de las carencias, la desesperanza y la incredulidad.

La Habana, 4 de junio de 2018

Miriam Leiva

Periodista Independiente

Publicado en cubanet.org

Deja un comentario

Archivado bajo Economia

CUBA DEVASTADA POR LLUVIAS INTENSAS E INUNDACIONES

Miguel Díaz-Canel, antes de recorrer las zonas y arropar a los cubanos afectados por las inundaciones, acompañado por la Primera Dama, el 30 de mayo, realizó una visita oficial a Venezuela para reciprocar al reelecto Nicolás Maduro, quien había sido el primer mandatario en visitarlo oficialmente por su nombramiento como presidente.

Inmediatamente después de llegar a Caracas depositó una ofrenda floral a Simón Bolívar, se encontró con colaboradores cubanos, habló en la Asamblea Nacional Constituyente y fue recibido por Maduro, quien poco más podrá darle en medio de sus tormentas. Allí ni siquiera el flamante presidente cubano tiene que escuchar el desplome de los carcomidos edificios de La Habana, al salir el sol después de las tormentas.

Los cubanos contrastan con la publicitada rápida presencia de Díaz-Canel en el lugar de explosión del avión el 18 de mayo y las reiteradas visitas al Hospital Calixto García, el hotel y el Instituto de Medicina Legal, lo cual es humanamente loable. Pero, en las calles se comenta que estaban destinadas a la propaganda para el extranjero, fundamentalmente el turismo, y el interés de alejar la culpabilidad del gobierno en la contratación de la empresa aérea nada fiable por Cubana de Aviación.

Los torrenciales aguaceros, ocasionados por la tormenta subtropical Alberto a su paso por aguas cercanas, han inundado las provincias Villa Clara, Cienfuegos, Sancti Spiritus y Matanzas, precisamente las más devastadas por el potente huracán Irma, que atravesó de este a oeste casi todo el pequeño archipiélago, el 9 de septiembre de 2017. La lluvia persiste en las provincias Artemisa, Mayabeque y La Habana, capital de Cuba. En Pinar del Río e Isla de la Juventud comenzó desde mediados de mayo. También llovió mucho en Camagüey y Ciego de Ávila.

4 fallecidos y un desaparecido se habían reportado hasta el 29 de mayo. Miles de viviendas quedaron destruidas total o parcialmente y 43 877 sin electricidad en el centro del país y muchos acueductos no funcionan, poblados permanecen incomunicados, hay grandes daños en la agricultura, la autopista nacional fue cerrada, el transporte por carretera y ferrocarril se suspendió con paralización del traslado de personas y mercancías, también barcos están paralizados en puertos. Las situaciones más complejas están Encrucijada, Cifuentes, Sagua la Grande, Remedios, Caibarién, Santo Domingo, Ranchuelo, Zaza, Manicaragua, Camajuaní, Yaguajay, Cabaiguán, Martí, Pedro Betancourt, Perico, Ciénega de Zapata y Colón. Un puente colapsó por crecida del rio Zaza y cortó comunicación de Zaza del Medio. La refinería de Cienfuegos vertió petróleo por inundación de las piscinas de tratamiento de residuales a la Bahía.

El 29 de mayo, el presidente realizó, en La Habana, una reunión con ejecutivos del gobierno para valorar las afectaciones y tomar medidas, donde se determinó que 3 grupos integrados por miembros gobierno central visitarán las zonas afectadas para valorar la situación. Díaz-Canel dijo que la compleja situación debe afrontarse con serenidad y organización, reportó el noticiero de televisión.

141 embalses en el país están por encima 90% de su capacidad y prácticamente todos los de la región central están vertiendo, se operan los que tienen compuertas pero los automáticos se llenan y vierten por aliviadero principal o secundario, explicó Inés María Chapman, presidenta del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos. Este es el inicio del período húmedo, está lloviendo con los embalses llenos, algunas micropresas habrá que abrir porque incrementan los volúmenes de agua sobre el embalse cuando hay ruptura de micropresas, añadió en la referida reunión.

La situación más crítica en Villa Clara está en el municipio Sagua la Grande, también muy devastada por el huracán Irma, y que había sido reconstruido rápidamente para presentarla como uno destino, junto a la cayería norte, durante la Feria Internacional del Turismo efectuada del 2-5 de mayo. El ministro de turismo dijo en la citada reunión que los daños a las instalaciones eran leves y sin afectaciones a la actividad. En la provincia de Cienfuegos decenas de comunidades quedaron incomunicadas, principalmente en Cumanayagua y toda la montaña estaba sin corriente eléctrica. En Sancti Spiritus inicialmente se reportaron 540 viviendas dañadas, de ellas 87 con derrumbe total, y las líneas eléctricas presentan cuantiosos daños, de ellas 75% en capital. Se perdieron 400 toneladas de frijol, el tabaco tiene gran humedad en las casas de curación, lo que provoca hongos en la hoja y hay 600 hectáreas dañadas, y 50 millones de bulbos de cebolla sucumbieron en Banao, con afectación al cultivo de la próxima campaña de frío.

Los generales jefes de las regiones de defensa visitaron las zonas afectadas con dirigentes provinciales, como habían hecho después del huracán Irma (cuando Raul Castro no se presentó), informó igual fuente. Las tropas de las Fuerzas Armadas para socorrer a los damnificados, aunque las del Ministerio del Interior están desplegadas para ‘garantizar el orden y proteger las propiedades’, según su ministro.

La inmensa magnitud de las actuales pérdidas aún no se conoce, pero incrementa las carencias y necesidades de millones de cubanos, acumulados por los embates de los ciclones de años anteriores. Diez años se necesitarán para reponer las viviendas en mal o regular estado de acuerdo con estimados del gobierno. Con el deterioro natural de los inmuebles, las limitaciones para adquirir materiales de construcción y los incrementos por los fuertes desastres naturales, muy posiblemente millones de cubanos seguirán sin poder morar una vivienda digna.

La crisis multifacética en crecimiento desde hace años y la carencia de dinero del gobierno auguran gran escasez de alimentos, e imposibilidad de reposición de los bienes esenciales perdidos por los ciudadanos. Con los embalses y el suelo saturados, la temporada de ciclones extendida hasta noviembre puede traer aún mayores desastres.

El gobierno tiene que liberar todas las profesiones y oficios a la iniciativa privada. Los cubanos tienen derechos a crear sus propios medios económicos para su sustento y respaldar la precaria macroeconomía. La participación en la toma de decisiones es indispensable.

Miriam Leiva

Periodista Independiente

La Habana 30 de mayo de 2018

Deja un comentario

Archivado bajo Economia

LA CAÑA DE AZUCAR SERA PLANTA EXOTICA EN CUBA

Ni la sequía ni la lluvia, sino el sistemaatenaza la agroindustria azucarera en Cuba. La empresa AZCUBA no puede obrar milagros en losdespojosrebidosdebido al desmontaje en 2002,casi cinco siglos de cubanidad brotada de la caña de azúcar traída por Diego Velázquez en 1511, los ingenios con la máquina de vapor en 1820 y el ferrocarril en 1837.

En la Zafra 2017-2018 se alcanzaalrededor de 1 100 000 toneladas de azúcar,inferior a las 1 209 883 en 1905. En 1894 se había producido más de un millón de toneladas, pero en 1898, concluida la devastadora guerra de independencia,solo se llegó a 259 331; Cuba tenía 2 millones de habitantes dispersos y depauperados por las privaciones de la contienda. En 1948 se elevó a 6 121 109 toneladas y en 1983 a 8 206 600, cifra algo superada por la Zafra de los 10 millonesmalograda. La zafra 2010-2011cayó a 1 161 000 toneladas.Para 2017-2018, el plan fijaba producir 1,6 millón, ajustado a 1,3 millón, al aducir que los efectos de las lluvias dificultaban la cosecha y transportación de la caña, las demoras y paradas de los centrales por problemas técnicos,y bajos rendimientos cañeros e industriales. 54 ingenios participaban. En 2016-2017 se produjo1,8 millón y, aunque se sobrepasó la anterior en 20%, no se logró los 2,1 millones proyectados; la única provincia que cumplió fue Villa Clara.

Cuba importará azúcar fue titular sobre la zafra 2017-2018en los despachos de la prestigiosaReuters seguidos por otras agencias extranjeras. En realidad no es una novedad, como tampoco que la producción no rebasa 1,1 millón de toneladas, pero muy difícil resulta reportar sin repetirse. De Bielorrusia se importaron 50 000 toneladas de refino de remolacha en 2006, de Brasil, Colombia y otros países se ha recibido antes y después.En 2017 se exportaría 1 211 000 toneladas, según expresó Orlando Celso García Ramírez, presidente del Grupo Empresarial Azcuba, en la Comisión Agroalimentaria de la Asamblea Nacional, Juventud Rebelde 11-7-17. A China se envía 400 000 toneladas anuales. Para la venta racionada y en divisas a la poblacióny otros usos nacionales se destinan unas 700 000 toneladas.

La mayor parte de los problemas afrontados se arrastran desde hace muchos años, agudizados por el desguace a partir de 2002, y han sido documentados por especialistas como el economista Oscar Espinosa Chepe.Los restrictivosmétodos organizativos y de dirección se unen a la obsolescencia de maquinarias y equipos, ínfimas inversiones, deficientes y demoradas reparaciones de los centrales, desmonte de los cultivos, degradación de los suelos, muy malas condiciones de los caminos cañeros, el transporte precario y la pérdida del personal calificado y los trabajadores.

El presidente del Grupo Empresarial Azcuba pronosticó el descenso de la producción en la zafra 2017-2018, que se iniciaría en noviembre como es usual.Según abundó, el aprovechamiento de lanorma potenciales la principal debilidaddesde principio del Período Especial,“la cosecha-industria es una línea recta del período que no se ha recuperado”. Entre los problemas planteados en la Asamblea estuvieron la baja calidad, la carencia de semillas y el déficit de caña por corte para moler en la zafra, losínfimos rendimientos de 25 toneladas por hectáreas y estimados por encima de lo real, altos costos de producción, poca preparación y no permanencia de los cuadros ytrabajadores,dificultades de autoridad de los jefes, problemas por el ferrocarril vinculado a la Empresa Nacional de Ferrocarril no a Azcuba y el ingenio como antaño; las nuevas máquinas cortadoras con muchas deficiencias, por lo que no se está contratando nuevas hasta que se resuelvan los problemas; y carencia de implementos de trabajo.

También mencionó la necesidad de asociar el salario con mayor rigora los resultados productivosde los trabajadores, pues no se puede producir 86% de azúcar y tener el valor agregado de 140%. En realidad, los salarios en Cuba son extraordinariamente bajos, lo que unido a las malas condiciones laborales, desestimula el trabajoyprovocasubterfugios y corrupción.

La caña de azúcar es una gramínea exótica, sembrada alrededor del ingenio-museo frecuentado por turistas nacionales y extranjeros, donde el gobierno revolucionario expone uno de sus grandes logros: la erradicación de la producción de azúcar, gran lacra capitalistade acumulación de riquezas, podría ser la narración de un visitante en fecha no lejana.

Similarhabía sucedido con las actualmente llamadas frutas exóticas, como anón, chirimoya, níspero y canistelque padres y abuelos disfrutaron, ydespués de 1959varias generaciones no conocieron, ya quesolo aparecían pocos plátanos y mangos, algunas naranjas, toronjas y piñas gracias a los remanentes de la exportación, y mamey a veces, todo a precios elevados. Los sabrosos platanitos manzanos se extinguieron.El Estado era el único comercializador y los árboles frutales fueron derribados para sembrar caña de azúcar.

En Cuba se ha demostrado que es menos difícilreponer los árboles frutalescontando con los emprendedores privados, fundamentalmente, que las plantaciones de caña, los ingenios y los trabajadores agrícolas e industriales desde el Estado, la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) y la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP).

Hasta desaparecieronlos deliciosos y nutritivos jugos de guarapo, raspadura y melao. Sin azúcar no hay país, se decía con orgullo criollo.

La Habana, 27 de mayo de 2018

Miriam Leiva

Periodista Independiente

Publicado en cubanet.org

Deja un comentario

Archivado bajo Economia

INUNDACIONES EN CUBA

NUEVA CATÁSTROFE SOBRE MILLONES DE CUBANOS
El presidente aún no ha recorrido las áreas afectadas por las inundaciones ni ha arropado a los damnificados, pero el 30 de mayo viajó a Caracas en visita oficial para apoyar a Nicolás Maduro, quien sumido en su propia crisis, muy poco más podrá darle. La Primera Dama acompañó a Díaz-Canel.

Las provincias Villa Clara, Cienfuegos, Sancti Spiritus y Matanzas, las más devastadas por el potente huracán Irma, que atravesó de este a oeste casi todo el pequeño archipiélago,
el 9 de septiembre de 2017, están inundadas debido a los torrenciales aguaceros, causados por la tormenta subtropical Alberto. La lluvia persiste en las provincias Artemisa, Mayabeque y La Habana, capital de Cuba. En Pinar del Río e Isla de la Juventud comenzó desde mediados de mayo. También llovió mucho en Camagüey y Ciego de Ávila.

El presidente realizó en La Habana, el 29 de mayo, una reunión con ejecutivos del gobierno, donde se determinó que 3 grupos integrados por miembros gobierno central visitarán las zonas afectadas para poder valorar la situación y adoptar las medidas pertinentes. Díaz-Canel dijo que la situación es compleja y llamó a actuar con serenidad y organización. Los generales jefes de las Regiones de Defensa han recorrido la provincias con los dirigentes locales y ministros, como han hecho después del huracán Irma, sin la presencia del entonces general-presidente Raúl Castro.
4 fallecidos y un desaparecido se han reportado. Miles de viviendas quedaron destruidas total o parcialmente, y sin electricidad en el centro del país, muchos acueductos no funcionan, poblados permanecen incomunicados, hay grandes daños en la agricultura, la autopista nacional fue cerrada, el transporte por carretera y ferrocarril se suspendió. La refinería de Cienfuegos vertió petróleo por inundación de las piscinas de tratamiento de residuales a la Bahía.
141 embalses en el país están por encima 90% de su capacidad y prácticamente todos los de la región central están vertiendo, se operan los que tienen compuertas pero los automáticos se llenan y vierten por aliviadero principal o secundario, explicó Inés María Chapman, presidenta del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos. Este es el inicio del período húmedo, está lloviendo con los embalses llenos, algunas micropresas habrá que abrir porque incrementan los volúmenes de agua sobre el embalse cuando hay ruptura de micropresas, añadió en la referida reunión.
La situación más crítica en Villa Clara está en el municipio Sagua la Grande, también muy devastada por el huracán Irma, y reconstruido rápidamente para presentarlo como un destino durante la Feria Internacional del Turismo, efectuada del 2-5 de mayo. En la provincia de Cienfuegos decenas de comunidades quedaron incomunicadas y toda la montaña estaba sin corriente eléctrica.
El crecimiento de la crisis económica desde hace años, la falta de dinero del gobierno-estado-partido, único gran propietario y comercializador, y la destrucción de los cultivos provocarán gran escasez de alimentos e impedirán la reposición de los bienes esenciales perdidos por los ciudadanos. La inmensa magnitud de las actuales pérdidas aún no se conoce, pero seguramente aumentarán las carencias y necesidades de millones de personas. Los aguaceros de mayo han saturado los embalses y el suelo, y la temporada de ciclones se extenderá desde junio hasta noviembre, más calamidades pueden llegar.
Los cubanos tienen derechos a crear sus propios medios económicos para su sustento y contribuir al crecimiento de la economía nacional. El gobierno tiene que permitir todas las profesiones y oficios a la iniciativa privada. La participación ciudadana en la toma de decisión es indispensable.

(Fuente: Noticieros de la television nacional y periódicos de Cuba)

Miriam Leiva, periodista independiente

Deja un comentario

Archivado bajo Economia

HOMILÍA DE MONS. EMILIO ARANGUREN ECHEVERRÍA, OBISPO DE HOLGUÍN,

EN LA MISA DE HONRAS FÚNEBRES POR LOS FALLECIDOS EN EL ACCIDENTE AÉREO

DEL VIERNES 18 DE MAYO DE 2018

S.I. Catedral de San Isidoro

Holguín, 22 de mayo de 2018

El sábado en la tarde dirigí un sencillo mensaje a todas las comunidades de la Diócesis, tanto de la provincia de Holguín como las de Las Tunas. En la noche, en muchas de ellas, se celebraría la Vigilia de Pentecostés en la que, al igual que en el domingo, íbamos a rezar o a cantar el himno ¡Ven, Espíritu Santo!

VEN, ESPÍRITU DIVINO

Ven, Espíritu divino,

manda tu luz desde el cielo.

Padre amoroso del pobre,

don en tus dones espléndido,

luz que penetra las almas,

fuente del mayor consuelo.

Ven, dulce huésped del alma,

descanso de nuestro esfuerzo,

tregua en el duro trabajo,

brisa en las horas de fuego,

gozo que enjuga las lágrimas

y reconforta en los duelos.

Entra hasta el fondo del alma,

divina luz, y enriquécenos.

Mira el vacío del hombre,

si tú faltas por dentro;

mira el poder del pecado,

cuando no envías tu aliento.

Riega la tierra en sequía,

sana el corazón enfermo,

lava las manchas, infunde

calor de vida en el hielo,

doma el espíritu indómito,

guía al que tuerce el sendero.

Reparte tus siete dones,

según la fe de tus siervos;

por tu bondad y tu gracia,

dale al esfuerzo su mérito;

salva al que busca salvarse

y danos tu gozo eterno. Amén.

Es un Himno muy hermoso en el que, en una de sus peticiones, aclamamos al Espíritu de Dios, diciendo: “gozo que enjuga las lágrimas y reconforta en los duelos”.

Para eso, queridos todos, me he permitido convocarlos: para orar dentro de un clima religioso, de fe, en torno a la Palabra de Dios y a la celebración del Santo Sacrificio de la Misa y, de esa forma, favorecer a enjugar tantas lágrimas y a reconfortar en este duelo de las 70 familias de nuestra Diócesis que viven este difícil y triste momento.

Agradezco al Papa Francisco habernos enviado un mensaje de condolencia. Él visitó a nuestra Diócesis como “Misionero de la Misericordia” y, en esa ocasión, recordamos que las obras de misericordia son corporales y espirituales. Y una de las corporales es: “dar sepultura a los muertos”. Con el afecto y la oración hoy lo estamos haciendo en esta celebración.

Quiero agradecer a cuantos se han acercado a esta Iglesia Catedral -y a otros templos de la Diócesis- (como está sucediendo ahora mismo en la Parroquial Mayor de San Jerónimo) a orar por los fallecidos, por sus familiares y seres queridos, por sus compañeros de trabajo o estudio, por quien fue su vecino o estuvo en la familia. ¡Qué gesto tan significativo y, en la mayoría de los casos, totalmente anónimo! (sin alarde, sin publicidad, sin que se sepa, como acción amorosa de la que “la mano izquierda no se entera lo que hace la derecha”).

Cuántas personas -algunas muy cercanas- me han sugerido solicitar poder transmitir un mensaje radial; otras me han entregado el periódico con el pensamiento del fotorreportero Juan Pablo Carreras, también de lo expresado por el profesor Calviño en Cubadebate, por los testimonios ofrecidos a través de Tele Cristal, etc.

Ahora estamos en esta Catedral -centro y corazón de nuestra Iglesia Diocesana- integrando una asamblea orante con cuantos formamos el Pueblo de Dios en esta ciudad. Antes de la Misa hemos invocado la compasión y comprensión de María, la Madre de Jesús, a quien -en una hermosa escultura venerada en la Basílica de San Pedro, en El Vaticano- Miguel Ángel la llamó: “La Pietá”, ya que representa esa conmovedora escena en la que ella sostiene sobre sus piernas el cadáver de su hijo cuando lo descendieron del madero de la cruz y lo mira con ternura y con piedad. Por eso le cantamos: “tú conoces nuestras penas”.

Ahora, nuestra mirada se dirige hacia el retablo que, en su centro, tiene la imagen de Jesús, pero no en la cruz, sino resucitado y envuelto en los destellos de la luz que irradian vida y esperanza. A cada lado, una imagen que, en esta noche, tienen también un significado: Nuestra Señora del Rosario, co-patrona de Holguín desde su fundación en el Hato de Managuaco quien vivió de cerca los acontecimientos dolorosos en la vida de Jesús y, por ello, le decimos: “Enséñanos a decir ¡Amén!”, y también a San Isidoro, el abogado intercesor de esta Villa desde su fundación. ¡Es la ciudad de Holguín la que ora por sus hijos fallecidos y por las familias dolientes!

Por eso, queridos todos, fijémonos en la enseñanza que nos transmite la Palabra de Dios que ha sido proclamada en dos textos del Nuevo Testamento: 1ª Carta de San Pedro (3,8-18) y el Evangelio de San Juan (11,17-27)

Pedro escribe su carta a través de un escribano, propiamente él la dicta. ¿Y cuál es su mensaje? Tiene la ocasión de brindar varios consejos a quienes integraban la comunidad de discípulos en medio de una realidad no creyente e, incluso, en ocasiones, hostil.

Destaco las principales expresiones del apóstol: “sean compasivos, fraternales, misericordiosos, humildes,… no devuelvan mal por mal, ni insulto por insulto, sino más bien, bendigan. Santifiquen a Cristo en sus corazones, estando siempre dispuestos para dar razón de la esperanza que hay en ustedes”.

En síntesis, invita a dar razón de la esperanza con sencillez. Por eso, miremos la imagen del Resucitado que representa “la piedra angular” en la que se fundamenta “la esperanza que no defrauda” (Rom. 5,5)

Y, en el Evangelio, escuchamos cómo Jesús fue a la casa de las hermanas Marta y María, en el pueblo de Betania, para darles el pésame por la muerte de su hermano Lázaro, de quien era amigo. El texto destaca que Jesús lloró, pero con su presencia no solo estaba compartiendo los sentimientos (como nosotros acostumbramos a decir: “Te acompaño en el sentimiento”), sino que las estaba ayudando a tener una respuesta de fe, de confianza en Dios. Por eso, le pregunta a Marta: “¿Crees esto?”.

Estamos en esta celebración para esto, para pedirle a Dios que fortalezca nuestra fe, al igual que la de nuestros hermanos cristianos de la Iglesia del Nazareno, cuya congregación perdió a diez matrimonios pastorales y, anoche en el Noticiero, escuchamos al superintendente decir con extraordinario sentido fraterno, que entre 8 o 10 niños habían quedado huérfanos por la muerte de sus padres. Rezamos por cuantos sufren y lloran la muerte de sus seres queridos en tantos hogares de nuestra Diócesis y de otras provincias. Y, también, elevemos nuestras súplicas por las familias de los tripulantes mexicanos, así como por las dos parejas de Argentina y México, junto con los dos sarahuíes.

Tengamos en cuenta, queridos todos, que diariamente mueren hijos e hijas de este pueblo de “muerte natural”: por ancianidad, enfermedades crónicas o por otras causas. Cuando la muerte es natural, hay un tiempo previo en el que los familiares, se disponen para lo que, en su momento, acaece. Hay “muertes trágicas” por accidente -como éstas-, por atentados o por las guerras. La Biblia utiliza un término: “en un abrir y cerrar de ojos” (1 Cor. 15,52), es decir, en un instante -como ocurrió el pasado viernes poco después del mediodía-. También hay “muertes inocentes”, como la de esos seres vivos -que aún no le habían puesto un nombre- y son aspirados de las entrañas de la madre y echados en un recipiente.

La vida del ser humano no concluye en una sepultura o en un osario. Rezamos en la Plegaria: “para los que creemos en Ti, Señor, la vida no se termina, sino que se transforma”. La criatura deja este mundo y se encuentra con su Padre-Dios “que es Amor”. Esa es la puerta del Encuentro que nos abrió Cristo con su resurrección y es lo que simboliza el cirio pascual encendido junto a la cruz. Recordemos que, al terminar de rezar el Credo, decimos: “Creo en la vida eterna o, también, creo en la vida de un mundo futuro”.

El viernes al mediodía -poco después de la 1.00 pm- fui al aeropuerto porque pensé en aquellos que estarían esperando a los que no llegaron para encontrarse con ellos. Allí recé pensando -a partir de la fe en Jesucristo- que el abrazo se los estaba dando Dios, rico en misericordia, en la eternidad.

¡Esta es nuestra fe! Y, por ello, recordamos lo que la Palabra de Dios nos enseña: “polvo eres y en polvo te convertirás” (cf. Gén 3,19 y Eclesiastés 12,7), “vanidad de vanidades, todo es vanidad” (Eclesiastés 1,1), “No acumulen tesoros en la tierra, donde roen la polilla y la carcoma, donde los ladrones perforan paredes y roban… pues donde está tu tesoro, allí estará también tu corazón” (Mt. 6,19.21).

Oremos por el eterno descanso de los fallecidos, por la fortaleza de sus familiares, por el futuro de los niños y otras personas que han quedado dependientes… oremos por tantas personas que, a lo largo de estas cuatro jornadas, no han descansado para acompañar, aliviar, socorrer… también por las autoridades que toman decisiones, brindan orientaciones, sopesan las responsabilidades ante lo sucedido… oremos por nuestro pueblo para que, al igual que rezamos en la Misa, Dios nos inspire “la palabra y el gesto oportuno” ante quienes están tristes y necesitados.

Recordemos la expresión de San Juan de la Cruz convertida en canto, que dice: "Al atardecer de la vida me examinarán del amor” (Cantoral Nacional n. 266-A).

—-

Deja un comentario

Archivado bajo Economia

HOMILÍA DE MONS. EMILIO ARANGUREN ECHEVERRÍA, OBISPO DE HOLGUÍN,

EN LA MISA DE HONRAS FÚNEBRES POR LOS FALLECIDOS EN EL ACCIDENTE AÉREO

DEL VIERNES 18 DE MAYO DE 2018

S.I. Catedral de San Isidoro

Holguín, 22 de mayo de 2018

El sábado en la tarde dirigí un sencillo mensaje a todas las comunidades de la Diócesis, tanto de la provincia de Holguín como las de Las Tunas. En la noche, en muchas de ellas, se celebraría la Vigilia de Pentecostés en la que, al igual que en el domingo, íbamos a rezar o a cantar el himno ¡Ven, Espíritu Santo!

VEN, ESPÍRITU DIVINO

Ven, Espíritu divino,

manda tu luz desde el cielo.

Padre amoroso del pobre,

don en tus dones espléndido,

luz que penetra las almas,

fuente del mayor consuelo.

Ven, dulce huésped del alma,

descanso de nuestro esfuerzo,

tregua en el duro trabajo,

brisa en las horas de fuego,

gozo que enjuga las lágrimas

y reconforta en los duelos.

Entra hasta el fondo del alma,

divina luz, y enriquécenos.

Mira el vacío del hombre,

si tú faltas por dentro;

mira el poder del pecado,

cuando no envías tu aliento.

Riega la tierra en sequía,

sana el corazón enfermo,

lava las manchas, infunde

calor de vida en el hielo,

doma el espíritu indómito,

guía al que tuerce el sendero.

Reparte tus siete dones,

según la fe de tus siervos;

por tu bondad y tu gracia,

dale al esfuerzo su mérito;

salva al que busca salvarse

y danos tu gozo eterno. Amén.

Es un Himno muy hermoso en el que, en una de sus peticiones, aclamamos al Espíritu de Dios, diciendo: “gozo que enjuga las lágrimas y reconforta en los duelos”.

Para eso, queridos todos, me he permitido convocarlos: para orar dentro de un clima religioso, de fe, en torno a la Palabra de Dios y a la celebración del Santo Sacrificio de la Misa y, de esa forma, favorecer a enjugar tantas lágrimas y a reconfortar en este duelo de las 70 familias de nuestra Diócesis que viven este difícil y triste momento.

Agradezco al Papa Francisco habernos enviado un mensaje de condolencia. Él visitó a nuestra Diócesis como “Misionero de la Misericordia” y, en esa ocasión, recordamos que las obras de misericordia son corporales y espirituales. Y una de las corporales es: “dar sepultura a los muertos”. Con el afecto y la oración hoy lo estamos haciendo en esta celebración.

Quiero agradecer a cuantos se han acercado a esta Iglesia Catedral -y a otros templos de la Diócesis- (como está sucediendo ahora mismo en la Parroquial Mayor de San Jerónimo) a orar por los fallecidos, por sus familiares y seres queridos, por sus compañeros de trabajo o estudio, por quien fue su vecino o estuvo en la familia. ¡Qué gesto tan significativo y, en la mayoría de los casos, totalmente anónimo! (sin alarde, sin publicidad, sin que se sepa, como acción amorosa de la que “la mano izquierda no se entera lo que hace la derecha”).

Cuántas personas -algunas muy cercanas- me han sugerido solicitar poder transmitir un mensaje radial; otras me han entregado el periódico con el pensamiento del fotorreportero Juan Pablo Carreras, también de lo expresado por el profesor Calviño en Cubadebate, por los testimonios ofrecidos a través de Tele Cristal, etc.

Ahora estamos en esta Catedral -centro y corazón de nuestra Iglesia Diocesana- integrando una asamblea orante con cuantos formamos el Pueblo de Dios en esta ciudad. Antes de la Misa hemos invocado la compasión y comprensión de María, la Madre de Jesús, a quien -en una hermosa escultura venerada en la Basílica de San Pedro, en El Vaticano- Miguel Ángel la llamó: “La Pietá”, ya que representa esa conmovedora escena en la que ella sostiene sobre sus piernas el cadáver de su hijo cuando lo descendieron del madero de la cruz y lo mira con ternura y con piedad. Por eso le cantamos: “tú conoces nuestras penas”.

Ahora, nuestra mirada se dirige hacia el retablo que, en su centro, tiene la imagen de Jesús, pero no en la cruz, sino resucitado y envuelto en los destellos de la luz que irradian vida y esperanza. A cada lado, una imagen que, en esta noche, tienen también un significado: Nuestra Señora del Rosario, co-patrona de Holguín desde su fundación en el Hato de Managuaco quien vivió de cerca los acontecimientos dolorosos en la vida de Jesús y, por ello, le decimos: “Enséñanos a decir ¡Amén!”, y también a San Isidoro, el abogado intercesor de esta Villa desde su fundación. ¡Es la ciudad de Holguín la que ora por sus hijos fallecidos y por las familias dolientes!

Por eso, queridos todos, fijémonos en la enseñanza que nos transmite la Palabra de Dios que ha sido proclamada en dos textos del Nuevo Testamento: 1ª Carta de San Pedro (3,8-18) y el Evangelio de San Juan (11,17-27)

Pedro escribe su carta a través de un escribano, propiamente él la dicta. ¿Y cuál es su mensaje? Tiene la ocasión de brindar varios consejos a quienes integraban la comunidad de discípulos en medio de una realidad no creyente e, incluso, en ocasiones, hostil.

Destaco las principales expresiones del apóstol: “sean compasivos, fraternales, misericordiosos, humildes,… no devuelvan mal por mal, ni insulto por insulto, sino más bien, bendigan. Santifiquen a Cristo en sus corazones, estando siempre dispuestos para dar razón de la esperanza que hay en ustedes”.

En síntesis, invita a dar razón de la esperanza con sencillez. Por eso, miremos la imagen del Resucitado que representa “la piedra angular” en la que se fundamenta “la esperanza que no defrauda” (Rom. 5,5)

Y, en el Evangelio, escuchamos cómo Jesús fue a la casa de las hermanas Marta y María, en el pueblo de Betania, para darles el pésame por la muerte de su hermano Lázaro, de quien era amigo. El texto destaca que Jesús lloró, pero con su presencia no solo estaba compartiendo los sentimientos (como nosotros acostumbramos a decir: “Te acompaño en el sentimiento”), sino que las estaba ayudando a tener una respuesta de fe, de confianza en Dios. Por eso, le pregunta a Marta: “¿Crees esto?”.

Estamos en esta celebración para esto, para pedirle a Dios que fortalezca nuestra fe, al igual que la de nuestros hermanos cristianos de la Iglesia del Nazareno, cuya congregación perdió a diez matrimonios pastorales y, anoche en el Noticiero, escuchamos al superintendente decir con extraordinario sentido fraterno, que entre 8 o 10 niños habían quedado huérfanos por la muerte de sus padres. Rezamos por cuantos sufren y lloran la muerte de sus seres queridos en tantos hogares de nuestra Diócesis y de otras provincias. Y, también, elevemos nuestras súplicas por las familias de los tripulantes mexicanos, así como por las dos parejas de Argentina y México, junto con los dos sarahuíes.

Tengamos en cuenta, queridos todos, que diariamente mueren hijos e hijas de este pueblo de “muerte natural”: por ancianidad, enfermedades crónicas o por otras causas. Cuando la muerte es natural, hay un tiempo previo en el que los familiares, se disponen para lo que, en su momento, acaece. Hay “muertes trágicas” por accidente -como éstas-, por atentados o por las guerras. La Biblia utiliza un término: “en un abrir y cerrar de ojos” (1 Cor. 15,52), es decir, en un instante -como ocurrió el pasado viernes poco después del mediodía-. También hay “muertes inocentes”, como la de esos seres vivos -que aún no le habían puesto un nombre- y son aspirados de las entrañas de la madre y echados en un recipiente.

La vida del ser humano no concluye en una sepultura o en un osario. Rezamos en la Plegaria: “para los que creemos en Ti, Señor, la vida no se termina, sino que se transforma”. La criatura deja este mundo y se encuentra con su Padre-Dios “que es Amor”. Esa es la puerta del Encuentro que nos abrió Cristo con su resurrección y es lo que simboliza el cirio pascual encendido junto a la cruz. Recordemos que, al terminar de rezar el Credo, decimos: “Creo en la vida eterna o, también, creo en la vida de un mundo futuro”.

El viernes al mediodía -poco después de la 1.00 pm- fui al aeropuerto porque pensé en aquellos que estarían esperando a los que no llegaron para encontrarse con ellos. Allí recé pensando -a partir de la fe en Jesucristo- que el abrazo se los estaba dando Dios, rico en misericordia, en la eternidad.

¡Esta es nuestra fe! Y, por ello, recordamos lo que la Palabra de Dios nos enseña: “polvo eres y en polvo te convertirás” (cf. Gén 3,19 y Eclesiastés 12,7), “vanidad de vanidades, todo es vanidad” (Eclesiastés 1,1), “No acumulen tesoros en la tierra, donde roen la polilla y la carcoma, donde los ladrones perforan paredes y roban… pues donde está tu tesoro, allí estará también tu corazón” (Mt. 6,19.21).

Oremos por el eterno descanso de los fallecidos, por la fortaleza de sus familiares, por el futuro de los niños y otras personas que han quedado dependientes… oremos por tantas personas que, a lo largo de estas cuatro jornadas, no han descansado para acompañar, aliviar, socorrer… también por las autoridades que toman decisiones, brindan orientaciones, sopesan las responsabilidades ante lo sucedido… oremos por nuestro pueblo para que, al igual que rezamos en la Misa, Dios nos inspire “la palabra y el gesto oportuno” ante quienes están tristes y necesitados.

Recordemos la expresión de San Juan de la Cruz convertida en canto, que dice: "Al atardecer de la vida me examinarán del amor” (Cantoral Nacional n. 266-A).

—-

Deja un comentario

Archivado bajo Economia