Archivo mensual: noviembre 2011

FOTO

Recibimiento a la Virgen de la Caridad en la Iglesia de San Agustin,
Aparecen el Cardenal, Monsenor Carlos Manuel de Cespedes, M Juan de Dios Hernandez
y M Jose Felix Perez 13-11-11

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

FOTO

Cardenal Jaime Ortega habla a llegada Virgen mambisa a Iglesia Santa Rita de Casia

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

LA VIRGEN MAMBISA PEREGRINA CON MULTITUDES DE CUBANOS

La Virgen de la Caridad del Cobre ha reaparecido a los cubanos en su recorrido de oriente a occidente, iniciado en Santiago de Cuba el 8 de agosto de 2010, en el marco de la conmemoración de los 400 años de su encuentro con tres humildes pescadores en las aguas de la Bahía de Nipe.

Desde el 6 de noviembre su imagen peregrina por la Arquidiócesis de La Habana aclamada por miles de niños, jóvenes, personas maduras y ancianos, que con espontaneo júbilo y gran devoción acuden a recibir a la Patrona de Cuba, disfrutando la posibilidad inédita de expresar públicamente su creencia religiosa, así como procurar ayuda y esperanza para solucionar las grandes dificultades, impuestas por la prolongada crisis multifacética, aparentemente interminable.

En la tarde del 12 de noviembre, la Virgen Mambisa fue recibida en la Parroquia de Santa Rita de Casia por miles de personas en el Parque Coyula, ubicado en 19 y 30 en el municipio Playa. En peregrinación junto al Arzobispo de La Habana, Jaime Ortega, caminaron con rezos y cantos, hasta llegar a la 5ta Avenida de Miramar, donde Monseñor José Félix Pérez, destacó importancia de su presencia en la comunidad y dirigió las oraciones de la comunidad, que continuó el recorrido hasta la calle 3ra para subir 26 para llegar a un costado de la Iglesia. Entre la imagen de la Virgen y una inmensa bandera cubana, se entonó el himno nacional, y se escucharon las palabras de Monseñor Pepe Félix y el Cardenal.

En la noche, la Iglesia Santa Rita de Casia vibró de emoción con la multitud durante una velada cultural, que escuchó el bello coro infantil de la Iglesia, y ls interpretaciones del Ave María por las prestigiosas cantantes líricas Lucy Provedo y María Eugenia Barrios, seguidas de las actuaciones de otros artistas, entre ellos aficionados de gran calidad. Durante toda la madrugada se recibió a la población hasta la misa a las 7:00 am.

En la Iglesia San Agustín, situada en la calle 35 entre 42 y 44 de Playa, cientos de personas se congregaron para recibir la imagen de la Virgen Mambisa a las 9:30 de la mañana, acompañada del Cardenal Ortega, y los Monseñores Juan de Dios Hernández y José Félix Pérez, mientras Monseñor Carlos Manuel de Céspedes la recibió en su parroquia. Ascendió la escarpada escalinata seguida de cientos de cubanos de todas las edades, incluidas madres con bebés y muchos niños, personas con discapacidades físicas y ancianos, que dentro del recinto pasaron frente a ella, luego de respetuosas y prolongadas esperas. El Arzobispo de La Habana ofició la concurrida misa a las 4:30 pm. Luego siguió la peregrinación hacia otras parroquias.

Recientemente se anunció que el Papa Benedicto XVI podría realizar una visita pastoral a Cuba durante la primavera del 2012, en el marco del año jubilar por el 400 aniversario del encuentro de la Virgen. Según se ha conocido el Sumo Pontífice desea compartir el actual momento histórico con el pueblo cubano. Esos acontecimientos podrán prolongar fructíferamente el legado del Papa Juan Pablo II durante su recorrido por Cuba en enero de 1998, cuando por primera vez desde 1959 el pueblo pudo congregarse espontáneamente y asistir a las misas, donde escuchó sus exhortaciones a no tener miedo y ser protagonistas de la historia personal y social.

En esa atmósfera empezaron a abrirse las personas adultas, y a criarse los niños y jóvenes que en gran cantidad son bautizados y asisten al catecismo; empezaron a restablecerse las tradiciones, como la celebración de la Navidad, que había sido sustituida por el triunfo de la revolución el 1 de enero; y no sólo la religión católica, mayoritaria en Cuba, fue logrando recuperar un espacio normal, sino que las demás creencias también lo han alcanzado, incluidas las afro-cubanas.

En Cuba para remontar la profunda crisis multifacética es indispensable la participación libre, consciente y creativa de todas las personas. Los cantos de guerra y la represión tienen que abandonarse. La peregrinación y las actividades del año jubilar de la Virgen de la Caridad no sólo propician a la Iglesia Católica Cubana su labor evangelizadora, sino simultáneamente el cultivo de la virtud y la recuperación de los valores ciudadanos, a fin de realizar la reconciliación para el progreso personal y de la nación.

La Habana, 14 de noviembre de 2011

Miriam Leiva

Periodista Independiente
FOTO: Monsenor Jose Felix Perez en 5ta Avenida, Miramar

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

MAWS ALLA DE UN ACONTECIMIENTO RELIGIOSO

Más allá de un acontecimiento religioso

A propósito del recorrido de la Virgen de la Caridad por la Isla

Miriam Leiva, La Habana | 08/11/2011 CUBAENCUENTRO

La imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre, patrona de Cuba, arribó a la Arquidiócesis de La Habana el 6 de noviembre, después de recorrer la Isla al partir de su santuario en la provincia Santiago de Cuba el 8 de agosto de 2010, como parte de las celebraciones de los 400 años de su hallazgo en la Bahía de Nipe en 1612. Su peregrinar multitudinario sobrepasa la connotación religiosa.

Las relaciones de la Iglesia Católica cubana con el Gobierno establecido en 1959 tuvieron grandes choques, culminando con la expulsión de los sacerdotes a comienzo de la década de 1960. A este hecho siguió la represión a todas las religiones, con particular ensañamiento hacia la católica, mayormente profesada en el país, y el confinamiento de jóvenes —incluido el actual arzobispo de La Habana—, en los campos de concentración de las UMAP, supuestas Unidades Militares de Apoyo a la Producción. Las autoridades cambiaron la tradicional celebración de las fiestas de Navidad por el advenimiento del triunfo de la revolución el 1 de enero. Muchas personas perdieron sus empleos acusados de tener creencias religiosas, (católicas o afrocubanas), así que la población escondió sus credos para lograr progresar laboralmente. Se dejó de asistir a las iglesias, de bautizar y de enviar a los niños al estudio del catecismo, ya que cualquier denuncia podía lesionar su progreso en el sistema educacional y vedar el acceso a las universidades.

La situación comenzó a modificarse a finales de la década de 1980, con los aires de cambios en la Unión Soviética y sus aliados y finalmente con el derrumbe del llamado “socialismo real”. El IV Congreso del Partido Comunista de Cuba, efectuado en octubre de 1991, en una resolución dictaminó: “Suprimir en la práctica de los procesos de crecimiento del partido cualquier interpretación de los actuales Estatutos que entrañe negar a un revolucionario de vanguardia, en razón de sus creencias religiosos, el derecho de aspirar a ser admitido en el Partido”.

En el transcurso de los años, la Iglesia Católica había emitido sus opiniones sobre los acontecimientos ocurridos en Cuba, pero especial connotación tuvo el documento “El amor todo lo espera, del 8 de setiembre de 1993, que en sus 81 párrafos analizó la crítica situación existente, expuso que “somos los cubanos los que tenemos que resolver los problemas entre nosotros, dentro de Cuba”, y llamó a que se iniciaran cambios sustanciales con la participación activa de todos. Abogó por un diálogo franco, amistoso y libre, que pasase por la misericordia, la amnistía y la reconciliación, con el triunfo del amor y la paz.

El Papa Juan Pablo II, en su periplo por Cuba del 21 al 25 de enero de 1998, contribuyó a la liberación de los cubanos. Negociado su viaje durante más de 5 años, finalmente Fidel Castro decidió afrontar el reto de la impronta del Sumo Pontífice, tan participativo en los antiguos países socialistas y muy especialmente en su natal Polonia. Su personalidad, sabiduría y experiencia atrajo a multitudes, por primera vez sin que fueran movilizados por el partido comunista y sus llamadas organizaciones de masas, y se empezó a despojar del miedo incrustado durante décadas. Donde la práctica religiosa no había sido tradicionalmente tan vehemente como en otras sociedades, y luego de tanto tiempo de prohibición y persecución, resurgían las expresiones de fe, pero también la necesidad de gozar de un espacio de libertad, quizás hasta inconsciente en muchos ciudadanos, que no se sentían religiosos. Hubo quienes se movieron por curiosidad, pues el Gobierno había dejado saber que al Papa debía recibírsele como a otros invitados anteriores, solo que para aquellos existió compulsión y se facilitó transporte para garantizar la asistencia. Pero la misa ofrecida en la Plaza de la Revolución de La Habana, el 25 de enero, demostró fervor y entusiasmo, por primera vez Fidel Castro no había movilizado y los inmensos posters con consignas y guerrilleros fueron sustituidos por Jesús Cristo.

La inmensa represión de marzo de 2003, que llevó a prisión a 75 pacíficos opositores y el fusilamiento de 3 jóvenes negros en abril de ese año, tuvieron la condena de la Conferencia de Obispos Católicos, quienes igualmente se preocuparon por la gravedad y posterior fallecimiento de Orlando Zapata Tamayo y por otros lamentables sucesos. Esto desembocó en el inicio de conversaciones del presidente Raúl Castro con el Cardenal Jaime Ortega y Monseñor Dionisio García, presidente de la Conferencia Episcopal, que alcanzó la excarcelación de los 53 prisioneros de conciencia de los 75 aún encarcelados y otros reos, para un total de 130. Según han expresado los dignatarios eclesiásticos, el diálogo continúa no solo en el marco religioso. Por otra parte, se comenta la posibilidad de que el Papa Benedicto XVI visite Cuba en 2012.

El actual recorrido de la Virgen Mambisa prolonga la obra del Papa Juan Pablo II, seguida del pueblo, con el resultado positivo de la progresiva liberación de la personalidad y la conciencia de los cubanos. Una de las muestras de ello fue la misa en el Estadio Capitán San Luis de Pinar del Rio el 30 de octubre. Otra novedad significativa resultó la alocución del Cardenal Jaime Ortega, por primera vez en el principal canal de la televisión y en horario estelar, el 4 de noviembre, para anunciar el arribo a la capital, y el itinerario que además de las parroquias, incluye algunas instituciones culturales, centros universitarios, hospitales y la prisión de máxima seguridad Combinado del Este. Más relevante aún es el anuncio de que la misa de despedida de la imagen hacia Santiago de Cuba el 30 de diciembre, inicialmente prevista para la Plaza de la Catedral, se realizará en la Avenida del Puerto.

Esto augura que durante dos meses habrá participación amplia y espontánea de un pueblo necesitado de sentir que puede tomar sus propias decisiones y recuperar valores morales universales, perdidos por 52 años de prohibiciones, carencias y represión a las opiniones distintas a las oficiales. No se trata de procurar la esperanza ciegamente en la fe, sino de profesarla conscientemente; desplegar las capacidades para remontar la crisis multifacética que aqueja a la nación, y progresar personal y familiarmente. Las máximas autoridades que apenas cuentan con el apoyo de la población, defraudada por las promesas incumplidas, y muy desesperada ante la creciente miseria y la falta de oportunidades, precisan abrir la sociedad sin dilación para reconstruir Cuba entre todos los cubanos, sin represión, ni odios, ni exclusiones.

http://www.cubaencuentro.com/cuba/articulos/mas-alla-de-un-acontecimiento-religioso-270291

FOTO: Miles de personas recibieron a la Virgen en Baracoa, La Habana

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

CARTA PASTORAL ‘EL AMOR TODO LO ESPERA’

http://www.cubaencuentro.com/documentos/carta-pastoral-el-amor-todo-lo-espera-117949

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

MAS ALLA DE UN ACONTECIMIENTO RELIGIOSO

A propósito del recorrido de la Virgen de la Caridad por la Isla

Miriam Leiva, La Habana | 08/11/2011 CUBAENCUENTRO

La imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre, patrona de Cuba, arribó a la Arquidiócesis de La Habana el 6 de noviembre, después de recorrer la Isla al partir de su santuario en la provincia Santiago de Cuba el 8 de agosto de 2010, como parte de las celebraciones de los 400 años de su hallazgo en la Bahía de Nipe en 1612. Su peregrinar multitudinario sobrepasa la connotación religiosa.

Las relaciones de la Iglesia Católica cubana con el Gobierno establecido en 1959 tuvieron grandes choques, culminando con la expulsión de los sacerdotes a comienzo de la década de 1960. A este hecho siguió la represión a todas las religiones, con particular ensañamiento hacia la católica, mayormente profesada en el país, y el confinamiento de jóvenes —incluido el actual arzobispo de La Habana—, en los campos de concentración de las UMAP, supuestas Unidades Militares de Apoyo a la Producción. Las autoridades cambiaron la tradicional celebración de las fiestas de Navidad por el advenimiento del triunfo de la revolución el 1 de enero. Muchas personas perdieron sus empleos acusados de tener creencias religiosas, (católicas o afrocubanas), así que la población escondió sus credos para lograr progresar laboralmente. Se dejó de asistir a las iglesias, de bautizar y de enviar a los niños al estudio del catecismo, ya que cualquier denuncia podía lesionar su progreso en el sistema educacional y vedar el acceso a las universidades.

La situación comenzó a modificarse a finales de la década de 1980, con los aires de cambios en la Unión Soviética y sus aliados y finalmente con el derrumbe del llamado “socialismo real”. El IV Congreso del Partido Comunista de Cuba, efectuado en octubre de 1991, en una resolución dictaminó: “Suprimir en la práctica de los procesos de crecimiento del partido cualquier interpretación de los actuales Estatutos que entrañe negar a un revolucionario de vanguardia, en razón de sus creencias religiosos, el derecho de aspirar a ser admitido en el Partido”.

En el transcurso de los años, la Iglesia Católica había emitido sus opiniones sobre los acontecimientos ocurridos en Cuba, pero especial connotación tuvo el documento “El amor todo lo espera”, del 8 de setiembre de 1993, que en sus 81 párrafos analizó la crítica situación existente, expuso que “somos los cubanos los que tenemos que resolver los problemas entre nosotros, dentro de Cuba”, y llamó a que se iniciaran cambios sustanciales con la participación activa de todos. Abogó por un diálogo franco, amistoso y libre, que pasase por la misericordia, la amnistía y la reconciliación, con el triunfo del amor y la paz.

El Papa Juan Pablo II, en su periplo por Cuba del 21 al 25 de enero de 1998, contribuyó a la liberación de los cubanos. Negociado su viaje durante más de 5 años, finalmente Fidel Castro decidió afrontar el reto de la impronta del Sumo Pontífice, tan participativo en los antiguos países socialistas y muy especialmente en su natal Polonia. Su personalidad, sabiduría y experiencia atrajo a multitudes, por primera vez sin que fueran movilizados por el partido comunista y sus llamadas organizaciones de masas, y se empezó a despojar del miedo incrustado durante décadas. Donde la práctica religiosa no había sido tradicionalmente tan vehemente como en otras sociedades, y luego de tanto tiempo de prohibición y persecución, resurgían las expresiones de fe, pero también la necesidad de gozar de un espacio de libertad, quizás hasta inconsciente en muchos ciudadanos, que no se sentían religiosos. Hubo quienes se movieron por curiosidad, pues el Gobierno había dejado saber que al Papa debía recibírsele como a otros invitados anteriores, solo que para aquellos existió compulsión y se facilitó transporte para garantizar la asistencia. Pero la misa ofrecida en la Plaza de la Revolución de La Habana, el 25 de enero, demostró fervor y entusiasmo, por primera vez Fidel Castro no había movilizado y los inmensos posters con consignas y guerrilleros fueron sustituidos por Jesús Cristo.

La inmensa represión de marzo de 2003, que llevó a prisión a 75 pacíficos opositores y el fusilamiento de 3 jóvenes negros en abril de ese año, tuvieron la condena de la Conferencia de Obispos Católicos, quienes igualmente se preocuparon por la gravedad y posterior fallecimiento de Orlando Zapata Tamayo y por otros lamentables sucesos. Esto desembocó en el inicio de conversaciones del presidente Raúl Castro con el Cardenal Jaime Ortega y Monseñor Dionisio García, presidente de la Conferencia Episcopal, que alcanzó la excarcelación de los 53 prisioneros de conciencia de los 75 aún encarcelados y otros reos, para un total de 130. Según han expresado los dignatarios eclesiásticos, el diálogo continúa no solo en el marco religioso. Por otra parte, se comenta la posibilidad de que el Papa Benedicto XVI visite Cuba en 2012.

El actual recorrido de la Virgen Mambisa prolonga la obra del Papa Juan Pablo II, seguida del pueblo, con el resultado positivo de la progresiva liberación de la personalidad y la conciencia de los cubanos. Una de las muestras de ello fue la misa en el Estadio Capitán San Luis de Pinar del Rio el 30 de octubre. Otra novedad significativa resultó la alocución del Cardenal Jaime Ortega, por primera vez en el principal canal de la televisión y en horario estelar, el 4 de noviembre, para anunciar el arribo a la capital, y el itinerario que además de las parroquias, incluye algunas instituciones culturales, centros universitarios, hospitales y la prisión de máxima seguridad Combinado del Este. Más relevante aún es el anuncio de que la misa de despedida de la imagen hacia Santiago de Cuba el 30 de diciembre, inicialmente prevista para la Plaza de la Catedral, se realizará en la Avenida del Puerto.

Esto augura que durante dos meses habrá participación amplia y espontánea de un pueblo necesitado de sentir que puede tomar sus propias decisiones y recuperar valores morales universales, perdidos por 52 años de prohibiciones, carencias y represión a las opiniones distintas a las oficiales. No se trata de procurar la esperanza ciegamente en la fe, sino de profesarla conscientemente; desplegar las capacidades para remontar la crisis multifacética que aqueja a la nación, y progresar personal y familiarmente. Las máximas autoridades que apenas cuentan con el apoyo de la población, defraudada por las promesas incumplidas, y muy desesperada ante la creciente miseria y la falta de oportunidades, precisan abrir la sociedad sin dilación para reconstruir Cuba entre todos los cubanos, sin represión, ni odios, ni exclusiones.

© cubaencuentro.com

Dirección URL:
http://www.cubaencuentro.com/cuba/articulos/mas-alla-de-un-acontecimiento-religioso-270291

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

FOTO

VIRGEN DE LA CARIDAD DEL COBRE, PATRONA DE CUBA

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

LLEGA LA VIRGEN MAMBISA A LA HABANA. ESTARA PEREGRINANDO DOS MESES.

Llego a la Arquidiócesis de La Habana el 5 de noviembre, la imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre, patrona de Cuba, luego de recorrer la isla partiendo de su santuario en la provincia Santiago de Cuba el 8 de agosto de 2010, como parte de las celebraciones de los 400 años de su hallazgo en la Bahía de Nipe en 1612. Su peregrinar multitudinario sobrepasa la connotación religiosa.
El cardenal Jaime Ortega recibio a la Virgen Mambisa en la pequena comunidad de Menelao, donde la lluvia no impidio la participacion del pueblo, luego del recorrido por toda la isla y procedente ahora de Pinar del Rio, donde el Obispo oficio una misa en el Estadio de la capital provincial. Pero el recibimiento oficial en la Arquediocesis de La Habana fue en la playa de Baracoa a unos 35 kilometros de la capital. En los laterales del vehiculo blanco que la transporta dice: "La Caridad nos une. Vigen de la Caridad del Cobre bendicenos:".

Una novedad significativa resultó la alocución del Cardenal Jaime Ortega, por primera vez en el principal canal de la televisión y en horario estelar, el 4 de octubre, para anunciar el arribo a la capital, y el itinerario que además de las iglesias, incluye algunas instituciones culturales, centros universitarios, hospitales y la prisión de máxima seguridad Combinado del Este. Más relevante aún es el anuncio de que la misa de despedida de la imagen hacia Santiago de Cuba el 30 de diciembre, inicialmente prevista para la Plaza de la Catedral, se realizará en la Avenida del Puerto.

Desde 1959 las procesiones estuvieron prohibidas hasta recientemente. Pero este recorrido de la Virgen por toda Cuba es inedito en el curso de los pasados 52 años. Trasciende el ambito religioso; los cubanos se movilizan espontaneamente con entusiasmo y en una liberacion como persona humana, lo cual contribuye al fomento de la conciencia ciudadana, para el crecimientof de la sociedad civil.

Miriam Leiva

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

ZONAS ESPECIALES DE DESARROLLO E INVERSION EN CUBA

Jueves, Noviembre 3, 2011 | Por Oscar Espinosa Chepe, CUBANET

LA HABANA, Cuba, noviembre (www.cubanet.org) – De forma extraordinariamente discreta, al extremo de que no se habló al respecto en los principales periódicos, se efectuó el VIII Encuentro Internacional sobre Comercio Exterior e Inversión Extranjera en La Habana, a mediados de octubre. En el mismo se trató sobre la exportación de bienes y servicios, pero muy en particular acerca del papel que deben desempeñar las Zonas Especiales de Desarrollo, proyectadas -según se ha informado- con una visión distinta a las extintas y fracasadas zonas francas creadas en los años 1990. La primera de estas zonas, programada a realizarse fundamentalmente en cooperación con Brasil, se construye en el puerto de Mariel, a unas decenas de kilómetros de La Habana, con una extensión de 400 kilómetros cuadrados.

Con esas Zonas Especiales de Desarrollo se procura fomentar las exportaciones y la atracción de capital extranjero bajo concepciones al parecer similares a las existentes en China, que tanto éxito han tenido en el progreso de ese país. Cuba tiene serios problemas con las inversiones. No es un secreto para nadie que desde inicios de los 90 existe un creciente proceso de descapitalización, agudizado en los últimos años.

La Formación Bruta de Capital Fijo (FBCF) en relación con el PIB fue del 9,4% entre 2002-2009, prácticamente la mitad del correspondiente a América Latina y el Caribe en igual período. Con tan bajo índice de FBCF no sólo es imposible ampliar la base productiva del país y progresar, sino que por efecto de la depreciación acelerada de los medios de producción, el poco mantenimiento y la imposibilidad de reponerlos, ocurre un proceso de autofagia de los medios, consumidos productivamente, y obsolescencia. En la práctica la desaparición paulatina puede observarse a simple vista en la superestructura nacional, fondo habitacional, parque industrial, equipamiento agropecuario, transporte e instalaciones de salud, educacionales, deportivas, y otras. Eso, además, ocasiona un continuo proceso de atraso tecnológico, por lo que el país es cada día menos competitivo en un mundo inmerso en un desarrollo vertiginoso, al calor de la revolución científico-técnica vedada para los cubanos.

Por ello, cualquier iniciativa promotora de la inversión extranjera y el contacto con el exterior, en principio, puede considerarse positiva. Sin embargo, en las condiciones cubanas el éxito de las Zonas Especiales de Desarrollo es poco probable, si al mismo tiempo se mantiene una economía totalmente bloqueada a las iniciativas de los ciudadanos, y en consecuencia, con bajo poder adquisitivo. Resulta imposible que pueda triunfar un esquema de desarrollo hacia el exterior, donde los ciudadanos no tienen acceso a Internet y faltan las garantías para el desarrollo de por lo menos una pequeña y mediana industria privada; todo lo cual se traduce en escaseces y en un terreno abonado para la corrupción.

Es cierto que los inversores extranjeros tendrán una fuerza de trabajo dócil y obediente, que necesariamente tendrá que contentarse con salarios de miseria, pero como contrapartida esa “ventaja comparativa” arrojará poco interés laboral y la indolencia de personas conscientes de carecer de futuro.

Por otra parte, en el mundo actual, hambriento de capital, los inversionistas extranjeros llegados a Cuba deben conocer que tendrán que traer casi todo, para producir en la Isla, incluida la comida, porque el país no tiene ni capacidad para alimentarse. Asimismo, deberán estar conscientes de que estarán a merced de las veleidades de un gobierno que muestra su verdadera naturaleza en la gestión que hace de la economía, donde bloquea abiertamente las iniciativas de los ciudadanos y el derecho a progresar. También estarán a ciegas en una nación donde se manipula y oculta las estadísticas nacionales, como ocurre ahora a pocas semanas de concluir el año 2011, cuando hasta se desconocen los datos del Comercio Exterior y las Cuentas Nacionales de 2010.

En las actuales circunstancias de bloqueo de las fuerzas productivas en Cuba es poco probable que las Zonas Especiales de Desarrollo tengan éxito. Resulta inviable mantener una economía absolutamente centralizada al interior y al mismo tiempo crear enclaves capitalistas para abrirse al exterior. Es pretender ligar el aceite con el vinagre, por lo que si no se emprenden reformas radicales en el conjunto de la economía, esas zonas alcanzaran iguales resultado que los de las fenecidas zonas francas: el fracaso.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized