21 April, 2021 23:11

¿POLITICA DE CUADROS O DESIGNACION A DEDO?

Miguel Díaz-Canel se estrenó como el político con tantos cargos como Fidel y Raúl Castro, en el Pleno Extraordinario del Comité Provincial del Partido Comunista de La Habana, para cubrir tres plazas al día siguiente de concluir el Octavo Congreso, cuando cumplía 61 años de edad.
El vertiginoso ascenso de Joel Queipo Ruíz, primer secretario del PCC en el municipio San Miguel del Padrón y jefe del Grupo Temporal de Enfrentamiento a los Coleros, Acaparadores y Revendedores del Comité Provincial, a jefe del Departamento Económico del Comité Central por designación del VIII Congreso, ha conmocionado a especialistas y funcionarios de la esfera, y la opinión pública.
La designación del “cuadro con grandes perspectivas de desarrollo” se ha realizado, cuando en Cuba la crisis económica es endémica, transcurre la tortuosa aplicación de la Tarea de Ordenamiento, la apergollada agricultura no produce ni boniatos, los pagos a los acreedores de las deudas externas no se vislumbran, las inversiones extranjeras no llegan, y muchos otros problemas.

Esto ocurre cuando en el Congreso se defenestró a Marino Murillo Jorge, el artífice de la política de Raúl Castro en curso, labrada durante más de 10 años con especialistas, científicos y viajes de exploración por el mundo, según se ha dicho, y al ministro de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera Rodrigo Malmierca, asi como se retirará el octogenario vicepresidente del gobierno Ricardo Cabrizas.

Durante meses, Díaz-Canel ha llamado a consultar a la academia, aplicar los conocimientos científicos y realizar innovaciones, y el Octavo Congreso dedicó muchas horas a la importancia de la selección y formación de los cuadros. Quizás por esos motivos él argumentó en el Pleno del PCC en La Habana, que hacía mucho tiempo que seguía a Queipo, y él siempre aspiró a que formara parte del equipo de la presidencia o el partido, porque es “un muchacho inteligente y preparado”.
El mandatario dijo tener la vivencia de familiares que participaron en el Municipio de San Miguel en las reparaciones por el Tornado, quienes le contaron que el primer secretario era culto, amable y se comunicaba bien con la población. También él relató que durante una visita de control, Queipo que llevaba poco tiempo en el cargo, empezó hablando de la historia del municipio, demostró un sentido distinto del trabajo, lo que se llama integralidad, según se escuchó en el noticiero de la televisión.

La argumentación pareció seguir la tónica de Raúl Castro en la selección y la formación de Díaz-Canel, con el conveniente añadido de que Queipo es negro, lo que mejora la deficiente composición racial de los cuadros designados.
Sin embargo, faltaron los datos que podían ayudar a justificar la catapulta del gran desconocido, como que ascendió desde el comité nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas a miembro del Comité Central del Partido en el VII Congreso de 2016. El locutor destacó que se trataba de un físico nuclear, aspirante a doctor en ciencia. Pero quizás se esté privando a su rama de importantes aportes, sin que realice notables beneficios a la enclenque economía nacional.

No obstante, Queipo tendrá suficiente tiempo para aprender, que no dirigir, pues de eso se encargará el General de Brigada Luís Alberto Rodríguez López-Calleja, albacea de la economía y las finanzas de la nación a través del Grupo de Administracion de Empresa S.A. (GAESA) y jefe del V Departamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), ascendido al Buró Político.

Mientras tanto, el Jefe del Departamento Económico del Comité Central tendrá subordinado al vicepresidente Alejandro Gil, que no logró el puesto de Murillo en el BP, pero ejecutará los Lineamientos, la Actualización del Modelo, y el Plan económico 2021, con planificación, control y la distribución de lo que le toque al gobierno.
En definitiva Queipo y Gil tienen los oídos pegados a la tierra, como instruyó el General de Ejército.

El Comandante del Ejército Rebelde José Ramón Machado Ventura y el exmiembro del Secretariado Abelardo Álvarez, aun en funciones hasta que entreguen sus cargos, y Roberto Morales Ojeda, miembro del Buró Político y el Secretariado del Partido heredero de la atención a la organización y la política de cuadros, pero no del rango de Segundo Secretario, acompañaron a Díaz-Canel en el Pleno. Próximos anuncios de ascensos se realizarán para cubrir las plazas de los directivos retirados o defenestrados.

La Habana, 21 de abril de 2021
Miriam Leiva
Periodista Independiente
Publicado en cubanet.org

Deja un comentario

Archivado bajo Economia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s