29 January, 2021 21:25

PRECIOS TOPADOS, VENDEDORES AUSENTES
Los Mercados Agropecuarios No Estatales, usualmente muy surtidos con productos de alta
calidad por los vendedores que pagan para utilizar los espacios (tarimas), además de los
impuestos al gobierno, casi no tienen ofertas en La Habana.
Esto ocurre cuando los Mercados Agropecuarios Estatales (MAE) desde hace meses no reciben
suministros, y si llegan, son plátanos burros, boniato o yuga de muy baja calidad. Con el cierre
de la capital a partir del 12 de enero debido al incremento de los casos de covid, puede preverse
mayor escasez de los productos que deberían llegar de provincias.
El gobierno inició el Día 0 del Ordenamiento Monetario, el 1 de enero, con los precios topados
a la baja, multas y retirada de las licencias. Como consecuencia, se incrementó la escasez de
viandas, hortalizas y frutas, pues los vendedores privados aducen desde hace tiempo que ellos
tienen que subir los precios, debido a que deben pagar más a sus suministradores, y los
establecido por el gobierno no les deja margen de ganancias.
Los suministros que deben llegar a La Habana de otras provincias se destinan en primer lugar al
llamado “encargo estatal”, que debería incluir los MAE, pero la cantidad está muy por debajo de
las necesidades, que siempre solo han sido cubiertas parcialmente. Está transcurriendo la etapa
tradicionalmente de mayor cosecha en el año, cuando se suponía que se incrementaran los
productos, de manera que no parece posible una mejoría.
La situación alimentaria es más complicada aun por el sostenido desabasteciendo en las antiguas
tiendas de venta en CUC, de manera que no pueden complementar a los establecimientos del
comercio minorista en pesos, donde solo se expenden las cuotas por el sistema de racionamiento
que apenas alcanza para mal cubrir 10 días. Además, el arroz “liberado” dejó de venderse desde
hace meses y los frijoles resultan esquivos y caros, de manera que los cubanos deben recurrir a
los tubérculos y el pan para llenar sus estómagos. En realidad los productos agropecuarios no se
adquirían usualmente en CUC, por la escasa oferta y los altos precios.
Las nuevas tiendas con ventas en Moneda Libremente Convertible (dólares) no están al alcance
de la mayor parte de la población. Muchas personas invierten sus ahorros en alimentos, como
huevos, leche, carne y productos de aseo, aunque en diciembre compraron cervezas y algunas
“chucherías” navideñas.
Estas fotos fueron tomadas el sábado 9 de enero, a las 11:00 am, hora que siempre había sido
muy concurrida en el muy bien abastecido Mercado de la calle 42 en Playa, que incluso tenía
colas por la limitación de entrada para evitar aglomeración a causa de la pandemia de covid. La
campaña lanzada por el gobierno para procurar impedir el alza de los precios, consustancial con
la inflación por la escasez de oferta y como resultado de la unificación monetaria y cambiaria,
está recibiendo respuesta espontánea por parte de la población, como puede apreciarse en la
protesta silenciosa de los agricultores y comerciantes privados.

Deja un comentario

Archivado bajo Economia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s