Articulo de noviembre

CUBA EMBESTIDA POR LA NATURALEZA

El huracán ETA desde la madrugada del domingo 8 podría atravesar Cuba entre la zona occidental y central del estrecho y alargado cocodrilo, pasando sobre la Isla de la Juventud y los cayos del pequeño archipiélago.

Aunque convertido en tormenta tropical luego de abatir Centroamérica, se reorganiza y fortalece en el Mar Caribe para afectar todo el territorio de nacional cubano. Las prontas evacuaciones, usualmente previenen las muertes humanas, aunque las afectaciones en el sistema eléctrico, telefónico y de Internet serían notables.

La Habana estaría impactada por los vientos huracanados, las lluvias y las inundaciones costeras, con derrumbes de edificaciones de viviendas y pérdidas de las pertenencias de miles de sus pobladores, cuando la capital de Cuba salía de la fuerte envestida del covid-19, y se preparaba para levantar la cuarentena y abrir sus aeropuertos.

ETA fue precedida por fuertes precipitaciones en el oriente, sobre la punta de Maisí, Baracoa y zonas aledañas, perjudicando la cosecha del café en curso. La Zafra 2020-2021 comenzará lesionada a fines de noviembre, aunque ya se sabía que sería ínfima por la insuficiente siembra de la caña de azúcar y sus bajos rendimientos, asi como por los pocos ingenios que molerán, con una producción inferior al millón de toneladas de azúcar.

Los cubanos pudieron respirar con alivio durante la temporada ciclónica iniciada en junio cada vez que un nuevo huracán pasaba hasta el comienzo de noviembre, mes final de la muy activa etapa este año. Las lluvias fueron provechosas para llenar los embalses que habían estado deprimidos en años anteriores, aunque en Pinar del Río e Isla de la Juventud resultaron excesivas. Las siembras fueron pospuestas o dañadas en todo el país, lo cual intensificó el desabastecimiento causado por las bajas producciones al carecer de fertilizantes y plaguicidas, cuando el gobierno restringió las importaciones. El arroz, los frijoles, los tubérculos y las hortalizas, alimentos básicos de la población, continuaron decreciendo, y el desestimulo económico a los agricultores provocó las tarimas vacías en los Mercados Agropecuarios Estatales.La carne de cerdo, la leche de vaca, los huevos de aves siguieron bajando por falta de pienso. Las tiendas de venta en divisas (TRD) apenas surten productos cárnicos, fundamentalmente pollo y derivados. Solamente en los establecimientos de venta en Moneda Libremente Convertible (dólares) se puede adquirir carne de res y otros raros alimentos, a elevados precios y largas colas.Las cuotas de arroz, azúcar, frijoles y aceite, comercializadas mediante el sistema de racionamiento, no alcanzan más que para una semana, mientras el pollo se ingiere en una comida.

Cuando los cubanos, golpeados por la pandemia de covid-19 y la crisis económica intensificada por las medidas del Presidente Trump, incluido el cese del envío de remesas,están saliendo del confinamiento de 8 meses y el turismo parece que comenzará a reactivarse,llega la catástrofe natural.La solidaridad no las sanciones requiere el pueblo cubano en el momento más difícil de su historia.

La Habana, 6 de noviembre de 2020

Miriam Leiva

Periodista Independiente

NOTA: Por favor no incluyan calificativos, epítetos, etc.,

Deja un comentario

Archivado bajo Economia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s