EL PRIMER SECRETARIO PREPARA EL PARTIDO PARA SU RETIRADA EN 2021

Raúl Castro ha aparentado estar semi retirado durante varios años. Nada más ajeno a la realidad. Garantizar la continuidad es su objetivo. El primer secretario ha estado labrando el Partido Comunista para dejar a personas formadas por él cuando se retire en 2021.

Los movimientos recientes en el secretariado y provincias forman parte del proceso. Los 16 primeros secretarios del PCC tienen un promedio de 49 años de edad; hay 6 ingenieros, una médica, un economista, un penalista, un geógrafo, 2 pedagogos, 2 filósofos y 2 ciencias sociales. Ha habido enroques. Los más antiguos en sus cargos son Lázaro Expósito Canto (2009) proveniente de Granma y muy encomiado por Raúl Castro, y Jorge Luis Tapia (2012) en Camagüey.

La formación militar y los manejos del padre en la empresa de Birán durante su niñez, los trabajos administrativos allí en la adolescencia, y la cercanía al Partido Socialista Popular (comunista) en La Habana confirieron a Raúl Castro experiencias y relaciones distintas a las de Fidel, pero muy útiles a éste, asi se estableció el binomio inseparable. Mientras Fidel era la personalidad política, supuestamente única y genial, Raúl fue el sostén militar, organizador político y económico, cuando pudo, principalmente en tiempos de crisis.

Aunque la sustitución del Comandante en Jefe le cayó súbitamente, Raúl Castro se había preparado toda su vida para eso, ante la eventualidad de prisión o asesinato, y edad. Mientras tanto fue sostén militar en el ataque al Cuartel Moncada de 1953, los preparativos del desembarco con el yate Granma en México, la campaña guerrillera y las décadas después de 1959.

En el Segundo Frente Oriental, el estableció un pequeño gobierno con sus correspondientes instituciones y secretarias, como Salud Pública dirigida por José Ramón Machado Ventura, organizaciones políticas embriones del partido y las llamadas organizaciones de masas. La reunión con los sindicatos y, sobre todo, el congreso campesino fueron tomados por Fidel Castro en sus grandilocuentes reforma agraria y la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP). Eso inició los “experimentos” secretos del general, en todos los ámbitos, que le permitieron tener programas y personal para convencer de modificar sustancialmente la conducción económica al Comandante en tiempos de crisis, como la Implementación del Sistema de Dirección y Planificación de la Economía con Humberto Pérez durante algunos años desde 1975, la apertura a algunas actividades cuentapropistas y los mercados campesinos en la década de 1980, asi como el turismo al comienzo del Período Especial, con empresas militares en 1990. Las experiencias en las Empresas de Industria Militar se han utilizado en la reforma económica.

Hoy es poco conocido el papel de Raúl Castro en el proceso de eliminación de las organizaciones políticas existentes hasta 1959 y las confrontaciones con las participantes en el período de defenestración del gobierno de Batista, que llevó a la unidad del Movimiento 26 de Julio, el Partido Socialista Popular y Directorio Revolucionario, en la constitución de las Organizaciones Revolucionarias Integradas (ORI) en 1961, con preponderancia de los dos primeros. Aunque Fidel Castro impulsaba las acciones desde las tribunas con discursos de muchas horas de duración, Raúl organizó y ejecutó el tránsito hacia el Partido Unido de la Revolución Socialista (PURS) entre 1962 y 1965, que devino Partido Comunista.

Sin prisa pero sin pausa parece haber sido el concepto básico durante toda la vida política de Raúl Castro. El Segundo Secretario se implicó activamente en la creación del Partido en todas partes, fundamentalmente dentro de las Fuerzas Armadas Revolucionaria y la experimentación en provincia de Matanzas dirigida por Machado Ventura, que incluyó la constitución del Poder Local.

Solo 10 años después, en 1975, se realizó el Primer Congreso del Partido Comunista, cuando desde el Buro Político, el secretariado y el Comité Central se habían creado las estructuras y los cuadros de dirección de las bases, por los mismos dirigentes que ocupaban los máximos cargos del Estado y el gobierno, con fuerte participación de personas del PSP cercanas al general desde las actividades en la Universidad de La Habana, y figuras prominentes como Blas Roca, Juan Marinelo, Nicolás Guillén y Lázaro Peña.

El fin a la etapa de provisionalidad iniciada el 31 de julio del 2006 con la Proclama de Fidel Castro hasta su mensaje de que sería sólo un soldado de las ideas a la Asamblea Nacional fue anunciado por Raúl Castro en el VI Pleno del Partido en febrero de 2008, días antes de ser proclamado presidente. Entonces comenzó a desmontar el andamiaje restrictivo del Comandante, anunció cambios económicos, y en marzo de 2009 defenestró a Carlos Lage, Felipe Pérez Roque y Otto Rivero, los personajes más cercanos, y ascendieron Marino Murillo en sustitución de José Luís Rodríguez, Bruno Rodríguez, Rodrigo Malmierca, Homero Acosta, y otros procedentes de su alta estructura militar.

Sin embargo, en el VI Congreso del PCC efectuado en abril 2011, su primer secretario dijo que no se contaba con la una reserva de sustitutos debidamente preparados, con suficiente experiencia y madurez para asumir las nuevas y complejas tareas de dirección en el Partido, el Estado y el Gobierno, lo que se debía solucionar durante el próximo quinquenio, sin precipitaciones ni improvisaciones.

Los cambios de los primeros secretarios del PCC durante 2018 y 2019 no representaron demociones en la mayoría de los casos, sino reubicación de personas seleccionadas por Raúl Castro durante su temprana edad en la Unión de Jóvenes Comunistas, promovidas en los escalones del Partido, fundamentalmente en las provincias de Villa Clara, Cienfuegos, Holguín, Santiago de Cuba y Pinar del Río. Esto coincide con la carrera de Miguel Díaz-Canel, presidente de Estado y gobierno desde 2018, quien gobierna también con compañeros de la Universidad Central y la antigua provincia de Las Villas, que abarcaba Cienfuegos. Incluso algunos planes experimentales del general se originaron allí, como los huertos organopónicos y la agricultura urbana en la década de 1990.

Algunos de los movimientos recientes denotan la continuidad sucesoria como la cadena de Jorge Cuevas Ramos elevado al secretariado, sustituto de Díaz-Canel en Holguín, y reemplazado allí por Antonio Torres Iribar, quien pasó a La Habana para sustituir a Mercedes López Acea, miembro del Buró Político, restituida al Secretariado, y que había sido relevada en Cienfuegos por Roberto Morales Ojeda, actual miembro del BP y vicepresidente del gobierno.

Entre las prioridades del General ha estado a promulgación de la Constitución de 2019, y supervisa la confección de la legislación complementaria, entre ella el proyecto de la Ley Electoral en divulgación actual. En el tiempo restante puede recibirse nuevas iniciativas.

La Habana 27 de junio de 2019

Miriam Leiva

Periodista Independiente

Publicado en cubanet.org

Deja un comentario

Archivado bajo Economia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s