CUBA SIN AJIACO, PUERCO ASADO, BISTEC Y CAFÉ CON LECHE

Los cubanos moriremos con una salud de hierro, si las autoridades logran ofertar los productos de la dieta sana que nos determinan y si podemos pagar los precios, luego de renunciar revolucionariamente a la malsana alimentación tradicional gracias al desabastecimiento.

La agricultura debería proporcionar 30 libras de viandas, hortalizas, granos y fruta mensuales requeridas por persona, según los estudios nutricionales del Ministerio de Salud Pública. Pero la media del país todavía no llega a 17 libras de producción, según ha informado el Ministro de la Agricultura. La carne de puerco es insuficiente. De la leche y la carne de res ni esperanza. El archipiélago cubano no puede suministrar peces, y los mariscos se exportan o comercializan caros en divisas.

La importación de alimentos por centenar de millones de dólares se perpetuará si aparece financiamiento externo. A pesar de los científicos, académicos, y técnicos existentes, escasea hasta la yuca cultivada con métodos rudimentarios por nuestros aborígenes. Los agricultores continúan atados y sin motivación, esa es la cuestión. Pero los cambios radicales no se consideran en las conclusiones de la Comisión Agroalimentaria de la Asamblea Nacional del Poder Popular, como resultado de las visitas a 373 entidades de autoabastecimiento municipal en todo el país durante agosto y septiembre, y la intervención de Gustavo Rodríguez Rollero, ministro de Agricultura, en la sesión de diciembre, según reportaron los medios oficiales.

Sin implementos, equipos o animales adecuados, los guajiros realizan las duras tareas del campo cubano, en tierras que no les pertenecen, donde no pueden decidir los cultivos, los precios de venta y las formas de comercialización. No reciben la remuneración adecuada a sus esfuerzos, y peor aún, no se les paga durante meses por la entrega del “encargo estatal”.

Las áreas sembradas de yuca y plátano están muy por debajo de las hectáreas y los rendimientos previstos. La producción de hortalizas mediante tecnologías intensivas en las provincias de La Habana, Villa Clara, Holguín, Santiago de Cuba y el municipio especial Isla de la Juventud es inferior a la media. La más baja ocurre en la provincia de Pinar del Rio, pero allí es altamente exitoso el tabaco, rubro de exportación producido por campesinos privados, herederos de la tradición, con una empresa extranjera, mejor sistema de pago y ventajas tecnológicas.

Las cuentas por pagar acumuladas por la Empresa Provincial de Mercados Agropecuarios de La Habana con los principales suministradores mayoristas impide el suministro estable. Hasta el cierre de octubre de 2018 se debía al Grupo Empresarial Agropecuario y Forestal de Mayabeque 42 123 574 pesos y al Grupo Empresarial Agropecuario y Forestal de Artemisa 10 313 l 70 pesos. La cadena de impago llega hasta los agricultores, por supuesto.

El Ministro de la Agricultura expresóqueel programa tiene bien diseñados sus premisas, objetivos y metas, hay que estudiar estructuras de cultivos en las campañas de frío y primavera que permitan cumplirlas, tener en cuenta la planificación e identificar cómo sembrar, y con la variedad necesaria, para erradicar esta debilidad. Hay que sembrar yuca y malanga, pues son productos resistentes, aunque de ciclo largo, le gustan a la población y son muy rentables. Por su parte el vicepresidente Valdés Mesa destacó es que “vamos a respetar el autoconsumo de los campesinos pero tenemos que hacer un trabajo mayor en la contratación”.

En 2018, solo se cumplió el Plan en hortalizas, 52 000 toneladas de frijoles, y arroz aunque siempre se importa el 50% del consumo nacional. Se destaca los cumplimientos de los fondos exportables, tabaco, café, cacao, miel de abeja y carbón vegetal, fundamentalmente de marabú. Sin embargo, la Zafra Azucarera 2017-2018 solo alcanzó 1,1 millón de toneladas de azúcar, y se ha importado de Brasil y Francia para el consumo nacional.

En el segundo semestre, la no importación de harina de soya y maíz, por falta de liquidez, hizo descender la cría de cerdo y la avicultura con fuerte caída de la producción de huevos, que desde hace muchos años constituye la principal proteína animal para la población. La venta del “huevo liberado” se eliminó, y subsisten “los 5 huevos normados y los 5 regulados”, mensualmente por persona en la Libreta de Racionamiento.

La ganadería bovina “está en un franco proceso de recuperación, pero no se recupera como los cultivos varios, necesita mucho más tiempo y financiamiento”, explicó el titular del Minag. La leche tampoco cumplió su plan en unos 2 millones de litros, aunque crece en 27 millones con respecto al año pasado. Más del 70 por ciento de la producción está en las cooperativas y los campesinos, lo que ha propiciado crecimiento de la eficiencia. También manifestó que ha existido problema con el transporte ganadero y algunas industrias procesadoras. Debe recordarse que Cuba contaba casi una cabeza de ganado bovino por habitante (0,90), muy cerca de Argentina y Uruguay en 1959, y Fidel Castro hizo megaproyectos, pero solo quedaban 3 865 500 cabezas de ganado en 2017, contra 11 239 000 habitantes.

El Plan 2019 deberá alcanzar un 4% de crecimiento, a fin de sustituir importaciones y exportar –incluida la venta al turismo en Cuba. La agricultura contará con 500 millones de pesos en inversiones, fundamentalmente para los cultivos protegidos. El polo exportador piloto de Ciego de Ávila logró 8 200 000 dólares desde su creación en el segundo trimestre de 2018, mediante la exportación de carbón vegetal, la piña md2 y otras producciones agrícolas. La Empresa Agroindustrial Ceballos ha tenido inversiones por unos 21 millones de dólares durante los últimos 18 años. A ella se unirán las empresas La Cuba, Arnaldo Ramírez, Cuba Soy y la Integral Ciego de Ávila, el departamento de Suelo y Sanidad Vegetal, la Universidad Máximo Gómez Báez y el Centro de Bioplantas.

La Empresa Agroindustrial Ceballos es la pionera por sus resultados en recibir permiso para la exportación directa, basados en la experiencia de la zona antes de 1959, el esfuerzo de técnicos y trabajadores por recuperarla de la depauperación en la década de 1990, la colaboración extranjera y la remuneración estimulante a los trabajadores, métodos que podrían beneficiar a toda la agricultura, los campesinos y la población cubanos.

La Habana, 7 de enero de 2019

Miriam Leiva

Periodista Independiente

Publicado en cubanet.org

Deja un comentario

Archivado bajo Economia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s