MUJERES FAMILIARES DE PATRIOTAS EN NUEVA YORK 1872

Aguilera Francisco Vicente, Diario, Tomo II. 1872.

Isabel Vázquez esposa y dos hijas de Pedro Figueredo…”Que comprendía el mal efecto que hace en la emigración el señalarle una pensión a nadie, pero al mismo tiempo, juzgaba indispensable pagarles $40 o $50 mensuales para que no se muriesen de hambre, la mujer y las hijas de tan benemérito patriota… Se acordó asignarles $50 mensuales, pero que no apareciesen como cosa de la Agencia, sino como un donativo particular que les hacía Mayorga, y que esta cantidad se cargaría mensualmente a gastos imprevistos. (P11).

(…) Le pregunté a Boza por la familia de Vicente García, que no me ha contestado (en Puerto Plata, Santo Domingo), y me dijo que estaba muy pobre, y pienso mandarle con él, que regresará en todo este mes, aunque sean cien pesos. (P 35).

Margoya me habló sobre el transporte de (mi) la familia al regreso de Fanny de Jamaica, después de la segunda expedición, y yo le contesté que vería si le podía conseguir la mesada de Anita se la pasase su padre aquí. (P 36 (…)

Mi mujer me ha escrito de Jamaica diciéndome que le mande cualquier socorro porque le han faltado las mesadas de su padre, y no le he mandado ni un centavo, ni se lo mandaré tampoco. (P 43).

Aguilera sobre su situación personal:

“Los que hemos hecho la revolución, solo por el bien del país, sacrificando una fortuna respetable, una familia, delicias de nuestra vida, y una parte de esta, que vivimos miserablemente para no ser gravosos a la patria. Que no consentiremos nunca que nadie la defraude, que no tenemos delitos para buscar cómplices ni necesitamos más partidarios que la tranquilidad de nuestra conciencia, los que hemos hecho todo eso, amigo mío, solo recogemos decepciones amargas, muy amargas, y que se necesita todo nuestro amor a Cuba [ara seguir nuestro camino y cerrar los oídos no al canto de Sirenas como Ulises, sino a la estrepitosa algarabía de lo Sátiros. De allí amigo mío que aún me conserve en este puesto, banco de la paciencia, blanco de todos los picaros, purgatorio de cualquier hombre honrado… (P53).

Hoy he amanecido tan azul que no he tenido 5 centavos para ir y venir de la oficina. Por la noche Eladio me pesto 35 centavos y fui a ver a Prieto a la calle 81. (P89)

Tengo el honor de adjuntar a Usted mi renuncia de Vice-Presidente de la Republica, a fin de que mi ausencia no sea un conflicto para ese gobierno en el desgraciado evento de que sea necesario un sucesor del actual digno Presidente (Carta al Secretario de Relaciones Exteriores Ramón Céspedes 6-6-1872)

Fuente/ Diario y Correspondencia FV Aguilera en la Emigración (Estados Unidos) 1872 Tomo II.

Deja un comentario

Archivado bajo Economia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s