HASTA RAUL CASTRO SE VA DEL PAIS

Raúl Castro residirá en Santiago de Cuba para dar espacio a Miguel Díaz-Canel y su equipo, escriben algunos cubanólogos nacionales y extranjeros, supuestamente bien informados. En la calle, un cubano al enterarse comentó: ¡Hasta Raúl Castro se va del país!

No. El primer secretario del PCC arropado por sus Fuerzas Armadas, podría extenderse por todo Oriente; desde las apreciadas posesiones de Ángel Castro, en Birán natal, y su Segundo Frente guerrillero; los cotos de caza y zonas de pesca ahora dedicadas al turismo de naturaleza y playa en Holguín; quizás las vallas de gallos en expansión; el trasvase este-oeste, denominado ya la obra del siglo XXI en Cuba, y las inversiones hidráulicas complementarias en construcción para llevar el agua a zonas olvidadas durante decenios e impulsar la agricultura; hasta la roca sepulcral entre palmas y plantas rojas. Raúl Castro salió a los 4 años de edad y siempre retornó al seno materno, en el feraz terruño de ríos, montañas y mar que recorrió con parientes y amigos.

En años recientes, el general con sus militares ha cultivado el agradecimiento de los habitantes locales, debido a la reconstrucción de los estragos causados por los huracanes. Los fenómenos de la naturaleza ocasionaron mayores devastaciones por las endebles y vetustas edificaciones. Fundamentalmente la provincia de Guantánamo continuó relegada a gran pobreza y precarias condiciones de vida, seguida por Santiago de Cuba, y sus pobladores emigraron al extranjero o La Habana. Son los llamados palestinos, hacinados pero en busca de mejorar.

La supuesta consulta a los diputados para conformar la candidatura al Consejo de Estado, anunciada por la presidenta de la comisión correspondiente en el periódico Juventud Rebelde, el 20 de marzo, pudiera ser el método para disipar la comidilla entre los diputados electos sobre quienes integrarán esa instancia y la confirmación anticipada de que Miguel Díaz-Canel será el presidente.

Por primera vez desde 1959, los diputados no votarán unánimemente por Fidel y Raúl Castro como presidentes. Aunque existe la posibilidad de que el general y los dirigentes históricos, Ramiro Valdés, Guillermo García y José Ramón Machado Ventura, permanezcan como miembros del Consejo, varios otros recesarían.

La biografía publicada muestra que el actual primer vicepresidente fue formado por Raúl Castro. Al graduarse de ingeniería electrónica en 1982, Miguel Díaz-Canel ingresó como oficial en las Fuerzas Armadas, licenciado en 1985 trabajó de profesor en la Universidad Central Marta Abreu y dirigente de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), cumplió misiones en Nicaragua entre 1987 y 1989, ascendió al Comité Central del Partido Comunista en 1991, segundo secretario de la UJC en 1993, secretario del comité provincial del partido en Villa Clara en 1994, y primer secretario del PCC en Holguín y miembro del Buró Político en 2003 a propuesta de Raúl Castro. En 2009, el presidente lo designó ministro de Educación Superior, en 2012 pasó a vicepresidente del Consejo de Ministros al frente de educación, ciencia, cultura y deporte, y en 2013 asumió como primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros.

Posiblemente las bolas, esas filtraciones típicas del Partido Comunista de Cuba, anticiparán las decisiones tomadas desde hace tiempo. Las elecciones de la Revolución son verdaderamente únicas en el mundo y tan democráticas que todos los cubanos pueden conjeturar a ciegas sobre quienes serán los dirigentes desde el 19 de abril. La caída de la asistencia a votar demostró el hartazgo de la población y el desgaste de la compulsión.

El Pleno del Comité Central del Partido Comunista de Cuba dará las orientaciones finales a los diputados que tomarán posesión y votarán unánimemente por el Consejo de Estado. El primer secretario anunció en el IV Pleno de diciembre, previo a la reunión de la Asamblea Nacional, que uno se efectuaría en marzo para “profundizar en las experiencias de la implementación de los Lineamientos, asi como la proyección estratégica para los años venideros”. Probablemente se realizará después de que el general regrese de la Cumbre de las Américas en Perú (13 y 14 de abril).

Ese evento es muy simbólico, pues durante la primera participación del gobierno cubano en este mecanismo continental (Panamá, 2015), Raúl Castro alternó afablemente con el presidente Barack Obama y en su última actividad internacional encontrará al presidente Donald Trump entre tensiones en las relaciones bilaterales y confrontación por Venezuela. El contexto en el área también ha cambiado como resultado de elecciones en varios países. El resultado de las negociaciones marcará el comienzo de la gestión de los dirigentes reciclados.

El general-presidente podrá ir y venir de Oriente a Occidente, y allende los mares. Hay quienes hasta imaginan que en el pleno del partido también declinará como primer secretario. Los cubanos solo pueden afirmar que “lo que será, será”.

Miriam Leiva

Periodista Independiente

La Habana, 21 de marzo de 2018

Publicado en cubanet.org

Deja un comentario

Archivado bajo Economia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s