MEME SOLIS EN CUBA

¡Meme Solís, su foto en Juventud Rebelde! “Amaury Canta a Meme Solís” es el artículo publicado el 1 de marzo. Varias generaciones de cubanos pueden percatarse de la injusticia cometida y disfrutar la vasta obra musical de la que fueron privados. Juan Manuel (Meme) Solís, nacido en Mayajigua, Las Villas, en 1939, cumple 60 años de carrera artística en 2018. Reside en Estados Unidos desde fines de la década de 1980.
Indudablemente el gran músico Meme Solís merece ocupar en su patria el lugar que le fue arrebatado, luego de muchos años de sufrimiento impuesto por el gobierno, que lo prohibió en todos los ámbitos culturales, procuró el aislamiento de amigos y colegas, e impuso el acoso de las organizaciones hasta la cuadra donde habitaba. Como única solución posible entonces estaba el exilio en cualquier parte del mundo, donde sí era apreciado como persona y artista. Pero el homofóbico y vengador político, retuvo el permiso de salida al exterior, como forma de castigo hasta que, las gestiones de quienes dentro del país compartían su sufrimiento injusto y tenían acceso a los altos niveles del gobierno, lograron su liberación.
“El 6 enero llegó el primer sencillo del álbum completo que le dedica a mi obra de compositor alguien que creció al calor de mis canciones y que desde niño a través de sus padres aprendió a admirar mi trabajo y respetar mis ideas: Amaury Pérez Vidal desde Cuba me regala este impecable y maduro trabajo “Amaury canta a Meme Solis”, gracias”, El Meme escribió en Facebook.
Amaury Pérez Vidal y sus colaboradores obtuvieron el reconocimiento del Maestro por su restitución a Cuba, y las valiosas composiciones. Quizás el espacio abierto en Estados Unidos y la acogida a los artistas residentes en el archipiélago por sus homólogos cubanos y cubano-americanos estén contribuyendo a levantar las políticas discriminatorias. Raúl Castro anunció cierta modificación durante la reinauguración de facto del Capitolio Nacional, el 24 de febrero, al decir que “es también prueba fehaciente del cuidado e interés que ha de ponerse siempre en la preservación del patrimonio cultural de la nación”.
El Meme, como se le conoce popularmente, no pudo ser aplastado totalmente, porque sus valiosas composiciones eran interpretadas por los más destacados artistas nacionales desde hacía años. El Cuarteto de Meme Solís había sido uno de los más populares de todos los tiempos y aunque sus grabaciones fueron esquinadas en la radio y la
televisión, resultaba imposible prohibir escucharlas a tantos que las poseían. Farah María, Miguel Ángel Piña y Héctor Téllez permanecieron en Cuba, y pasaron el Rubricón al tiempo que interpretaban como solistas su único repertorio a lo Meme Solis.

“Este es un disco para fatigar los equipos de música, con mucho que descubrir y agradecer a dos artistas hechos y derechos que se dan la mano en 12 oportunidades bien maduras, en la conciencia y la devoción artística, sin un reproche. Es un acto de justicia cubana y es también una acción de gracias. No por gusto la primera frase de este fonograma es: Señoras y Señores: ¡Que emoción!”, palabras que concluyen la nota de presentación de Sigfrido Ariel, director de programas radiales e investigador villaclareño, según la cita del artículo mencionado. En la sección “Los que soñamos por la oreja”, Joaquín Borges-Triana, escribe que el fonograma “cumple una doble función: sociocultural y sicosocial, dado que posibilita a un músico como Meme incorporarse al que es su ámbito mayor, el constituido por las audiencias de Cuba, y al país le permite recobrar un fragmento de nuestra propia memoria colectiva, hoy desperdigada en los más diversos rincones del mundo”.

Esperamos que este sea el comienzo del cambio real en la política cultural, que los herederos gobernantes a partir del 19 de abril podrían realizar. Las supuestas organizaciones no gubernamentales tienen convocados congresos posteriormente, lo que posibilitaría reajustes, a partir del relevo de los ejecutivos y el comienzo de verdadera libertad de creación, expresión y participación. En el libro “Personalidades Cubanas del Siglo XX”, de Leonardo Depestre y Luis Úbeda, publicado en 2002 por la Editorial Ciencias Sociales, no aparecen Celia Cruz, Olga Guillot, Bebo Valdés (aunque sí su hijo Chucho), Juan Manuel (Meme) Solís, Paquito d Rivera, Arturo Sandobal, Gloria Stefan, Willy Chirino y tantos otros de todas las esferas. Usualmente solo después de fallecidos, los grandes condenados al ostracismo retornan a los espacios isleños, apropiados por el gobierno, como Virgilio Pineda, José Lezama Lima, Dulce María Loynaz, y Bebo Valdés y Ernesto Lecuona en menor medida, mientras muchísimos continúan secuestrados a los residentes en el terruño. La memoria histórica se nos ha prohibido y desfigurado, como también las obras de los momentos que vivimos. Las grandes obras persisten. El Meme tiene que estar físicamente en Cuba este 2018, como parte de los festejos del 60 aniversario de su carrera artística.

La Habana, 5 de marzo de 2018

Miriam Leiva
Periodista Independiente

Publicado en cubanet.org

Deja un comentario

Archivado bajo Economia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s