EL SOCIALISMO REVOLUCIONARIO RECULA NUEVAMENTE

¡Llegaron las papas por la libreta! Vociferaban los vecinos en La Habana, al correr para ser los primeros en la cola del Mercado Agropecuario Estatal (MAE) , con el pensamiento fijo en las 4 libras por personas hasta que “volviera a tocar”, vendidas por la Libreta de Abastecimientos y la esperanza de que luego lleguen liberadas 20 libras como en años recientes, cuando cesó el sistema de cuotas.

Este 24 de febrero comenzaba con las batallas por la papas y la infinidad de escaramuzas de la difícil vida cotidiana, nada conmemorativo al Grito de Baire, inicio de la Guerra de Independencia de 1895 inspirada por José Martí, aunque en algunas colas las acaloradas lides cesaron al llegar la Policía Nacional Revolucionaria (PNR). Mucho menos los pensamientos de la mayoría estaban en la Hora 0, a un año de que Raúl Castro dejaría de ser presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, como prometió, e inevitablemente los demás líderes históricos cedan espacios a sus herederos, acontecimientos que ocuparon cintillos en los medios internacionales.

Los cubanos padecen la desidia política por no poder participar en la realización de los grandes acontecimientos, sino ser meros sujetos de las consecuencias de las decisiones de los dirigentes máximos, el reforzamiento de la propaganda y la represión. Durante 58 años, las mentes fueron amoldadas a la espera, las carencias, los sacrificios y las esperanzas frustradas. La jovialidad y los chistes siempre han sido los mecanismos de defensa, que despistan a los visitantes extranjeros, quienes los traducen como mensajes de que “todos somos felices aquí”.

Pero Raúl Castro se supone que está bien informado con las “Opiniones del Pueblo” recogidas por el Partido Comunista y el Ministerio del Interior sobre los sentimientos reales de disgusto, frustración, desesperanza y decepción de varias generaciones, que afloran sin recato por todas partes. Hace tiempo pasó la justificación de que no se sabía arriba lo que ocurría abajo para expresarse o acallar la inconformidad. Los reportajes de “Cuba Dice” en los noticieros de la televisión pretenden dar la sensación de apertura informativa y atención por los dirigentes, pero parecen constituir un hábil método del General para conocer las insatisfacciones de la población, tomar medidas coercitivas aduciendo que son respuestas a sus planteamientos y en cierta medida lograr soluciones puntuales y perecederas al comprometer a los directivos de niveles intermedios y bajos. Sin embargo hace más de 10 años los métodos y problemas eran similares, lo cual denota los fracasos de la Actualización del Modelo Económico. En el artículo “Reclama Raúl más rigor y transparencia”, publicado por Granma el 23 de diciembre de 2006, refiriéndose a la primera intervención como presidente en funciones ante la Asamblea Nacional del Poder Popular, se señalaba: “Raúl, quien dijo ser el promotor de recientes trabajos investigativos publicados por el diario Granma acerca de los problemas en la producción, acopio y comercialización de alimentos, solicitó que la evaluación que deberá conocer la Asamblea en su próxima reunión, se realice sin justificaciones, “porque de justificaciones estamos cansados en esta Revolución”.

La crisis económica cíclica del socialismo revolucionario cubano será abarcadora en 2017, precisamente en el período de supuesta consolidación de las llamadas reformas del presidente, para facilitar el ejercicio de los dirigentes designados, carente de la aureola rebelde. No obstante, la recesión no podrá adjudicarse al embargo-bloqueo de Estados Unidos y a las condiciones internacionales adversas, por el peso del bloqueo interno y el desperdicio del tiempo y las oportunidades brindadas por el presidente Obama y muchos gobiernos están pasando factura. Si no hay liquidez, difícilmente se pueda continuar pagando los compromisos por la cancelación de gran parte de la deuda externa y los créditos a mediano y corto plazo, indispensables para lograr el prestigio internacional, las inversiones, nuevos créditos y la producción para el mercado interno y el turismo mediante la sustitución de importaciones y la exportación. Con bombo y platillo los medios cubanos anuncian los acuerdos con importantes países, incluidos los Estados Unidos, pero muchos son cartas de entendimiento y documentos no vinculantes, a fin de sentar las bases para cuando existan las condiciones propicias, el levantamiento del embargo, fundamentalmente.

“Comenzó la distribución de papa en la provincia” fue el titular de la entrevista a Luis Carlos Góngora, vicepresidente del Consejo de la Administracion Provincial (CAP), publicada por el semanario Tribuna el 26 de febrero. El funcionario narró como el 23 de febrero, 120 camiones se movilizaron para trasladar los sacos de papa hacia la red de venta, unas 300 unidades, integradas fundamentalmente MAE y el Ejército Juvenil del Trabajo (EJT) entre 5 de la tarde y 6 de la mañana del 24. Hasta el 5 de marzo, cada consumidor recibirá 4 libras y se entregarán 8 libras en marzo y abril. Al concluir la cosecha, según la conservación que se logre en los frigoríficos de La Habana, se extenderá la venta.

En julio y diciembre deberán realizarse las dos reuniones de la Asamblea Nacional del Poder Popular correspondientes al año. El presidente tendría que informar sobre el desempeño económico y cumplir sus promesas de presentar los proyectos de nueva Constitución y otras leyes, que se correspondan con sus tímidas reformas, como el reconocimiento de la propiedad privada. Las regulaciones y facilidades a la inversión extranjera y la apertura real a los cuentapropistas son imprescindibles para estimular el auge económico y social. Las ataduras a los emprendedores deberían zafarse hasta llegar a todas las actividades, incluidos obreros y profesionales. A falta de apertura política, el éxodo hacia Estados Unidos taponeado, el incremento de las carencias, y la importación de mano de obra extranjera en detrimento de la nacional, los improductivos isleños dentro de Cuba deberían tener estímulo para convertirse en complemento importante de la macroeconomía y resolver muchos problemas que el gobierno fomenta con su rígida planificación, inoperante control Estatal y bajos salarios.

No será hasta el 24 de febrero de 2018 que se despejen las incógnitas sobre el futuro presidente y sus adláteres. Hasta entonces, no se atreverán a poner en peligro su ascenso con opiniones y propuestas novedosas. En definitiva, Raúl Castro mantendría las riendas del poder como Primer Secretario del Partido Comunista hasta 2021, cuando ronde los 90 años.

La Habana, 26 de febrero de 2017

Miriam Leiva

Periodista Independiente

Publicado en www.cubanet.org

Deja un comentario

Archivado bajo Economia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s