APLASTANTE DERROTA DEL CHAVISMO EN VENEZUELA

El 74,25% de la población acudió a las urnas, para elegir los 167 diputados a la Asamblea Nacional de Venezuela y con sus votos terminó la mayoría absoluta del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), que solo alcanzó 46 escaños. La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) obtuvo 99 diputados, cuando quedaron pendientes por definir 22 puestos en 7 estados y tres de las comunidades indígenas. El chavismo no pudo escamotear la aplastante diferencia de votos, que según anunció el presidente Maduro fue del 42% para el PSUV, lo que impide continuar el gobierno por decreto del heredero de Hugo Chávez. El ejército garantizó el respeto de los resultados. La MUD festejó haber logrado 112 diputados con lo que alcanzó los dos tercios de en la Cámara, el 7 de diciembre.

La derrota chavista, sin posibilidades de recuperación, para el gobierno de Cuba representa la pronta agudización de las inmensas dificultades económicas existentes, cuando está abocado al reemplazo inevitable de las más altas figuras del poder por razón de edad o la designación de eventuales sustitutos por fallecimiento. Raúl Castro ha procurado diversificar las fuentes de financiamiento y venta de los servicios, fundamentalmente médicos, que constituye la primera fuente de ingreso neto en divisas. La imposibilidad de compensar el peso económico de Venezuela y la carencia de ahorro obligaron a la promoción de las grandes inversiones extranjeras. Pero las limitaciones impuestas por el férreo control estatal, la burocracia, la incapacidad y la falta de confiabilidad del país, han alejado la recuperación económica y la amplia participación externa. El mejoramiento del ambiente con Estados Unidos resultaba imprescindible, a pesar de que los dirigentes cubanos insisten en sus demandan de todo o nada, para exhibir la autosuficiencia y la fortaleza de que carecen.

Existe gran preocupación entre los cubanos por el hoy y el mañana que aguarda en la isla, asi como por los familiares colaboradores que se encuentran en Venezuela. Probablemente previendo los actuales resultados electorales en Venezuela, el gobierno cubano restituyó las regulaciones del Decreto No. 306, del 11 de octubre de 2012 relativas a las salidas al exterior por asuntos particulares de profesionales médicos a partir del 7 de diciembre, y las exigencias de que Estados Unidos la eliminación del Programa Parole para Profesionales Médicos Cubanos, establecido por la Administración Bush en 2006, aduciendo que estimula el éxodo, pero esconde que las causas son la falta de libertad y la explotación.

De todos modos, la actual situación en Venezuela y su repercusión en Cuba probablemente incentive a los galenos a no regresar para trabajar en los policlínicos y consultorios precarios cubanos, ni poner en peligro la salida al exterior para contratarse de manera privada, que muchos tienen coordinado para cuando retiren el dinero que el gobierno cubano les deposita en los bancos cubanos, y que constituye una parte del pequeño salario recibido en sus ¨misiones¨, pues el gobierno se queda con la mayor parte, lo que constituye la principal fuente de ingreso neto en divisas del país.

Miriam Leiva

7 de diciembre de 2015

Deja un comentario

Archivado bajo Economia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s