SOBRE ARTICULO ADIOS AL CIENFUEGUERO ENAMORADO DE ALEAGA PESANT EN CUBANET

Lamentablemente Aleaga no esta bien informado sobre la vida de Oscar Espinosa Chepe. No era asmatico, No fue attache sino consejero en Belgrado, No milito en el movimiento 26 de julio, Nunca trabajo en el MINCEX por lo que no pudo haber sido expulsado de alli, en 1984 precisamente comenzo a trabajar en la Embajada en Belgrado. Creo que estuvimos casados 38 annos, no 30. Era independiente. Miriam Leiva, esposa de Oscar Espinosa Chepe…segun el certificado de Matrimonio. Si Aleaga tomo los datos sobre Oscar de la acusacion del juicio, como afirma, nos permite corroborar la desinformacion del gobierno. LA BIOGRAFIA DE CHEPE ESTA EN NUESTRO BLOG:www.reconciliacioncubana.com, y con mucho gusto yo se la podria facilitar. No recuerdo que escribiera en Cartas de Cuba.
Miriam Leiva, esposa de Chepe, segun el certificado de matrimonio que poseo

Adiós al cienfueguero enamorado

Escrito por Aleaga Pesant el 23/09/2013 en Otras Noticias

[1]LA HABANA, Cuba, septiembre de 2013, www.cubanet.org.- [2] Fue el cienfueguero más enamorado que conocí. Se llamó Oscar Manuel Espinosa Chepe, aunque para la mayoría de las personas que lo conocían, simplemente era Chepe. Su dulcinea, Miriam Leiva, estuvo a su lado en los últimos treinta años con una fidelidad probada en las duras condiciones impuestas por la dictadura cubana. Ambos fueron expulsados de sus importantes puestos, y más tarde Chepe fue condenado a veinte años de prisión durante la Primavera Negra.

Lo conocí cuando había cumplido los sesenta años. Ya era el consumado economista. Amigo de la verdad, que disponía de un pequeño espacio en Radio Martí, para hablar de la economía insular. Publicaba en Cubanet, Cartas de Cuba, Disidente y CubaEncuentro. Había escrito un par de libros, y sus opiniones y valoraciones eran escuchadas por todos los analistas de la situación antillana.

De hablar pausado, como asmático, e imparable. Valoraba en oro cada una de sus palabras y reflexiones. Nunca interrumpía las conversaciones y gustaba de narrar historias de su viaje a Yugoslavia, como attaché económico de la Embajada cubana en Belgrado

Nacido en cuna culta en la Perla del sur, sus padres, Oscar y Clara, eran profesionales calificados y poseían una farmacia, de moda entre la gente “bien”, que conocían de la calidad y seriedad del servicio, y popular entre la gente humilde, pues sabían que allí obtendrían solidaridad y apoyo.

Con esas virtudes hogareñas, creció conociendo las potencialidades de la democracia republicana y las aprovechó. Lleno de valor y entusiasmo patriótico, se sumó al Movimiento 26 de julio. Por sus acciones fue juzgado en Santa Clara y absuelto por esa “república cordial”, que no veía peligro en la ingobernabilidad, y por los buenos oficios del entonces abogado y Comodoro del Cienfuegos Yacht Club, Osvaldo Dorticós Torrado, que más tarde sería Presidente del Gobierno Revolucionario.

El “amanecer revolucionario”, lo vio inmerso en las tareas propias del “proceso”. Aunque visitaba La Habana desde joven, decidió instalarse en la gran ciudad a partir de una propuesta de un coterráneo para trabajar en el recién creado Ministerio de Comercio Exterior (MinCex (1961), una entidad supuestamente hecha para cubrir las necesidades del estado cubano de asumir el manejo y control de las importaciones y las exportaciones. Sus conocimientos y osadías lo proyectaron al cielo, pero a la vez lo reprimieron sacándolo de su trabajo en el edificio de Infanta y 23, y enviándolo a lugares agrestes y complicados, donde debía reformarse. Es en uno de esos lugares donde obtuvo una enfermedad intestinal, que lo marcaria para toda la vida.

De regreso a sus oficinas, luego de ser “reeducado revolucionariamente”, Chepe revisó su escala de valores. Continuó sus estudios económicos y se concentró aún más y desde su perspectiva y visión en el análisis de la economía nacional. Por tales esfuerzos fue expulsado del MinCex en 1984, según reza en el acta, del juicio de los 75, y gradualmente se fue integrando a los grupos prodemocráticos y a participar de la prensa independiente, como analista económico de referencia para todos.

Chepe ha muerto en Madrid, lejos de su amada patria. La generación que lo conoció lo recordará por siempre. Descansa en paz.

aleagapesant [3]

Deja un comentario

Archivado bajo Economia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s