DEVASTACIÓN EN LAS PROVINCIAS ORIENTALES

Publicado el viernes 26 de octubre del 2012

EL NUEVO HERALD

MIRIAM LEIVA:

La aterradora devastación causada por el Huracán Sandy en las provincias de Santiago de Cuba y Holguín, al oriente de Cuba, impone movilizar urgentemente la ayuda a los cubanos en esas zonas que ya eran paupérrimas desde hacía muchos años. La indefensión agobia a ciento de miles de personas, carentes de los bienes más elementales y sin asistencia rápida de las autoridades. Inmensa cantidad de cubanos han quedado con la única posición del suelo o partes desvencijadas de las viviendas, sin alimentos, leche para los niño, agua potable, ropa, calzado, así como amenazados por el dengue y el cólera, que habían aparecido previamente y que pueden convertirse en epidemia, junto a otras enfermedades.

El huracán tocó tierra en la playa Mar Verde, cercana al Santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre, y a la ciudad de Santiago de Cuba, la segunda en población del país, la madrugada del 25 de octubre con Fuerza 2, vientos de más de 120 kilómetros por hora y rachas de hasta 260 km/h. También golpeó la provincia de Guantánamo y relativamente menos Granma (Bayamo/Manzanillo). No se debilitó al cruzar las montañas, sino que dejó incomunicados a los campesinos. Salió por Punta Lucrecia en la Bahía de Nipe, Holguín, recorriendo 150 kilómetros en 5 horas. En esta provincia, los municipios de Mayarí, Cueto, Antillas, Banes, Rafael Freire, Urbano Noris, Báguanos y Sagua de Tánamo, que no habían podido restablecerse apropiadamente de la devastación causada por el ciclón Ike de 2008, están nuevamente arrasados. Los caprichos de la naturaleza han hecho coincidir la entrada de Ike y la salida de Sandy por ese mismo lugar.

Aunque la comunicación con los pobladores es muy difícil debido al colapso de los teléfonos fijos, mediante móviles algunos han podido expresar la conmoción y los sentimientos de indefensión en que se encuentran a sus familiares y amigos en otros lugares de Cuba y el exterior. “Lo único que me falta es que se abra la tierra y me trague”. ¿Por qué las autoridades no avisaron con tiempo suficiente para tomar mayores previsiones. Dónde están ahora con la asistencia? La información de los medios de divulgación oficiales y particularmente la televisión es poca, pero se conoce sobre los derrumbes parciales o totales de miles de viviendas; el gran deterioro de instalaciones hospitalarias, escuelas, iglesias, estadios deportivos, centrales azucareros, tiendas de víveres, panaderías, almacenes de alimentos y otras mercancías con daños a los productos; la destrucción de carreteras, caminos, vías fér

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/2012/10/26/v-print/1330982/miriam-leiva-devastacion-en-el.html#storylink=cpy

Deja un comentario

Archivado bajo Economia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s