TRIUNFALISMO SIN FUNDAMENTO

Pasados cinco años desde que Raúl Castro expresó la necesidad de cambios estructurales y de concepto, el panorama cubano sigue siendo muy negativo

Oscar Espinosa Chepe, La Habana | 30/07/2012 12:29 pm CUBAENCUENTRO

El presidente Raúl Castro, a diferencia de intervenciones anteriores, mostró un optimismo alejado de la realidad sobre la situación de Cuba en su discurso de clausura del Noveno Periodo Ordinario de Sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular, el 23 de julio. En primer lugar expuso que la económica nacional ha mostrado un desempeño favorable en el primer semestre de 2012, sin sustentar con argumentos y datos reales esa aseveración. Indicó que el Producto Interno Bruto (PIB) creció un 2.1 %, a lo cual —según indicó— contribuyó un significativo incremento del comercio y las construcciones.

El plan 2012 estableció como meta el incremento del PIB en 3,4 %, por lo cual el crecimiento anunciado en el primer semestre queda por debajo. Debe subrayarse que en el primer semestre del año la economía cubana tiene la mayor actividad, pues están los meses de temporada alta del turismo, se realiza la zafra azucarera y son efectuadas las cosechas más importantes, como las de tabaco, cítricos, hortalizas y viandas, mientras por las características climáticas puede avanzarse más en las construcciones y la labores de la minería.

En el segundo semestre incide desfavorablemente en la producción las vacaciones masivas debido a las altas temperaturas y usualmente los fenómenos meteorológicos. Además, en 2012 habrá otro factor muy negativo: la incidencia de la crisis económica mundial, cuyos efectos no exceptuarán Cuba. En esas circunstancias puede preverse que el plan del año no se cumplirá, tomando como base lo realizado durante el primer semestre y, en consecuencia, como sucede desde hace años, el país crecerá menos económicamente que el resto de América Latina y el Caribe, distanciándose aún más su nivel de desarrollo con respecto a la inmensa mayoría de sus vecinos. Un lamentable escenario que no brinda razón alguna para sentir algún grado de satisfacción por el actual estado del avance nacional.

Por otra parte, en estos momentos de alto secretismo estadístico, cuando ni siquiera se conoce con exactitud los datos referentes al comportamiento de la economía en 2011, sí se sabe que la agricultura continúa empantanada y las medidas tomadas hace 4 años con la entrega de tierras ociosas en usufructo no han dado resultados sustanciales. El ministro del ramo, Gustavo Rodríguez Rollero, ante la Comisión Agroalimentaria de la Asamblea informó que en el primer semestre se incumplieron los planes en 16 productos, entre ellos hortalizas, papa, frijoles, arroz consumo, leche de vaca, cítricos frescos y tabaco torcido para la exportación. Asimismo reconoció que en un diagnóstico efectuado al sistema de la agricultura se detectaron más de 14.000 deficiencias estructurales, funcionales, organizacionales y de cuadros.

Ese contexto no da mucho pie al optimismo, pasados 5 años de que el Presidente expresó la necesidad de cambios estructurales y de concepto, y más de 2 años de que reconoció públicamente que el país se encontraba al borde del precipicio.

Así se trata de ignorar la crisis del transporte, en especial en la ciudad de La Habana, y los altos niveles de inflación existentes que ocasiona la permanente caída del salario real. En 2011, los precios de los productos vendidos en los mercados agropecuarios crecieron aproximadamente en un 20 %, según cifras oficiales, mientras el salario medio mensual lo hizo en 1,5 %. A ello hay que agregar el considerable aumento en el costo de la electricidad en enero del pasado año a partir de los tramos de consumo superiores a los 300 kW, así como a la multiplicación de los precios de varios productos sacados del racionamiento, en particular los de aseo y limpieza. Una tendencia inflacionaria que ha prevalecido en el primer semestre del 2012, en particular en los productos del agro y en muchos de los ofertados en las tiendas que venden en pesos convertibles, un hecho tan evidente y escandaloso que hasta ha sido denunciado por la oficialista TV.

Como prueba de los “avances logrados” se señala un crecimiento del 17,1 % en la producción de azúcar en la zafra 2011/2012, sin dar el dato real del monto elaborado, aunque todo indica que a pesar de haber comenzado la molida en varios centrales a principios de diciembre y finalizado en junio, el total producido si acaso será algo superior a 1,4 millones de toneladas, una cantidad que ya se producía en Cuba en 1907, cuando la población de la Isla era de 2,05 millones de habitantes. Por cierto debe resaltarse que desde la zafra 2008/2009 las autoridades cubanas no brindan información sobre los volúmenes de azúcar producidos en las posteriores, ni sobre los parámetros técnicos logrados en estas.

Además, como otro “éxito”, el presidente mencionó un crecimiento del 5,8 % en la llegada de visitantes extranjeros al cierre de junio. Obvia que el turismo continúa desarrollándose con una alta dependencia de las importaciones, comprándose hasta yuca congelada en el exterior, al igual que una larga lista de productos agropecuarios (limón, col, zanahoria, cebolla, carnes de aves, cerdo y bovino, productos lácteos, granos, grasas comestibles entre otros), perfectamente producibles en Cuba.

Las medidas para sacar adelante la estancada economía no aportan mucho optimismo. Se ratificó que la empresa estatal socialista es la forma principal para desarrollar el país, con lo cual queda subrayado que las medidas para conferir algunas facilidades al trabajo individual no se consideran soluciones estratégicas, sino pasos tácticos sumamente controlados para que las iniciativas individuales se mantengan en un nivel poco significativo y sin gran calado en términos económicos (tipo bonsái).

Así, se anunció la aprobación de cooperativas en actividades no agropecuarias, que deberán trabajar en instalaciones arrendabas al Estado. Para ello se elaborará una Ley General de Cooperativas. Además se alquilarán establecimientos de servicios gastronómicos que cuenten con una plantilla de hasta 5 trabajadores, de forma similar a lo realizado con otros servicios personales como barberías donde solo se permiten locales con tres sillones.

En cuanto a la entrega de tierras ociosas en usufructo, o sea el Decreto-Ley 259, se plantea que próximamente se emitirá un nuevo decreto-ley que ampliará las áreas a entregar hasta 67,10 hectáreas de las 40,26 aprobadas originalmente. El Presidente aclaró que se procederá así con los usufructuarios vinculados a granjas estatales, Unidades Básicas de Producción Cooperativas (UBPC) o Cooperativas de Producción Agropecuaria (CPA), con lo cual todo parece indicar que se busca asegurar el control estatal sobre esos agricultores. Asimismo, se anunció la autorización para la construcción de viviendas permanentes en calidad de bienhechurías y se garantizará la continuidad del derecho a usufructo a los familiares de las personas que trabajan la tierra. Parece que el plazo de usufructo se mantendrá por 10 años, renovables a 10 más, lo cual no estimulará el sentido de pertenencia y la estabilidad requerida para que los usufructuarios inviertan en el desarrollo de las áreas recibidas. Incluso al considerarse las viviendas como bienhechurías, si cesara la concesión es probable que el Estado valore unilateralmente el valor de las instalaciones, con pérdidas económicas para el usufructuario. No obstante para una evaluación más profunda de los cambios, habrá que esperar la promulgación del documento rector.

Raúl Castro trajo a colación que en sus dos últimas intervenciones ante el parlamento había abordado la actualización de la política migratoria, indicó que no ha sido relegada y se continúa profundizando para su gradual flexibilización, teniendo en cuenta los efectos asociados y el escenario internacional. En el panorama actual de crisis en Cuba es muy difícil que el Gobierno tome una medida de cambio sustancial de la política migratoria, debido al alto nivel de insatisfacción popular y las ansias de abandonar el país por un alto porcentaje de la población, especialmente los jóvenes. Quizás se facilite las visitas a la Isla de los cubanos asentados en el exterior, a fin de aumentar los beneficios económicos, así como se brinden mayores posibilidades a las personas de la tercera edad para salir de Cuba. Pero muy difícilmente las autoridades se decidirán a permitir la libre salida y entrada de los ciudadanos en edad laboral, pues bien saben que eso podría facilitar la estampida en procura de mejores condiciones de vida. Según datos oficiales, en el período 2001-2010 el saldo migratorio negativo alcanzó 341.199 personas, a pesar de todas las restricciones existentes. Esa cantidad equivale aproximadamente a 3 años de nacimientos. Puede imaginarse lo que sucedería, si se flexibilizara la posibilidad de que los cubanos puedan viajar libremente al extranjero. Posiblemente habría que designar a alguien para que deje apagada la luz del Morro.

El Presidente también mencionó la redacción de Código del Trabajo, con la elaboración de un anteproyecto de ley que se presentará a la sesión de la Asamblea Nacional de julio de 2013. Esta sesión de la Asamblea Nacional aprobó una Ley del Sistema Tributario, sobre la cual no se conocen muchos detalles, pero por las referencias brindadas, está claro que reforzará la política de únicamente permitir el desarrollo de incitativas privadas en un marco muy limitado.

En conclusión puede decirse que el optimismo expresado en su discurso por el Presidente carece de fundamento. La situación es más lamentable que nunca, con un futuro preñado de amenazas y desafíos ante una crisis mundial que inevitablemente afectará Cuba, sumiéndola mucho más en la miseria y la menesterosidad. El Gobierno ha perdido mucho tiempo con sus medidas limitadas, dedicado a que los cubanos no podamos salirnos de su férreo control.

© cubaencuentro.com

Dirección URL:
http://www.cubaencuentro.com/cuba/articulos/triunfalismo-sin-fundamento-278853,

Deja un comentario

Archivado bajo Economia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s