Archivo mensual: enero 2012

AHMADINEYAD, EL VISITANTE INOPORTUNO

La actividad en la Universidad de La Habana del mandatario de un régimen opresor de las opiniones y la diversidad de género, ejecutor de mujeres lapidadas, desdice la imagen de supuesta apertura invocada por autoridades cubanas en los últimos años

Miriam Leiva, La Habana | 13/01/2012 CUBAENCUENTRO

La fugaz estancia de Mahmud Ahmadineyad, presidente de Irán, en La Habana, el 11 de enero, parece haber causado más incomodidades que réditos. Los compromisos creados, en gran parte gracias a las apreciaciones de Fidel Castro y los dislates de Hugo Chávez, pueden haber complicado el plan para la proyección internacional de Raúl Castro, que auguraba un derrotero algo pausado como preámbulo a la visita de la presidenta de Brasil, y fundamentalmente del Papa Benedicto XVI, con implicaciones bordadas esmeradamente para procurar encausar el creciente disgusto social antes de la Primera Conferencia del Partido Comunista a efectuarse el 28 de enero y durante el resto del año.

Si molestaba a los cubanos que el personaje iraní visitara Cuba, su conferencia magistral en el Aula Magna de la Universidad de La Habana se sentía como un ultraje, aumentado al apreciar en la televisión nacional que era investido Doctor Honor y Causa en Ciencias Políticas “por su aporte a lo largo de su vida al desarrollo de su país”. El escueto resumen de sus palabras insultó la inteligencia, al escuchar que “el ser humano es lo más importante”, y que debe imponerse la justicia en un nuevo orden mundial. En esa ocasión al igual que para el recibimiento en el aeropuerto, Esteban Lazo, vicepresidente del Consejo de Estado, fue la personalidad de mayor rango. Se anunció que Raúl Castro lo recibiría en horas de la tarde, y los medios internacionales suponían que se reuniría con el Comandante en Jefe. Pero extrañamente ni siquiera el último noticiero de la televisión los mostró. La primera página del diario Granma al día siguiente tenía una foto del pase de revista en Palacio y Juventud Rebelde otra sentados conversando sonrientes en igual lugar. La escueta nota en ambos mencionó que las conversaciones oficiales se efectuaron en la noche y se abordó el excelente estado de las relaciones, el derecho de todos los Estados al uso pacífico de la energía nuclear y su oposición a la aplicación de sanciones económicas unilaterales.

Al parecer Ahmadineyad ha realizado el periplo por Venezuela, Nicaragua, Cuba, Ecuador y Guatemala, inmerso en un ejercicio de relaciones públicas al interior de Irán para aparentar respaldo internacional por la compleja situación que viene afrontando con la jerarquía de los ayatolas y, sobre todo, después de las contestadas elecciones del 12 de junio de 2009, cuando la población enardecida fue reprimida con el saldo de muchos muertos, entre ellos la joven Neda Agha Soltan, denominada “Mártir de la Libertad”; así como debido a los escollos económicos originados por las sanciones internacionales que repercuten en altos índices de desempleo, inflación y pobreza extrema. El paseo podría mostrarse como un reto a Estados Unidos en su propia región, complemento a las maniobras navales y la amenaza del cierre del Estrecho de Ormuz recién realizadas.

Pero por más que Hugo Chávez lo ensalzó y Daniel Ortega le lamió las botas, ninguno de los grandes de América Latina lo recibiría, principalmente Brasil que con Lula enfrentó a Estados Unidos en la componenda equivocada sobre el asunto nuclear de consuno con Turquía, ahora con Dilma Russeu tiene otras prioridades de más larga vista, acordes con su elevación sostenida como potencia emergente. Para colmo, a La Habana llegó con mal pie y dos horas de retraso. En el trayecto debe haber conocido que el científico nuclear Mustafa Ahmadi Roshan, uno de los subdirectores de Natanz, la principal central de enriquecimiento de uranio, pereció en un atentado del que el vicepresidente Mohamad Reza Rahimi acusó a Estados Unidos e Israel. Rápidamente la secretaria de estado Hilary Clinton declaró que su país no tenía absolutamente ninguna responsabilidad.

El Presidente iraní había visitado Cuba en septiembre de 2006, con motivo de la XIV Conferencia Cumbre del Movimiento de Países No Alineados y son notorias las Reflexiones de Fidel Castro en defensa de la “justa aspiración iraní de poseer energía nuclear con fines pacíficos” y su apoyo a las “nobles causas” de Siria y afines frente a Estados Unidos y la Unión Europea. No ha estado ajeno el interés económico, en momentos cuando la crisis en la Isla demanda financiamiento e inversiones más allá de las aportadas por Venezuela, aunque se comprometa a los cubanos con regímenes sangrientos. El MNOAL, al que el Comandante había dedicado extraordinaria atención durante décadas debería estar entre las prioridades a tratar con el visitante, pues Irán será sede y Ahmadineyad presidirá la organización a partir de la próxima cumbre que aparenta estar en el limbo aunque correspondería durante el presente año. Cuba cesó en 2009, cuando comenzó Egipto, pero la troika con Irán no ha dado señales de vida, a tenor con el incesante declive del Movimiento, la inestabilidad en Egipto, y las complicadas relaciones de Teherán con los procesos en el Medio Oriente y su priorización del grave diferendo nuclear. De todos modos, resultarían valiosos los votos de los países miembros en los organismos internacionales, en lo que ayudaría la colaboración del Gobierno cubano para moverlos a través del Buro de Coordinación, pero al parecer hasta éste tiene otras las prioridades, quizás convencido por fin de que el MNOAL es irrelevante y resulta inaudible en el mundo actual.

La actividad en la Universidad de La Habana del mandatario de un régimen opresor de las opiniones y la diversidad de género, ejecutor de mujeres lapidadas, desdice la imagen de supuesta apertura invocada por autoridades cubanas en los últimos años. Sin embargo, no falta quien haya pensado que se procuró el mal menor, como modo de soslayar el destacado protocolo por la visita oficial de un cercano amigo. La población cubana no conoció antes de la partida, si Ahmadineyad sostuvo un encuentro con Fidel Castro ni otros detalles, particularmente los económicos, aunque la agencia EFE reportó la confirmación por el visitante de que “ha sido motivo de gran alegría para mi ver al comandante Fidel sano y salvo” y calificó como “buenísimas” tanto la reunión con éste como la posterior con el presidente Raúl, mientras el anfitrión dijo a los periodistas que “ha sido una buena visita; ya él lo dijo todo, discutimos bastante, terminamos muy tarde”.

Para conocer más, posiblemente habrá que esperar la próxima Reflexión o la postergación, porque en Cuba actualmente se juega mucho más que la complacencia con un amigo peligroso y decadente. Tampoco es tiempo para continuar retando a Estados Unidos, cuando la Administración Obama ha sido propensa al mejoramiento de las “no relaciones” con La Habana, y en Cuba se mantiene prisionero a Alan Gross y en Teherán se condenó a muerte a un norteamericano-iraní recientemente.

© cubaencuentro.com

Dirección URL:
http://www.cubaencuentro.com/internacional/articulos/ahmadineyad-el-visitante-inoportuno-272851,

Deja un comentario

Archivado bajo Economia

DONDE LE TIEMPO TRANSCURRE LENTAMENTE

Martes, Enero 10, 2012 | Por Miriam Leiva CUBANET

LA HABANA, Cuba, enero, www.cubanet.org

2011 concluyó con el golpe de efecto procurado por el gobierno, mediante el inusual indulto de 2900 presos, casi todos con delitos comunes. Pero quedaron en las cárceles entre 60 y 80 mil reos, de ellos, unos 60 políticos, así como el norteamericano Alan Gross.

Aunque el gobierno cubano ha vinculado esta “benevolencia” suya con la próxima visita del Papa Benedicto XVI, parece que el pedido de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba se enmarcó en las celebraciones por el 400 aniversario de la Virgen de la Caridad.

Sin embargo, la gran expectativa de la población había estado en la posibilidad de salir libremente al extranjero, gracias a la eliminación del indispensable permiso de salida, expectativa creada por el mismo presidente durante la sesión de la Asamblea Nacional, el 1 de agosto, cuando anunció que se estudiaba una reforma migratoria.

Como ha ocurrido con tantas otras promesas incumplidas, la postergación de tal reforma motivó una profunda decepción, fundamentalmente entre los jóvenes.

Lamentablemente las autoridades han sembrado la idea de que hay que abandonar Cuba para resolver los problemas de la mera existencia. Ha sido su forma de neutralizar las demandas políticas, haciendo a las personas dependientes de que se les conceda la preciada “Tarjeta Blanca”, con el resultado de desarraigar el amor a la patria, e incluso añorar un futuro mejor en el país del que supuestamente proceden todos nuestros males: los Estados Unidos.

La población recibió escasas posibilidades para mejorar su ardua vida, mediante las licencias para trabajar por cuenta propia en unos pocos oficios, pero imposibilitados de prosperar, debido a los impuestos muy elevados, las dificultades para encontrar los productos indispensables y los altos precios, por no existir un mercado mayorista, entre otros males.

Tampoco se logró el gran despegue de la producción agrícola, con la entrega de tierras en usufructo, debido a las limitaciones y carencias.

Al fin, a partir de septiembre, el gobierno comenzó a zafar un poco los férreos eslabones, con la autorización de venta de automóviles y viviendas, y dándole a los campesinos la posibilidad de ofertar productos y establecer contratos directamente con entidades turísticas, a través de las cooperativas existentes.

Las modificaciones en la banca para conceder créditos al sector privado, el uso de instrumentos bancarios tradicionales que se habían perdido, la eliminación de trabas a las relaciones entre el sector estatal y el privado, el alquiler de locales a los cuentapropistas –siguiendo la experiencia reciente con las barberías y peluquerías-, fueron otras “novedades” medianamente estimuladoras.

Aunque la referencia a esas autorizaciones sorprenda a cualquier persona en pleno siglo XXI, hay que tener en cuenta que en Cuba existe el mismo gobierno totalitario desde hace 53 años. Y más de 70% de la población nació bajo este régimen, que no le ha permitido conocer lo que ocurre más allá de las costas, mediante viajes con posibilidades de retorno, ni le permite utilizar la gran fuente de conocimiento e intercambio que es la Internet.

Otra forma de dependencia ha sido la existencia de un solo empleador, el Estado, al que había que agradecer la educación y la salud pública. Pero la crisis en todas las esferas llevó al gobierno a desmontar el sistema de gratuidades, impuesto según sus conveniencias, y por el que hoy, para justificar su fracaso, culpa a la población de haberse acomodado al paternalismo, en realidad creado por el mismo Estado para garantizar la dependencia del pueblo.

Reconocer las verdades parece algo muy difícil para el gobierno, porque implica admitir que para remediar el desastre ocasionado por él mismo, está teniendo que reponer lo que antes eliminó y penalizó aduciendo que eran nocivas prácticas capitalistas. Posiblemente ese sea uno de los motivos de la lentitud en la aplicación de las reformas y en la renuencia a elevarlas al rango de cambios sustanciales.

Un acontecimiento que motivó a los cubanos, de oriente a occidente, fue el recorrido de la imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre, iniciado el 8 de agosto de 2010, en Santiago de Cuba, y extendido durante todo 2011.

En este país, que sólo ha conocido guerras, confrontaciones y represión, la peregrinación de la Virgen Mambisa provocó una gran explosión de religiosidad y la liberación del ego enclaustrado, que participó consciente y voluntariamente, irradiando en creyentes de otras religiones, e incluso en no creyentes.

La consigna “La Caridad Nos Une”, y los deseos de recuperar los valores morales y cívicos, han movido a multitudes, satisfechas de poder expresar su espiritualidad, y ávidas de alcanzar esperanza, paz, amor y reconciliación.

En La Habana, la Patrona de Cuba se trasladó por las calles y fue honrada en iglesias, centros educacionales, culturales, científicos, caritativos y en hospitales, desde el 6 de noviembre. Muchos de los más renombrados artistas actuaron en las veladas, hasta la última, efectuada en la Plaza de la Catedral, el 28 de diciembre.

Finalmente, la Avenida del Puerto, en el Malecón, acogió, el 30 de diciembre, a miles de personas de todas las edades, que con gran respeto y devoción, recibieron a la Virgen y participaron en la misa oficiada por el Cardenal Jaime Ortega, junto a los integrantes de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba, Monseñor Bruno Musari, nuncio apostólico, Monseñor Wenski, arzobispo de Miami, sacerdotes, monjas y laicos.

El gobierno estuvo representado por Esteban Lazo, miembro del Consejo de Estado, Mercedes López Asea, primera secretaria del PCC en La Habana, Bruno Rodríguez, ministro de Relaciones Exteriores, Caridad Diego, jefa de la Oficina de Atención a Asuntos Religiosos del CC del PCC, Homero Acosta, secretario del Consejo de Estado, y Eusebio Leal, historiador de la ciudad.

Estas celebraciones continuarán durante el Año Jubilar de la Virgen, que se inició el 7 de enero. Y tendrán una inflexión con la visita pastoral del Papa Benedicto XVI, que incluirá una misa en la Plaza de Santiago de Cuba, el 26 de marzo, sus oraciones en el Santuario del Cobre, el 27, las conversaciones oficiales con el presidente Raúl Castro, y, el 28, la misa en la Plaza de la Revolución en La Habana.

Probablemente, en torno a este acontecimiento, el gobierno disponga indultos a los presos políticos. Y tal vez sería una oportunidad para permitir el regreso de Alan Gross a su país, con lo cual se eliminaría un serio escollo entre Estados Unidos y Cuba, cuando la crisis nacional aconseja concentrarse en el impulso de las reformas y crear un ambiente sosegado y constructivo dentro de la Isla.

La sociedad cubana está agobiada por grandes tensiones, como consecuencia de las carencias y prohibiciones durante demasiado tiempo. 2012 puede ser un año de mayores dificultades económicas, debido a la repercusión de la situación económica internacional, abocada a una nueva recesión.

Si no se abren nuevas posibilidades a la iniciativa individual, de manera que los ciudadanos no afronten mayores precariedades y se sientan estimulados a esforzarse para sacar adelante a sus familias y el país, las tensiones sociales se incrementarán, con posibles consecuencias lamentables.

La Primera Conferencia del Partido Comunista, a efectuarse el 28 de enero, podría ser la oportunidad para impulsar los cambios y la apertura socio-política, que propicien la participación de todos los cubanos en la reconstrucción nacional. Las autoridades no deberían perderla.

Deja un comentario

Archivado bajo Economia

LA ETERNA CADENA

Miércoles, Enero 11, 2012 | Por Oscar Espinosa Chepe

LA HABANA, Cuba, enero, www.cubanet.org -De nuevo ha ocupado lugares estelares en el debate oficial las demoras en los cobros y los pagos entre las empresas e instituciones, y de algunas de ellas con el sector privado. Este fenómeno ha estado presente en la economía permanentemente a lo largo de los años y con intensidad se vuelve a discutir a la luz de grandes escándalos de corrupción cometidos al amparo de la larga cadena de impagos, y a otras cuestiones relacionadas con el gran descontrol imperante.

Hasta el presidente Raúl Castro se refirió a este asunto en su discurso resumen de la sesión de la Asamblea Nacional, efectuada el 23 de diciembre. El tema está unido a las características de la economía centralizada cubana. Su génesis se halla fundamentalmente en la improductividad y falta de eficiencia de las empresas, que hace que una cantidad elevada de ellas trabaje con pérdidas, y por consiguiente no puedan cumplir sus compromisos de pago. Por supuesto si las empresas acreedoras no pueden cobrar, también deben retener los pagos a otros sujetos económicos, produciéndose la llamada “cadena de impagos”, que en mayor o menor magnitud siempre ha existido.

En adición influye la indisciplina y el descontrol existente en las empresas y entidades presupuestadas. Problemas promovidos por muchos factores como una contabilidad ineficiente, con personal mal retribuido, peor priorizado y sin el debido reconocimiento social, a lo que se agrega un considerable atraso en las técnicas para registrar correctamente los hechos económicos. También influye negativamente la variedad de precios existentes para un mismo producto, formados por lo regular sin tener en cuenta los costos reales y el mercado; a lo que se une la irracional diversidad de formas de comercialización (racionada y venta libre, mercados de oferta y demanda, mercados controlados, bolsa negra, todos en pesos, así como diversas modalidad de las tiendas de venta en divisas), y la dualidad monetaria. Además, durante años muchos los dirigentes de las empresas y entidades presupuestadas han sido seleccionados por la militancia política, sin otorgar adecuada importancia a los conocimientos económicos, lo que ha originado poca atención a esos temas e incomunicación con el personal dedicado a ellos.

Todo este entramado irracional, en una economía altamente centralizada, llena de trabas burocráticas y de prohibiciones absurdas, crea unas condiciones ideales para la desorganización y el descontrol, caldo de cultivo para el desarrollo de los delitos. Por otra parte, las empresas carecen de potestad de decisión, están depauperadas tecnológicamente, reciben los planes de los niveles superiores, y por lo general no tienen control alguno sobre el aseguramiento de los recursos materiales necesarios para producir o prestar servicios. En esas condiciones difícilmente pueden ser rentables, si no tienen posibilidades de decidir y tomar medidas sobre sus niveles de producción, inversión, empleo, formación de precios de los artículos y servicios que generan y otros decisivos elementos de su gestión.

En cuanto al empleo, el gobierno ha reconocido que sobran más de un millón de trabajadores. Eso se debe a que en muchas unidades productivas las plantillas están infladas, lo que impide organizarlas, y aumentar la productividad y el salario real. Según cálculos del conocido economista Carmelo Mesa-Lago -coincidentes con evaluaciones realizadas por otros especialistas residentes en la Isla- el salario real de los trabajadores cubanos cayó el 73,0% entre los años 1989 y 2010. Los datos brindados a la sesión de la Asamblea Nacional, el pasado diciembre, por el ministro de Economía y Planificación, Adel Yzquierdo, en 2011 el salario nominal medio mensual solo creció en 2,3% con respecto al año anterior, y aunque no citó el índice de inflación, está claro que fue muy superior, teniendo en cuenta, entre otras, las considerables alzas en la electricidad, los alimentos y los artículos de tocador y limpieza, lo cual indica que el salario real continúa deteriorándose. En cuanto a la pensión media mensual, la ministra de Finanzas y Precios, Lina Pedraza, la ubicó en 255 pesos en 2011, para un crecimiento del 4,1%, respecto al 2010 (244.86 pesos), un porcentaje que también debe ser inferior al incremento de los precios en el recién finalizado año.

El proceso de reorganización de la fuerza de trabajo se ralentizó y se calcula extraoficialmente que la cantidad de empleados relocalizados no pasó de 150,000 en 2011. Para 2012 se espera que solo serán reubicados 170 000 trabajadores, según el ministro Yzquierdo. A ese paso ni la ampliación a 5 años del cronograma de reorganización, previsto inicialmente para 3 años, será suficiente, por lo que se mantendrán los bajos niveles de productividad y los salarios reales desmotivadores de la eficiencia laboral. El pago de acuerdo con el trabajo tampoco se podrá aplicar en la extensión necesaria, a lo cual también contribuye negativamente la falta de autonomía de las empresas, en un sistema con un alto grado de gestión centralizada que asfixia las iniciativas.

Paralelamente el gobierno está priorizando el establecimiento de contratos entre las entidades estatales, y de ellas con el sector privado, lo cual posee aspectos positivos. Sin embargo, la falta de autonomía de éstas dificulta que eso funcione correctamente, pues dependen de muchas decisiones y factores ajenos a su control. Al mismo tiempo no existe un sistema jurídico plenamente constituido para determinar las responsabilidades de los sujetos económicos, por ejemplo en la determinación de penalidades efectivas a las empresas incumplidoras, leyes de bancarrota y otros mecanismos jurídicos. Pero incluso aunque se establezca un cuerpo coherente de normas, será muy difícil su cumplimiento, si antes no se realizan transformaciones estructurales que independicen las empresas y entidades del fuerte control central.

Como en otros aspectos de la economía, los cobros y los pagos dependen de una profunda reestructuración estructural de la sociedad cubana desde el punto de vista económico, político y social, de forma integral. Si continúan demorándose estos cambios urgentemente necesarios, no se solucionarán los problemas con los cobros y los pagos, y seguirán agudizándose las dificultades generadas por esa situación.

Deja un comentario

Archivado bajo Economia

FOTO

Palomas en Plaza San Cristobal de La Habana -enero 2012

Deja un comentario

Archivado bajo Economia

FOTO

Taxis en pesos en La HABANA, conocidos popularmente como Almendrones.

En el resto de Cuba, el transporte urbano es ecologico: carro con traccion animal o bicitaxis.

Los bicitaxis estan extendidos tambien en La HABANA, sobre todo en La HABANA VIEJA,
por sus angostas calles y atraccion turistica.

Deja un comentario

Archivado bajo Economia

FOTO

ANUNCIO-MAGINACION pero no siempre esta desplegado

Deja un comentario

Archivado bajo Economia

FOTO

EDIFICIO BACARDI, La Habana,

maravillosa arquitectura que ha resistido los embates del descuido desde 1959.

1 comentario

Archivado bajo Economia

FOTO

Edificio Bacardi, La Habana.

Deja un comentario

Archivado bajo Economia

PERSPECTIVAS ECONOMIA CUBANA 2012 (I)

El año comienza sin que las autoridades hayan dado pasos decisivos en la implantación de las reformas urgentemente requeridas

Oscar Espinosa Chepe, La Habana | 06/01/2012 CUBAENCUENTRO

La economía cubana tendrá muchos obstáculos y retos en 2012; unos de carácter interno y otros a causa del entorno internacional cargado de incertidumbres y peligros. Por ello, el crecimiento del 3,4 % del PIB planteado por el Gobierno —sin dar elementos que ayuden a validar ese porcentaje— resulta improbable de cumplir. Aun si se alcanzara ese objetivo, por su pobre magnitud con tantos problemas acumulados durante muchos años, ese incremento sería absolutamente insuficiente para salir de la crisis, crear el ahorro interno necesario por lo menos para detener el proceso de descapitalización, y afrontar la creciente deuda social con sus negativos efectos sobre el nivel de vida de la población.

La CEPAL proyecta en 2012 para Sudamérica un crecimiento del 3,9 % y para Centroamérica 3,7 %, mientras sitúa a Cuba con solo 2,5 %, 9 décimas por debajo del PIB planificado oficialmente. Los indicadores de la subregión aunque apuntan a una ralentización del crecimiento, continúan siendo superiores a los de la economía cubana, que se atrasa y margina cada vez más en el área, a lo que contribuye la persistente oposición gubernamental a permitir el libre acceso de los ciudadanos a Internet, con el objetivo de que permanezcan desinformados e ignorantes de lo que sucede al exterior de las fronteras nacionales. En el Informe de Desarrollo Humano 2011 confeccionado por PNUD, se calcula para Cuba un Ingreso Nacional Bruto per cápita de 5.416 USD en Paridad de Poder Adquisitivo (PPA), a precios constantes de 2005, lo que la ubica en el lugar 26 dentro de los 33 pases de América Latina y el Caribe, con una evidente tendencia a proseguir el descenso.

El año comienza sin que las autoridades hayan dado pasos decisivos en la implantación de las reformas urgentemente requeridas. Ciertamente desde septiembre de 2011 se agilizó la ejecución de medidas de alguna importancia, plasmadas en la autorización de venta de automóviles y viviendas, la posibilidad a los campesinos de ofertar productos y establecer contratos directamente con entidades turísticas a través de las cooperativas, modificaciones en la banca para conceder créditos al sector privado, el uso limitado de instrumentos bancarios proscritos y la eliminación de trabas a las relaciones entre el sector estatal y el privado, el alquiler de locales a los cuentapropistas —siguiendo la experiencia reciente con las barberías y peluquerías— en varios oficios (carpinteros, relojeros y otros).

Estas medidas, a pesar de constituir un avance, siguen diseñadas para trabajos de subsistencia, que dan solución momentánea a los problemas existenciales de muchas personas, pero no sacarán el país de la crisis. Fuentes gubernamentales han informado la eventual implantación de otros pasos, como sería continuar en 2012 sin cobrar impuestos por la utilización de fuerza de trabajo hasta 5 empleados, elevar hasta 10.000 pesos la cuantía del ingreso personal por el cual no se pagará impuesto y un abono del 5 % por el pronto pago de la contribución al ingreso personal. También se habla de la posibilidad de permitir la creación de cooperativas, además de las existentes en el sector agropecuario, pero no se ha especificado como funcionarían, ni las áreas concretas donde podrán estar presentes.

Paralelamente ha sido anunciada una nueva ley de impuestos, mediante la cual se flexibilizarían las cargas tributarias al sector no estatal. Asimismo se dan como seguros cambios en el Decreto-Ley No.259 para la entrega de tierras ociosas en usufructo, con la ampliación de las áreas y los plazos de tenencia, el permiso para construir viviendas y otras instalaciones en ellas, mecanismos de herencia para los familiares, y ampliación de los sectores además del turismo, a los cuales los campesinos organizados en cooperativas puedan vender sus productos directamente, obviando el monopolio estatal de acopio.

Desafortunadamente, estas medidas han demorado demasiado en ponerse en vigor, incluso, si comenzaran a aplicarse inmediatamente, sus beneficiosos efectos prácticamente no se sentirían en 2012, en especial las modificaciones del Decreto-Ley NO. 259. Por ello, este año volverán a importarse enormes cantidades de alimentos en un monto cercano a los 1,8 miles de millón de dólares, según se ha reconocido oficialmente. Eso asfixiará aun más la ya constreñida capacidad de compra externa, afectando fundamentalmente la posible adquisición de equipamiento, lo que unido a otros problemas, continuará siendo un valladar para frenar el proceso de descapitalización de los activos tangibles y lograr una dinámica inversionista que promueva el crecimiento económico.

Por otra parte, la demora en reducir los impuestos al trabajo por cuenta propia y el mantenimiento de las concepciones contrarias a la ampliación de los negocios particulares se mantendrán como obstáculos para la reestructuración de la fuerza de trabajo en las sobredimensionadas entidades de Estado. Esto continuará imposibilitando la organización de los centros laborales, factor indispensable para la elevación de la productividad, los salarios reales y, por supuesto, la motivación laboral. Un escenario que tampoco resulta propicio para avanzar hacia la eliminación de la dualidad monetaria, tan dañina a la sociedad.

La reforma del sistema de gestión económica continúa muy lenta. Las obsoletas estructuras ministeriales se mantienen con muy pocas modificaciones. Después de 2 años de trabajo, solo se llegó a la disolución del innecesario Ministerio del Azúcar. Los demás permanecen con una gran centralización en la toma de decisiones y grandes gastos burocráticos. El vicepresidente Murillo en dos ocasiones ha mencionado que existen más de 1.600 casas de visitas —instalaciones de alojamiento— pertenecientes a los distintos organismos de la administración del Estado, con más de 16.000 habitaciones, la mayoría con aire acondicionado. Ese fondo habitacional equivale aproximadamente al 25 % del total de la capacidad actual de alojamiento disponible para el turismo. En una investigación realizada, se encontró —según ha relatado el propio Vicepresidente— que en muchos de esos lugares ni existen registros de las personas alojadas, lo cual brinda una idea del descontrol y mala utilización de los recursos, una anormalidad que ha estado presente por decenios, ocasionando fabulosas pérdidas al erario público.

Ese señalamiento es positivo, pero deberían haberse adoptado acciones no solo con esos lugares, sino también con la sobredimensionada burocracia, que constituye uno de los principales obstáculos para el desenvolvimiento del país. Además, parte de esa burocracia es fuente de todo tipo de frenos para la implantación de los cambios, como se ha comprobado en la agricultura donde se niega a entregar las tierras ociosas o deficientemente cultivadas para otorgarlas en usufructo a los campesinos.

© cubaencuentro.com

Dirección URL:
http://www.cubaencuentro.com/cuba/articulos/perspectivas-de-la-economia-cubana-en-el-2012-i-272591,

Deja un comentario

Archivado bajo Economia

PERSPECTIVAS ECONOMICA CUBANA 2012 (II-FINAL)

La Primera Conferencia del Partido Comunista de Cuba se efectuará el 28 de enero, en la cual según el proyecto de documento publicado se mantendrán los dogmas y el no reconocimiento de que ese partido es el responsable del desastre nacional impuesto a todos los cubanos

Oscar Espinosa Chepe, La Habana | 09/01/2012 CUBAENCUENTRO

A los serios problemas económicos de carácter interno que deberá afrontar Cuba en 2012, se une un entorno internacional complicado para el que la Isla no se ha preparado. La recesión en Europa es ya evidente. Sus efectos se perciben en todos los rincones del planeta, incluidas economías que pudieron afrontar los problemas derivados de la crisis económica internacional en 2008. Hasta en China se aprecia la preocupación de los dirigentes y algunos indicadores, como el incremento de los precios al consumidor y la ralentización del crecimiento industrial, muestran las dificultades. En América Latina y el Caribe el crecimiento disminuye, mientras podrían surgir inconvenientes adicionales, si las compras chinas de productos primarios se redujeran o sus precios disminuyeran sustancialmente. Eso podría ocurrir, si continuara la desaceleración de la actividad económica mundial. Aunque Estados Unidos ha dado señales de una relativa disminución de su alto nivel de desempleo y mostró un modesto crecimiento económico en 2011, en un panorama internacional tan complejo también posteriormente podría entrar en recesión.

En Cuba sería un contexto aún más complicado para una economía ya en crisis desde hace mucho tiempo y extraordinariamente dependiente de factores externos. Se afectarían mucho el turismo y la recepción de remesas, así como el precio de sus exportaciones de bienes, fundamentalmente el níquel, único producto importante actualmente en las ventas de la Isla. Incluso la relación con Venezuela, absolutamente vital, sufriría si ocurriera una caída repentina en el precio del petróleo. Esto sin considerar otros factores como la enfermedad del Presidente Chávez o su eventual derrota en las elecciones de octubre, en las cuales presumiblemente la oposición se presentará con un solo candidato.

El Gobierno cubano, además de no haberse preparado para esa compleja situación, no ha utilizado en beneficio de la nación el posible mejoramiento de las relaciones con Estados Unidos, aprovechando la disposición del presidente Obama, quien ha dado muestras de querer reducir los niveles de confrontación presentes durante tantos años. Por el contrario, las autoridades de la Isla han optado por crearle dificultades, brindando argumentos a los sectores que en el vecino país tratan de evitar un honorable acercamiento en beneficio de ambos pueblos. En ese sentido sobresale la absurda condena a 15 años de cárcel del contratista Alan Gross.

Con esa actitud las autoridades no favorecen la unidad entre los cubanos residentes en la Isla y nuestra comunidad en el exterior, fundamentalmente en Estados Unidos, que según el Censo de 2010 sobrepasa los 1,8 millones de personas con una excelente ubicación e inserción en la sociedad de ese país, el más tecnológicamente avanzado y acaudalado del planeta, y a solo 90 millas de nuestras costas. Un proceder absurdo que constantemente brinda argumentos a los que cegados por sentimientos irracionales, en ese país se oponen a la normalización de las relaciones y el establecimiento de vínculos de cooperación en términos de igualdad y beneficio mutuo.

En noviembre próximo se efectuarán elecciones en Estados Unidos, y si en ellas venciera el candidato republicano, se perdería la oportunidad de avanzar en el relajamiento de las tensiones y los beneficios que los intercambios aportarían en todas las esferas para nuestro pueblo. Los daños resultantes en gran parte se deberían a la ceguera del Gobierno cubano, obstinado en mantener políticas fracasadas, contrarias a los intereses nacionales.

La Primera Conferencia del Partido Comunista de Cuba se efectuará el 28 de enero, en la cual según el proyecto de documento publicado se mantendrán los dogmas y el no reconocimiento de que ese partido es el responsable del desastre nacional impuesto a todos los cubanos. Lejos de aceptar estas realidades, parece que se ratificará su papel de “vanguardia organizada” y “fuerza dirigente superior” de la sociedad y el estado, de acuerdo al Artículo 5 de la Constitución. Al parecer solo se harán ajustes cosméticos para proseguir el monopolio político de esa organización. Ojalá en ese evento hayan militantes con la voluntad y el coraje necesario para reconocer los errores cometidos y que todos los cubanos tenemos derecho a participar en igualdad de condiciones en la reconstrucción de nuestra patria. El verdadero sector de izquierda dentro del PC podría tener un futuro promisorio en Cuba, pero para ello tendrá que tener el valor de ventilar los enormes errores cometidos, abandonar las concepciones totalitarias y emprender el camino de la pluralidad y la tolerancia hacia una sociedad democrática donde al mismo tiempo coexistan las propiedades públicas y privadas, el mercado y adecuadas políticas de protección social con oportunidades de superación para todos los ciudadanos.

Otro acontecimiento de singular importancia será la visita apostólica del Papa Benedicto XVI el 26 de marzo con motivo del Año Jubilar por el 400 Aniversario del encuentro de la imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre. Como su objetivo es pastoral, indudablemente contribuirá a que fructifiquen en el pueblo los valores espirituales y cívicos deteriorados por la interminable crisis multifacética, en un escenario similar a como influyó el Papa Juan Pablo II en enero de 1998.

Hay que subrayar que a pesar de las condiciones adversas en 2012, se incrementa la conciencia nacional a favor del cambio, con constantes progresos en el corazón y la mente de los cubanos. Esto imposibilita cualquier intento de regreso al pasado reciente. Es un consenso dentro y fuera de Cuba favorable al cambio —presente hasta en los sectores gubernamentales—, a pesar de los esfuerzos de los elementos retardatarios por obstaculizar el avance de las transformaciones, lo cual hará que sigan avanzando no solo en el campo económico, sino también en los aspectos políticos y sociales. Hoy el dilema como nunca antes es: cambio o caos.

© cubaencuentro.com

Dirección URL:
http://www.cubaencuentro.com/cuba/articulos/perspectivas-de-la-economia-cubana-en-2012-ii-final-272673,

Deja un comentario

Archivado bajo Economia