Archivo mensual: abril 2011

CONTRIBUCION A LA SEGURIDAD SOCIAL IMPROCEDENTE E INJUSTA

Oscar Espinosa Chepe, Economista y Periodista Independiente.

Con la ampliación del trabajo individual autorizado por el gobierno cubano mediante de Decretos– Leyes, Decretos, Acuerdos y Resoluciones puestos en vigor en Septiembre y Octubre del 2010, conjuntamente fue decidida la implantación del Decreto-Ley No. 278 “Del régimen especial de seguridad social para los trabajadores por cuenta propia”.

Esta medida legal establece la obligatoriedad de los trabajadores por cuenta propia a contribuir a un régimen especial de Seguridad Social para poder ejercer su trabajo. Para ello la persona en cuestión debe seleccionar una base de contribución, compuesta de 9 escalas que van de 350 hasta 2000 pesos, sobre la cual abonará el 25,0% de su valor mensualmente durante 30 años como mínimo, para recibir una pensión ordinaria por vejez cumplidos los 60 años las mujeres y 65 los hombres, que sería el 60,0% de la base de contribución seleccionada.

El monto de la pensión se determina sobre el promedio de la base de contribución mensual de los últimos 15 años naturales anteriores a la solicitud de la pensión. Si el trabajador contribuyó en ese período bajo otro régimen, se toma ese tiempo y los abonos efectuados, según corresponda.

En tales circunstancias, por ejemplo, si el trabajador escogió y mantuvo sin variar su contribución sobre la base de la escala de 350 pesos, pagó 87.50 pesos mensualmente durante 30 años para poder obtener su jubilación, o sea en este caso hipotético abonó un total de 31 500 pesos para obtener una pensión mensual de 210 pesos, la cual representa hoy 8.40 pesos convertibles (CUC). Esto sin considerar los efectos de la inflación no contemplados en el Decreto-Ley, ya que serán sufragadas las pensiones con una moneda con menor poder de compra a la utilizada para contribuir a la Seguridad Social, por el efecto de la inflación acumulada. Esto en modo alguno es una elucubración sin fundamento. De hecho la pensión media mensual pagada en el 2009 en poder de compra real representó el 34,0% de la pensión media recibida en 1990. En consecuencia resulta necesaria una indexación de los montos de las pensiones a los niveles de la inflación real para evitar que por lo menos no se deprecien, medida a adoptar también en materia salarial y en el pago de los intereses por cuentas de ahorro.

La intención de que cada ciudadano tenga una cobertura financiera para su vejez, la invalidez total temporal o permanente, y en caso de muerte a su familia, así como a las trabajadoras en ocasión de la maternidad, es algo positivo. No obstante, la obligatoriedad de que para desarrollar el trabajo por cuenta propia deba aceptarse el esquema propuesto en el Decreto- Ley No. 279 resulta una imposición arbitraria. En las complicadas condiciones en que surge la iniciativa privada: sin experiencia, falta de capital inicial, ausencia de mercados mayoristas, trabas burocráticas y prohibiciones; así como con una enorme carga impositiva diseñada para impedir el progreso de los negocios, esta contribución a la Seguridad Social obligatoria constituye un obstáculo adicional.

Esto sin entrar a analizar que las normas establecidas para la contribución de los trabajadores por cuenta propia son más severas que las vigentes para los trabajadores que realizan sus funciones en el sector estatal. Ellos solo contribuyen con el 2 al 5,0% de sus salarios, en concordancia con el monto de los mismos, a lo que se suma el aporte de las entidades empleadoras consistente en el 12,0% de los salarios abonados.

La mejor opción para la Seguridad Social de los cuentapropistas es dejar la contribución a la opción de estos trabajadores, por lo menos hasta que esta actividad se consolide. Así se eliminaría ese obstáculo a la iniciativa individual, ahora que comienza con tantas dificultades. En contrapartida podrían crearse programas alternativos de ahorro bancario para el retiro de estas personas, cuyos fondos podrían emplearse en créditos para financiar la construcción de viviendas u otros proyectos, y paralelamente con el cobro de los intereses incrementar el monto de los fondos. Esquemas que aplicados sobre la base de la voluntariedad, a la vez que aseguran el futuro de las personas, también pueden promover beneficios sociales.

Si algunas personas prefirieran la propuesta estatal establecida en el Decreto- Ley No.278, esa sería una libre decisión. Sin embargo, resulta injusto que a los trabajadores por cuenta propia se les ofrezcan condiciones más desfavorables que las otorgadas a las personas empleadas por el estado; además resulta indispensable la adopción de fórmulas para evitar la depreciación del valor de las pensiones a causa de la inflación acumulada, un hecho que afecta a los trabajadores cubanos en su conjunto.

La Habana, Abril 18 de 2011

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

SALIDA DE PROCESION ALREDEDOR IGLESIA SANTA RITA CASIA

FOTO

SANTA RITA DE CASIA DOMINGO DE RAMOS

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

LA RAZON: Un Congreso bajo la frustración; por Óscar ESPINOSA CHEPE

Este articulo fue publciado el 16 de abril en

www.larazon.es

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

DOMINGO DE RAMOS IGLESIA SANTA RITA DE CASIE MIRAMAR LA HABANA

FOTO

Monsenor Jose Felix Perez entrando con procesion alrededor de la Iglesia,
asistio multitud 17 abril 2011.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Un Congreso bajo la frustración; por Óscar ESPINOSA CHEPE

El Congreso sirve para lavar la cara represiva del régimen»

Diccionario Inteligenteenabled.gif
16 Abril 11 – –

En un ambiente de incertidumbre, indiferencia y desinformación se efectúa el demorado VI Congreso del Partido Comunista de Cuba. Acontece en medio de una grave crisis económica, política y social, aniquiladora de los sueños de una Cuba próspera, nacidos con la revolución.

El presidente Raúl Castro reconoció en diciembre que el país bordea el precipicio. Un diagnóstico acertado, pero no acompañado de los cambios requeridos sino de la pretendida actualización de un modelo totalmente fracasado.

Para el Congreso se emitió un proyecto de Lineamientos Económicos con pocos y limitados cambios, impregnados de los tradicionales dogmas contra la propiedad privada y el mercado, e insistencia en la funesta planificación centralizada. Se pretende abordar sólo temas económicos, indudablemente importantes, pero no deberían soslayarse asuntos políticos, sociales culturales, demográficos y otros muy interconectados. La libertad y la democracia, además de derechos del ser humano son factores de impulso al desarrollo económico. Hoy, por ejemplo, no se concibe el progreso sin intercambios de opiniones y acceso a internet, ausentes en Cuba.

Los Lineamientos fueron debatidos en el partido y otros contextos sociales. Según ha trascendido como resultado, se modificó el 65% del texto, pero se desconoce su nuevo contenido y si las propuestas son las necesarias.

Con antelación al congreso se amplió a 178 las categorías del trabajo por cuenta propia, aunque mayoritariamente de escasa incidencia real en la economía. Una medida, además, lastrada con elevadísimos impuestos, sin mercado mayorista para adquirir insumos, con gran burocracia y muchas prohibiciones; todo orientado a impedir el desarrollo de los negocios y cual arbolitos bonsái controlarlos políticamente. Como consecuencia, desde octubre 42.000 cuentapropistas devolvieron las licencias; el proceso de reordenamiento laboral marcha con dificultades, y el despido de medio millón de personas hasta abril ha sido incumplido fundamentalmente por la insuficiente creación de puestos de trabajo en el sector privado.

Los delegados al congreso de la «fuerza dirigente superior de la sociedad y el Estado», según la Constitución, tienen la responsabilidad histórica de trazar líneas adecuadas para enfrentar la muy delicada situación nacional. Se requiere el coraje de rectificar los enormes errores cometidos durante 52 años que sometieron al pueblo a todo tipo de penurias y dolorosas fragmentaciones. Pretender resolverlo con medidas superficiales, cuando los cubanos reclaman cambios profundos, sería incrementar peligrosamente la frustración, lo que podría causar inestabilidad social y mayores sufrimientos a la ciudadanía.

La Habana, 16 de abril de 2011
Óscar ESPINOSA CHEPE
Economista disidente cubano encarcelado y condenado a 20 años de cárcel durante la Primavera Negra de 2003. Liberado por motivos de salud

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Pequeñas y medianas empresas

Publicado en CubaNet el 15 de abril de 2011

LA HABANA, Cuba, abril (www.cubanet.org) – La ampliación a 178 categorías para ejercer el trabajo por cuenta propia en septiembre de 2010, en procura de canalizar el desempleo de 500 mil personas hasta abril, y en total 1,3 millón en tres años, y complementar la economía estatal, ha probado ser un fracaso en los escasos meses desde su aprobación, tanto por no abrirse a actividades y producciones notables, como por los elevados impuestos, la inexistencia de mercado mayorista y las prohibiciones en general.  El VI Congreso del Partido Comunista, basado en las experiencias fallidas, debería despojarse de los dogmas y miedos para liberalizar realmente la capacidad creativa de los cubanos.

Entre las iniciativas que podrían hacer una gran diferencia en la debacle económica con profundas repercusiones socio-políticas,  está el verdadero auge del trabajo por cuenta propia y, sobre todo, admitir el derecho a la propiedad privada y las ganancias correspondientes, que restituyan el valor social del trabajo honesto y el nivel de vida correspondiente, ajenos a los compromisos políticos resultantes en grandes diferencias sociales, la doble moral y la pérdida de valores éticos.

Análisis, recomendaciones e iniciativas de especialistas empleados en instituciones vinculadas al Estado o economistas independientes dentro del país, prestigiosos cubanos asentados en el exterior, gobiernos y organizaciones no gubernamentales, denotan el empeño por contribuir a impulsar la recuperación y fomentar el desarrollo. Si en alguna ocasión las autoridades cubanas han contado con contribuciones para emprender acciones sólidas en provecho del pueblo y la nación, es ahora.  No existe justificación para continuar imponiendo el retroceso y la opción de procurar un futuro en el extranjero.

Entre las propuestas sólidas se encuentra el desarrollo de las pequeñas y medianas empresas (PYMES) -cuyo embrión cubano sería el “cuentapropismo”-, importantes para el crecimiento económico y la creación de empleos en todo el mundo. Para su progreso se requiere fundamentalmente capital inicial, así como entrenamiento e insumos, incluido equipamiento. Aunque el gobierno anunció en marzo la concesión de ciertos créditos, parecen insuficientes para los requerimientos de un vasto empeño.

La iniciativa “Apoyo a la pequeña empresa en Cuba: recomendaciones para líderes del sector privado y público”, lanzada por el Cuba Study Group con sede en Washington DC, el 7 de abril, pretende crear un fondo de 50 millones de dólares con el objetivo de suministrar a ciudadanos cubanos el capital para operar empresas por cuenta propia. No tiene el propósito de ganancia ni está financiado por ningún gobierno. Se trata de un proyecto asentado en  sólidos estudios de necesidades y posibilidades, auspiciado básicamente por cubanos residentes en Estados Unidos con raíces en Cuba.

Dos componentes esenciales para el progreso de esta iniciativa son el alcance de las reformas aprobadas en el VI Congreso del PCC y la continuación de una política proactiva por parte de la Administración de Estados Unidos.

En las declaraciones de la Casa Blanca el 14 de enero se anunciaron cambios con la intención de “ampliar la independencia económica del pueblo cubano”,  plasmados en las medidas del 28 de enero que, entre otras, benefician el autoempleo al ampliar el envío de remesas por cualquier ciudadano estadounidense a personas no miembros de su familia en Cuba, y la creación de una categoría de licencia específica para remesas a personas o entidades no gubernamentales independientes, con el fin de apoyar el desarrollo de empresas privadas.

Independientemente del embargo, el Presidente norteamericano posee aún capacidad discrecional para otras acciones, pero obviamente se requieren actitudes racionales desde La Habana, con prioridad inmediata la liberación del contratista Alan Gross.

Existe gran sensibilidad entre personas, instituciones y gobiernos por contribuir a insertar a los cubanos en las oportunidades que brindan los conocimientos y el desarrollo mundial. La encrucijada está en decidir entre el camino del progreso o el despeñadero.  El sentido común debe vencer para bien de todos.

Miriam Leiva

1 comentario

Archivado bajo Economic

TEXTO: DECLARACION DE MIEMBROS DEL GRUPO DE LOS 75 RESIDENTES EN CUBA

Los Miembros del Grupo de los 75 prisioneros de conciencia residentes en Cuba abajo firmantes denunciamos la desmedida represión aplicada y el encarcelamiento durante varias horas contra Félix Navarro e Iván Hernández Carrillo, así como otros defensores de derechos humanos, el 11 de abril para impedir una reunión pacífica en el hogar de Navarro, en el poblado de Perico, provincia de Matanzas.

Durante el operativo policial realizado por la Seguridad del Estado se aplicaron maltratos físicos a los detenidos y a Sailí Navarro, hija de Félix Navarro. Estos hechos denotan la falta de voluntad del gobierno de Cuba por respetar los derechos humanos y coadyuvar en la búsqueda de una vía de entendimiento y reconciliación que tanto necesita nuestro país. Mediante la fuerza y el cultivo del miedo, las autoridades pretenden ahogar el disgusto y la creciente frustración nacional. Pero los tiempos han cambiado, la sociedad cubana clama por la participación de todos los ciudadanos en la reconstrucción de nuestra nación en un ambiente fraterno y civilizado.

.

Demandamos el cese de la represión, y el respeto a la Declaración Universal de Derechos Humanos y otros instrumentos que reconocen los derechos de todos los ciudadanos a participar pacíficamente en la vida del país.

Marta Beatriz Roque Cabello

Pedro Argüelles Morán

Dr. Oscar Elías Biscet

Margarito Broche Espinosa

Eduardo Díaz Fleitas

Oscar Espinosa Chepe

José Daniel Ferrer García

Diosdado González Marrero

Iván Hernández Carrillo

Librado Linares García

Marcelo López Bañobre

Ángel Moya Acosta

Félix Navarro Rodríguez

Jorge Olivera Castillo

Héctor Palacios Ruíz

Arnaldo Ramos Lauzerique

La Habana, 13 de abril de 2011

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized