Archivo mensual: febrero 2011

FOTO ANEXAMOS ARTICULO CORRESPONSAL FERNANDO GARCIA ES PROF. CARMELO MESA-LAGO

Aclaracion:

Foto anexamos al articulo del corresponsal de La Vanguardia en a Habana es del Prof. Carmelo Mesa-Lago.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

FOTO OSCAR ESPINOSA CHEPE

Foto Oscar Espinosa Chepe

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

ARTICULO CORRESPONSAL FERNANDO GARCIA EN DINERO-LA VANGUARDIA, Barcelona, Espana

Manuales para salvar a Cuba del naufragio (La Vanguardia-Dinero) 13 febrero 2011

Un economista oficial, otro del exilio y uno de la disidencia coinciden en el diagnóstico y discrepan en las recetas para evitar el hundimiento de la isla / Todos asumen que el modelo no sirve, y lo que se discute es si puede actualizarse o hay que desmontarlo / “La experiencia de China y Vietnam puede estar presente al debatir los cambios”, afirma Everleny / El programa mantiene la fracasada economía planificada y restringe la iniciativa privada, dicen Mesa y Espinosa

Fernando García – La Habana Corresponsal

La economía cubana está enferma de gravedad. Hay que operar con urgencia. Se imponen amplios cambios estructurales para evitar un colapso multiorgánico. Ya no hay misterio ni tabú en ello desde que el propio presidente Raúl Castro lo asumió hace casi dos meses con su dramático símil marinero a lo capitán del Titanic. Señoras y señores: O rectificamos el rumbo o nos hundimos, dijo. No en vano el VI congreso que el Partido Comunista celebrará en abril tendrá como único tema de discusión el Proyecto de Lineamientos para “actualizar” de cabo a rabo el modelo económico de la isla, supuestamente sin tocar su corazón socialista.

Tres reconocidos economistas cubanos de posiciones diversas pero en ningún caso radicales han opinado para Dinero sobre las virtudes y carencias del plan; sobre el origen de la zozobra y el modo de salvar la nave. Los tres coinciden en el diagnóstico y discrepan en las recetas, aunque no en todas.
El doctor Omar Everleny es profesor de la Universidad habanera e investigador del Centro de Estudios de la Economía Cubana, institución clave en el diseño de los cambios proyectados y los ya puestos en marcha por el Gobierno de Raúl Castro.

De entrada, Everleny asume “la ineficiencia del modelo implementado” en Cuba, ya desde antes del fin de la URSS y de sus ayudas a la isla. Ese derrumbe trató de paliarse con cambios que ocasionaron nuevos problemas estructurales. Aquí destaca Everleny “los desequilibrios macroeconómicos y la dualidad monetaria”. Y, como efectos o
agravantes, cita la escasez de divisas, la dependencia del exterior (Venezuela), las distorsiones de precios por un tipo de cambio sobrevaluado, la ineficiencia de las entidades públicas y el magro desempeño de la economía real, en especial en la agricultura y la industria azucarera.

Tanto fallo orgánico, con el aditivo de un embargo que limita el oxígeno del paciente, provoca toda clase de dolencias. Constata el doctor cubano una excesiva expansión y presencia en la exportación de los servicios profesionales – básicamente los de salud-,en perjuicio de la industria y la agricultura; la pérdida de dinamismo en la inversión; la baja productividad en la empresa estatal, y un alto consumo energético sin respaldo en los ingresos. Hay una dependencia “extrema” de la importación. El PIB sale mal parado. Y encima la población envejece sin parar.

El Proyecto de Lineamientos prevé en primer lugar que el Estado ceda “actividades que no le sean estratégicas” (a la iniciativa privada) al tiempo que, “en un primer periodo”, recorta sus propias plantillas en 1,3 millones de empleados sobre una población activa de 5 millones. El objetivo es que gran parte de los excedentes se conviertan en cuentapropistas (autónomos),pequeños empresarios, cooperativistas o trabajadores del nuevo sector privado, para lo cual ya se ha autorizado a las flamantes pymes a contratar fuerza laboral: algo que hasta ahora sólo podía hacer el Estado.

Otras recetas ya previstas que Everleny menciona son el ajuste del gasto en sanidad y educación; la reordenación de pagos de la deuda externa; reducción de subsidios y eliminación gradual de la libreta de racionamiento; supresión de las prohibiciones a la compraventa de viviendas y otros bienes y servicios; instauración de un sistema fiscal moderno; descentralización del aparato estatal, y autonomía de las empresas. Todo acompañado de préstamos o microcréditos a los empresarios y de inversión extranjera. Y bajo una filosofía ya enunciada por Raúl Castro pero rompedora: “Igualdad de oportunidades pero no igualitarismo; abrir la mente y romper mitos del pasado”.

A juicio de Everleny, si Cuba desarrolla las fórmulas “en discusión”, se resolverán los problemas de autosuficiencia alimentaria y productividad, y por ende se podrá elevar los salarios; se eliminarán los déficit presupuestarios, aumentarán las exportaciones, se unificarán las dos monedas y se integrará mas la economía.

En esta confianza disienten en principio el catedrático de Economía y Estudios latinoamericanos de la Universidad de Pittsburgh, Carmelo Mesa-Lago, y el economista de la oposición interna y ex preso político Óscar Espinosa Chepe. Ambos ven los Lineamientos “insuficientes” para enderezar el país. Mesa-Lago, uno de los académicos más respetados dentro y fuera de la isla, recuerda que dicho proyecto prima a pesar de todo la planificación central de la economía, que “ha fracasado por medio siglo”. Espinosa está de acuerdo. También destaca Mesa el que las autoridades hayan rechazado los ejemplos de China y Vietnam “pero sin especificar qué modelo seguirá Cuba ni qué papel tendrá el mercado”.
El catedrático en Pittsburgh no cree que el trabajo por cuenta propia pueda absorber los excedentes del funcionariado, que, siguiendo algunas informaciones, él cifra en 1,8 millones a largo plazo. Alega que cuando se autorizaron en los 90 por unos años, el máximo de puestos generados por esa vía ascendió a 169.000: “Insuficiente”. Y tanto él como Espinosa estiman que el aumento “en un 300%” de los tributos impuestos a los autónomos es una barrera para su crecimiento. Estas divergencias con Everleny llegan hasta cierto punto, pues, al margen de su defensa general de los Lineamientos, el profesor de La Habana también se muestra en contra de una “política fiscal
contractiva”; afirma que “la experiencia de China y Vietnam podría estar presente” en el debate del proyecto cubano; considera que “la planificación económica no puede ser al 100%”, y aboga por una ampliación de la lista de actividades autorizadas para el trabajo por cuenta propia, ahora ceñidas a los oficios y el comercio pero que en su opinión cabría extender a profesionales como los arquitectos, ingenieros y abogados. Nada de esto figura, o al menos no claramente, en el texto enviado al congreso del PC. Pero el hecho de que Everleny lo esgrima puede significar que un sector de los llamados a esa cita – y tal vez el mismo Raúl Castro-apuesten por una mayor apertura en esos mismos sentidos.

Mesa-Lago se opone por otro lado a la previsión de eliminar la asistencia social en el caso de personas que cuentan con apoyo de familiares. Propugna la desaparición, y no la “modificación” propuesta, del sistema de comercialización de productos agropecuarios. Y duda de la promesa de autonomía empresarial porque “la
autofinanciación de las empresas ya se propuso en los años 60, 80 y 90, y no se ha llevado a efecto”.

Espinosa critica “el empeño en evitar la concentración de propiedad privada”, lo que a su juicio frenará la creación de riqueza y empleo. Y, a modo de enmienda a la totalidad, afirma que “resulta imposible actualizar un sistema disfuncional aplicado tozudamente durante 52 años”. Hay que cambiar de modelo, concluye.

El campo y la seguridad nacional

Cuba importa el 80% de los alimentos que consume. Su producción es “cuestión de seguridad nacional”, dice Raúl Castro.

También el disidente Espinosa cree que “el cambio debe empezar en el campo”, pero defiende una mayor apropiación privada de la tierra y la venta libre de los productos. El catedrático Mesa-Lago pide una ampliación en las concesiones de los terrenos que el Estado entrega en usufructo, de momento por 10 años. Desde dentro del sistema, Everleny no descarta que el tiempo se amplíe.

Consenso en la inversión extranjera
Cuba necesita más inversión extranjera. En ello coinciden los tres economistas consultados. Porque el país carece de la necesaria capacidad de ahorro y porque la incursión foránea en sectores como el turismo, el níquel, el petróleo y el gas a partir los 90 ha sido un éxito. Tanto el opositor Espinosa Chepe como el catedrático Mesa-Lago apuestan por facilitar las contribuciones de los cubanos en la diáspora en inversiones y transferencia tecnológica: por el bien de la reconstrucción nacional y la reconciliación.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

BELLO TUNEZ-REVOLUCION DE LOS JAZMINES (PARTE I, sigue Egipto y Cuba)

BELLO TUNEZ (I)

En abril de 1988 conocí parte de Túnez, como miembro de una pequeña delegación del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, con la intención de intercambiar opiniones para una próxima reunión ministerial del Movimiento de Países No Alineados. También era ocasión para aproximar relaciones con el gobierno del presidente Zine el Abidine Ben Ali, estrenado unos meses antes.
Yo había comenzado a trabajar en la Dirección MNOAL del MINREX por aquellas fechas de 1987, cuando mi esposo, Oscar Espinosa Chepe, fue sacado abruptamente de su cargo como Consejo Económico en la Embajada en Yugoslavia, y defenestrado del servicio exterior. En Belgrado yo era Attachée Cultural. Sobreviví al “truene”, como se dice en Cuba, quizás por mi dedicación al trabajo, quizás porque el gobierno tenía esperanzas de que abandonara al hombre que expresaba sus opiniones y ponía en peligro mi ascendente carrera diplomática, hasta 1992 cuando me compulsaron a decidir, porque no podía ejercer como subdirectora de Organismos Internacionales y estar casada con un “sujeto
contrarrevolucionario”… Me expulsaron por “pérdida de la confiabilidad política”.

TUNEZ: LA REVOLUCION DE LOS JAZMINES

En el bello Túnez, sobre restos arqueológicos de Cartago, con mansiones de famosos occidentales y lujosos hoteles alquilados enteros por los príncipes y dignatarios del Medio Oriente, no se auguraba en 2010 que los jóvenes moverían al pueblo a expulsar del poder al 23 años presidente Zine el Abidine Ben Alí, su esposa Leila Trabelsi y familia. ¿Cómo imaginar que en olvidados pueblos comenzaría la pacífica “Revolución de los Jazmines”, que irradió Egipto, Argelia, Yemen, Jordania y pudiera extenderse aún más?
El 17 de diciembre Mohamed Bouazuzu se inmoló en Sidi Bouzid; el 24 murieron 2 manifestantes por disparos de la política en las protestas de Menzel Bouzayane, y la violencia se extendió a Kasserine; el 27 los choques en la capital provocaron decenas de muertos y más de mil presos. El presidente aseguró por televisión al día siguiente que no aceptaría más protestas y cínicamente criticó el uso de la violencia en las calles por “una minoría extremista”; en realidad sus esbirros disparaban y torturaban. Pero el 14 de enero huyó a Arabia Saudita.

Miriam Leiva, 16 febrero de 2011

FOTO Miriam Leiva en las ruinas de Cartago, Tunez, abril 1988

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

EGIPTO, SUS PIRAMIDES Y MAS (PARTE II)

EGIPTO, SUS PIRAMIDES Y MÁS (II)

Recorrí El Cairo en abril de 1988 con igual motivo que en Túnez. Nos reunimos con Amro Musa, actual Secretario General de la Liga Árabe y por entonces un altísimo funcionario de la Cancillería, y otros ejecutivos. Por supuesto procuré tiempo para conocer las
impresionantes pirámides, otear el gran museo, y andar por los mercados desiertos durante el día, pero abarrotados al atardecer porque era Ramadam. Como casi todos los visitantes, compré un papiro y la miniatura de Nefertiti para mi cuello. El Nilo me fascinó y desde los puentes colmados de autos nos sumergíamos en la Plaza Tahrir.

EGIPTO DE LOS JOVENES
Los sorprendentes y vertiginosos acontecimientos en Túnez acapararon los medios de prensa internacionales a comienzo de 2011. De Egipto se cubría el atentado a la Iglesia de los Santos de El Cairo el 2 de febrero, que mató a 21 personas e hirió decenas, considerado el peor ataque en años contra la minoría cristiana -copta- en el país, con el agravante de tratarse de una acción de Al Qaeda. Luego llegó el frenesí informativo. El sólido régimen totalitario colapsó en 18 días de impresionantes concentraciones populares. El ejército evitó grandes baños de sangre frente a la represiva policía política de Hosni Mubarak. Nadie previó que la inmolación de un joven y la convocatoria de los “Jóvenes del 6 de abril” a todos los egipcios para el 25 de diciembre, denominado Día de la Ira, para la Plaza Tahrir o Liberación en el corazón del Cairo, desembocaría el 11 de febrero en la dimisión a regañadientes de “El Rais”, dictador de 82 años con 30 en el poder.
Como dijera en su transcurso la Canciller Angela Merkel, se inició una situación similar a 1989 -la caída del muro de Berlín, fin del llamado campo socialista-, y el presidente Barack Obama definiera como el privilegio de estar viviendo un momento histórico en el curso de nuestras propias vidas. En efecto, está en progreso una conmoción en el Medio Oriente que puede ser muy fructífera para sus pueblos, si los mandos militares, ahora poder de facto en Egipto, actúan cívicamente y los distintos actores sociales continúan sin choques confesionales ni extremismos. En los países cercanos aún aguardan duros tiempos de represión a las demostraciones en curso desde el 12 de febrero en Argelia, Yemen, Irán, Libia y Bahrein. Jordania y Arabia Saudita han tomado sus prevenciones. La complicada región corre el peligro de gran inestabilidad y el oportunismo de los grupos terroristas, que seguramente preocupa a la mayoría de los gobiernos del mundo y las organizaciones internacionales.
El sustrato de las demandas sociales son la pobreza, el desempleo, la elevación de los precios de los alimentos, y otros productos y servicios básicos, coincidentes también en otras áreas geográficas, incluida América Latina con sus especificidades. Los actores fundamentales han sido jóvenes, que en casi todo los países oscilan entre 50-70,0% de la población, con niveles escolar y cultural en ascenso, carentes de perspectivas laborales y un futuro digno. El acceso a Internet ha nutrido sus ansias de expresión democrática y progreso, que impiden los dictadores y sus corruptos acólitos. En Túnez y Egipto se coordinaron a través de las redes sociales, por lo que los gobiernos rápidamente cortaron el servicio. La solidaridad hacia los tunecinos llegó de los hackers de Anonymous que inundaron y colapsaron las webs gubernamentales. Para los egipcios, Facebook y Twitter habilitaron teléfonos cuyas llamadas inmediatamente
reproducían. Tuvieron que restituir Internet.
Miriam Leiva

FOTO Miriam Leiva, abril 1988

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

TUNEZ, EGIPTO Y SUS REPERCUCIONES- CUB- PARTEIII

REPERCUCION DE TUNEZ Y EGIPTO EN CUBA (III)

En Cuba la información sobre los acontecimientos ha sido muy manipulada como es usual, pero resultaba difícil. En los últimos años las relaciones con Ben Alí se estrecharon y a Mubarak había entregado la presidencia del Movimiento de Países No Alineados, al concluir su mandato en esta organización priorizada en la política exterior cubana. Casualmente los hechos coincidieron con un distendido reportaje de la conductora Edith Mazola en su popular programa televisivo “23 y M” sobre la capital, visitada en ocasión de jornadas culturales cubanas recientes. Las Mesas Redondas de TV han comentado lo acontecido y culpado al “neoliberalismo”. Pero transmitían las narraciones del corresponsal de Prensa Latina que inevitablemente mencionaba la permanencia en el poder del presidente Mubarak durante 30 años. Delicada alusión en Cuba, con el mismo gobierno 52 años, ahora mutado. Hasta el 14 de febrero el gobierno no había publicado ninguna declaración oficial, pero Fidel Castro emitió una “Reflexión” el 1 de febrero y otra ese día, obviando que sin el apoyo cubano hubiera sido difícil encabezar el MNOAL.

También era una piedra molesta la XIV Convención y Feria Internacional de Informática, comenzada el 7 de febrero con la presencia de Hamadour L. Touré, secretario general de la Unión Internacional de
Telecomunicaciones, quien asistió al acto de recibimiento del cable coaxial tendido desde Venezuela hasta Santiago de Cuba, y que multiplicará por 3 000 el acceso a Internet. Las autoridades han expresado que hasta julio no se concluirá el equipamiento, y entonces la población no tendrá libre acceso debido a algún nuevo pretexto sobre el embargo norteamericano. Coincidentemente circuló en Internet de un video, en que un especialista del Ministerio del Interior intervenía en un curso de entrenamiento para “impedir la acción del enemigo” a través de las tecnologías de la comunicación, efectuado en junio pasado. Estos acontecimientos parecen haber movido al gobierno a levantar las interferencias a los blogs independientes.
Los dirigentes cubanos no deben preocuparse por como aplastar las ideas y su intercambio, sino por como los cubanos podrán expresarlas de manera que las opiniones de todos echen hacia delante el país, que no cesa de destruirse y retroceder, con creciente descontento de la población. No se trata de empujar a reuniones para discutir los Lineamientos para el VI Congreso del Partido Comunista, sino de incorporar los criterios, ampliar la toma de decisiones, y
desbloquear el trabajo y los beneficios de la iniciativa individual. Si bien la sociedad cubana difiere de la del Medio Oriente, existen serios problemas que deberían llevar a las máximas autoridades y las fuerzas armadas a meditar sin el egoísmo de preservar el poder a toda costa, ni escudarse en el enemigo externo, sino con la responsabilidad de coadyuvar a una transición suave y participativa, inevitable por la crisis general, y el próximo fin del ciclo vital de los “dirigentes históricos. Las dinastías hereditarias no tienen cabida ni siquiera en el Egipto del siglo XXI.

La Habana, 16 de febrero de 2011
Miriam Leiva
Periodista independiente

FOTO DE Miriam Leiva, abril 1988

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

FOTO ANGEL MOYA, Y ESPOSA BERTA SOLER, IGLESIA SANTA RITA13/2/11

Foto de Angel Moya prisionero de conciencia de los 75
excarcelado 12 de febrero. Iglesia Santa Rita de Casia,
Miramar, La Habana 13 de febrero.

adjunto

miriam

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

EXCARCELADOS TRES PRISIONEROS DE CONCIENCIA CUBANOS DE LOS 75

Tres prisioneros de conciencia de los 75, fueron excarcelados:

– Eduardo Díaz Fleitas, 11 de febrero (Pinar del Río)

– Angel Moya, 12 de febrero (La Habana)

– Héctor Maseda, 12 de febrero (La Habana)

Quedan en prisión 7 de los 75, que no desean salir hacia España,

y que el gobierno cubano se comprometió a liberar por gestiones

de la Iglesia Católica Cubana, la comunidad internacional, con

acompañamiento de Gobierno de España.

El proceso de excarcelación de los 52,

mantenidos en prisión con injustas penas

de hasta 28 años de cárcel desde marzo de 2003,

se inició en julio de 2010.

El domingo 13 de febrero Moya y Maseda concurrieron a

la misa de la Iglesia de Santa Rita de Casia.

!Enhorabuena! Esperamos que las autoridades cubanas

excarcelen ya a los 7 prisioneros de conciencia y cese

el dolor de estas familias cubanas que en marzo cumplirá 8 años.

Miriam Leiva

Oscar Espinosa Chepe

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

ALEJANDRINA Y DIOSDADO ABANDONAN HUELGA DE HAMBRE

Alejandrina Garcia de la Rva y su esposo Diosdado Gonzalez Marrero, prisionero de conciencia de los 75,
que no desea trasladarse a Espana, y continúa en prisión, abandonaron la huelga de hambre el 8 de enero.
Ella había comenzado la huelga el 28 de enero en reclamo de la liberación de Diosdado, quien se unió a la huelga días depués.
El Obispo de Matanzas visitó a Diosdado. Agradecemos gestiones de la Iglesia Católica Cubana.

Respetamos las decisiones personales, pero no apoyamos recurrir a método pone en peligro vida humana.

Miria/Oscar

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

CHINA 33 ANNOS DESPUES…?Y CUBA QUE?

China 33 años después. Visita de Hu Jingtao a Estados Unidos

Mao Zedong (Tse Tung) al abandonar este mundo en septiembre de 1976 dejó a la banda de los cuatro luchando por preservar la revolución cultural que persiguió al pueblo y devastó China desde mayo de 1966. Pero Deng Xiaoping, otros defenestrados en varias ocasiones, y reformistas comenzaron la “Nueva Gran Marcha” en diciembre de 1978, con las cuatro modernizaciones: agricultura, industria, defensa y ciencia y tecnología. Se iniciaba la “reforma del sistema estructural y los métodos de la gestión económica”, otorgando importancia a la ley del valor, promulgada en la III Sesión Plenaria del Comité Central del Partido Comunista.

Barack Obama recibió a su homólogo Hu Jintao, en enero de 2011 para una visita de estado de 4 días, que incluyó la firma de acuerdos para compras chinas por valor de 45 mil millones de dólares, que podrían contribuir a crear 235 000 puestos de trabajo; una reunión con empresarios de las principales empresas de ambos países; la comparecencia del presidente invitado ante ambas cámaras del Congreso; una cena de estado con 200 ilustres participantes, incluido un concierto de jazz por Herbie Hancock y la ejecución del pianista clásico Lang Lang; una conferencia de prensa, primera con la prensa extranjera de Hu Jintao, que se conozca ; y la acogida en Chicago.

Richard Nixon, presidente republicano, tuvo la visión de iniciar la normalización de las relaciones de Estados Unidos con el gigante asiático, que visitó en marzo de 1972, en el ocaso de Mao y su revolución cultural, y cuando la Guerra Fría estaba aún caliente. En el proceso jugó un papel importante su Secretario de Estado, Henry Kissinger. Deng Xiaoping, al mes de imponer la reforma, y días después del establecimiento de relaciones el 1 de enero de 1979, viajó a Estados Unidos como viceprimer ministro. El presidente Jimmy Carter lo recibió tres veces y le ofreció una cena en la Casa Blanca a la que invitó a Nixon. Para sorpresa de estadounidenses y chinos, Deng usó el sombrero tejano recibido en Houston, donde visitó el centro espacial de la NASA; recorrió las sedes de Boing y Coca-Cola, y habló de la nueva política de las cuatro modernizaciones. Ya entonces planteaba la “relación de socios estratégicos” con Washington y pasados dos años comenzó a decir que “enriquecerse es glorioso”.

32 años después, Barack Obama, presidente demócrata, se propone sentar las bases para los próximos 30 años, cuando China ha logrado el segundo lugar mundial en el Producto Interno Bruto, es el mayor acreedor de la nación norteamericana, sale a “salvar” las economías europeas e invierte desaforadamente en el llamado Tercer Mundo, incluida América Latina.

La gran acogida a Hu Jintao es el reconocimiento del peso actual, y sobre todo de las perspectivas de China más allá de la esfera económica. No obstante, pasará mucho tiempo hasta que logre alcanzar al Gigante del Norte y otros países desarrollados en ciencia, tecnología e invenciones; ramas priorizadas actualmente. Si Margaret Albright alegó 1100 millones de razones para estrechar las relaciones con China, actualmente hay mucho más que 1300 millones. Los objetivos norteamericanos son convincentes: las crecientes posibilidades de negocios para nutrir esas demandas, participar en los planes de desarrollo en el interior del país, realizar nuevas inversiones allí, lograr un comercio más balanceado y la revalorización de la moneda china, así como la necesidad de entendimiento en la arena internacional, entre otros. China, por su parte, requiere reconocimiento a su importancia, el mercado norteamericano para sus exportaciones, y el fin de la crisis económica en Estados Unidos para expandirlo y que no se deprecien los bonos del tesoro y los dólares; necesita tecnología, inversiones, formación de sus cuadros, y muchas cosas más.

Entre las preocupaciones actuales de Estados Unidos, Japón, y otros países asiáticos, incluido Viet Nam, está el reforzamiento militar chino con avanzados aviones, misiles, submarinos y portaviones, así como su expansión económico-comercial en el sudeste de Asia. Las amenazas de una Correa del Norte nuclear descontrolada y las disputas por las islas Senkakus (japonés) Diaoyu (chino), con pequeños choques armados recientes, han reforzado las maniobras navales de Estados Unidos con Japón, Corea del Sur y Viet Nam por separado, e impulsado la nueva estrategia de defensa nipona, que parece incluir la adquisición de submarinos y aviones.

Los derechos humanos fueron durante la visita de Hu Jintao el tema públicamente más álgido. China sigue violándolos en general, desde la ausencia de libertad de expresión y asociación hasta las arbitrariedades en el Tíbet. El mandatario chino pretendió bajarle el tono con: “Hemos hecho enormes progresos en derechos humanos, pero aún queda mucho por hacer”. En realidad, en el famoso comunicado del III Pleno del CC de diciembre de 1978 se auguraba el respeto a los derechos, pero empezaban por desmontar la revolución cultural, el culto a la personalidad, la concentración de poderes, la rectificación de veredictos “erróneos” y la rehabilitación de personas injustamente acusadas, entre ellas Deng Xiaoping. En esta ocasión, el presidente Obama tocó el tema repetidamente.

Hoy, en China hay más de 350 000 millonarios, que pueden ser miembros del Partido Comunista. El nivel de vida de la población se ha elevado considerablemente, pero existen unos 150 millones de paupérrimos y grandes diferencias entre las regiones. El país se abrió a la inversión extranjera, con significativa participación de los chinos de ultramar, incluidos de Taiwan, y los empresarios del continente invierten en todo el mundo, hasta en Estados Unidos. Millones de turistas foráneos llegan y cientos de miles de chinos hacen turismo en el extranjero, incluso en Cuba.

Más de 400 millones de personas tienen Internet, aunque el acceso es censurado. Los cibernautas no pudieron informar que Liu Xiaobo recibió el Premio Nobel en Oslo, Noruega, en diciembre de 2010, porque los sitios Web fueron bloqueados A finales de enero del presente año, la palabra “Egipto” tuvo igual suerte. Indudablemente los dirigentes chinos temen que sus ciudadanos recuerden los sucesos de la Plaza de Tiananmen en 1989 y se contagien con el tsunami de pueblos ahora.

Y en Cuba nos preguntamos si el VI Congreso del Partido Comunista a celebrarse en abril próximo comenzaría un verdadero cambio; si dirigentes reformistas y militares propiciarán el progreso y la libertad democrática. ¿Acaso podrían progresar las relaciones entre Cuba y Estados Unidos? ¿Tendremos Internet en nuestros hogares y no necesitaremos permiso para entrar y salir libremente de nuestro país? Sin copiar a nadie, pero siguiendo el curso avanzado de la humanidad.

La Habana, 8 de febrero de 2011

Miriam Leiva

Periodista Independiente

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized