La Habana en su 491 Aniversario Saluda a Destructor Britanico

Desde 1957 no arribaba un buque de guerra inglés.  Sorprendente y bienvenida forma de descongelar las relaciones oficiales y tender puentes entre nuestros pueblos.

El buque destructor Manchester de la Marina Real del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte atracó en el muelle Sierra Maestra del puerto de La Habana el 15 de noviembre, donde fue recibido por el contraalmirante Carlos Alfonso Duque Ramos, jefe de la Marina de Guerra Revolucionaria, y la Sra. Dianna Melrose, embajadora británica en Cuba.  El comandante de la nave, capitán de fragata Rex Cox los invitó a subir a bordo y, posteriormente, se reunieron en la sede de Relaciones Exteriores de las Fuerzas Armadas Revolucionarias.

El programa de la estancia hasta el 19 de noviembre ha incluido una ofrenda floral a José Martí,  héroe nacional de Cuba, en el Parque Central, y la visita a la Academia Naval Granma, institución docente de nivel superior de las FAR. El día 17 por la tarde el buque pudo ser visitado por la población. El acontecimiento ha sido reportado por los noticieros de la televisión, la radio y los periódicos Granma y Juventud Rebelde.

Precisamente en la noche del 15 de noviembre se iniciaron los festejos por el 491 aniversario de la fundación de la villa San Cristóbal de La Habana, con una actividad cultural en la Plaza de la Catedral, y a media noche Eusebio Leal, historiador de la ciudad, dio las tradicionales tres vueltas y pidió tres deseos a la añeja ceiba en el supuesto lugar fundacional, ¨rito ancestral que se funde en lo más profundo de las raíces de la nacionalidad cubana¨, según expresara.

Largas colas de ciudadanos avanzaron hasta la noche del 16 de noviembre, bordeando el Antiguo Palacio de los Capitanes Generales, hoy museo histórico, y la Plaza de Armas a la vista del Padre de la Patria Carlos Manuel de Céspedes hasta llegar a la verja del Templete, cobijado por la ceiba.  A medida en que la crisis general en Cuba se profundiza, las personas procuran mitigar sus miserias y sufrimientos rogando por milagros, y nutriendo fe que prodigue esperanzas, sosiego, amor y paz.  En la vida real, como se dice popularmente, hace tiempo que no se confía en las promesas políticas, y se rechaza las consignas ideológicas y  la confrontación con los enemigos externos.  Es el despertar, basamento de una nueva sociedad civil que tendrá que reconstruir una Habana destruida por 51 años de totalitarismo y una Cuba carcomida hasta en sus valores morales y cívicos.

En 1762  los habaneros pelearon y murieron heroicamente para impedir que los británicos tomaran la plaza, entonces bajo el colonialismo español. Sin embargo,  ¨los productores criollos habían iniciado el despegue y estaban preparados para la aventura azucarera.  El inglés les desató momentáneamente el yugo de los comerciantes gaditanos, borró la situación extraoficial que acrecentaban los costos de producción y, por último les reintegró añejos privilegios municipales.  Por eso la sacarocracia habanera recordará   siempre el año de dominio inglés como un fúlgido destello de libertad¨, según el profesor Manuel Moreno Fraginals en El Ingenio. En 2010 ha sido un venturoso augurio el arribo en son de amistad del navío de guerra británico, cuando el pueblo abrazaba la ceiba en San Cristóbal de La Habana, capital de todos los cubanos.

La Habana, 17 de noviembre de 2010

Miriam Leiva, periodista independiente

 

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s