Carta al Presidente Mujica de Uruguay

La Habana, 21  de septiembre de 2010

Excmo. Sr. José Mujica

Presidente

República Oriental del Uruguay

Señor Presidente:

Respetuosamente nos dirigimos a Usted para expresarle nuestro agradecimiento por haber recibido a una delegación de exilados cubanos el pasado 7 de septiembre, quienes en un ambiente receptivo le explicaron la difícil situación por la que atraviesa nuestro país, y la necesidad de apoyo y solidaridad latinoamericana para lograr una transición pacifica hacia la democracia.

Con el triunfo popular de 1959 los cubanos albergamos muchos sueños de un futuro próspero y feliz, después de 7 años de tiranía.  Sin embargo, esas esperanzas se frustraron por las ambiciones de hombres que utilizaron el cariño del pueblo para entronizarse en el poder, desvirtuándose un proceso social que con tantos sacrificios fue apoyado por la inmensa mayoría de los cubanos.

Por ello, reconocemos su gesto como un mensaje de solidaridad y reconciliación para todos los cubanos.   ¿Quién mejor que Usted que pasó tantos años de duras persecuciones y cárcel injusta, por querer la libertad de sus compatriotas?  Una persona que al asumir la primera magistratura de su país, envió un llamado de concordia a sus adversarios y de cooperación a todos los uruguayos en bien de la patria, dejando atrás el pasado y poniendo énfasis en el futuro.

Presidente Mujica, hoy Usted se ha convertido en un referente político para los pueblos latinoamericanos, muy en especial para nosotros los cubanos que nos esforzamos actualmente por lograr una patria donde sean respetados los derechos humanos, se avance en democracia, y exista una real justicia social, en un ambiente de reconciliación nacional.

Su gesto, además, representa una lección para los líderes de la región.  Resulta penosa la conducta de varios presidentes que al visitar Cuba fueron insensibles ante el continuado sufrimiento del pueblo y el de los presos de conciencia y políticos pacíficos, encerrados durante muchos años en condiciones infrahumanas  por promover pacíficamente el progreso y bienestar de Cuba.

Aprovechamos esta ocasión, para agradecer también al Vicepresidente Sr. Danilo Astori y al Canciller    Sr. Luis Almagro, por haber recibido también a nuestros compatriotas.  Por iguales razones, deseamos reconocer la actitud democrática de líderes del Partido Nacional y el Partido Colorado.  Esta conducta de la clase política de ese país hermano pone muy en alto la civilidad y el nivel democrático de la sociedad uruguaya.

Estimado Presidente, le deseamos muchos éxitos en su alta responsabilidad, conscientes de que sus realizaciones no sólo beneficiarán a Uruguay, sino también al conjunto de las naciones de América Latina.

Con todo respeto, un abrazo para Usted desde el cálido Caribe, y saludos a su distinguida esposa, la Senadora Topolanski, también una firme luchadora por la democracia, la justicia social y el respeto a los derechos humanos.

Oscar Espinosa Chepe

Prisionero de conciencia de los 75, condenado a 20 años

Con licencia extrapenal por serias enfermedades

Economista y periodista Independiente

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s